Al Qaeda asegura que tratará a los secuestrados «de acuerdo con la ley islámica»

El anuncio figura en una nota de AQMI difundida en foros de grupos islamistas en internet

El grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) ha asegurado este miércoles en un comunicado que los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania se encuentran bien de salud y anuncia que serán tratados "de acuerdo con la ley islámica".

El anuncio figura en una nota de AQMI, difundida en los foros de grupos islamistas en internet y en la que se reafirma la reivindicación hecha en un mensaje de audio reproducido el martes por la cadena qatarí Al Yazira.

Los tres cooperantes españoles, Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez, fueron secuestrados el pasado 29 de noviembre a unos 150 kilómetros de Nuakchot, cuando viajaban en un convoy por la carretera que une esa capital con la ciudad mauritana de Nuadibú.

El comunicado de AQMI, de dos páginas, que lleva fecha del 7 de diciembre y que tiene el sello de Al Andalus, la oficina de información del grupo terrorista, confirma también que tiene en su poder al cooperante francés Pierre Camatte, secuestrado en Mali.

Relata que los "muyahidines" (combatientes radicales islámicos) que perpetraron estas operaciones se encuentran ya en "sus bases de seguridad", en una región no detallada. También anuncian que los secuestrados "están bien de salud y tratados de acuerdo con la ley islámica".

El comunicado vincula la seguridad de los rehenes a la de los captores y "de los hermanos musulmanes", y cierra con los habituales llamamientos a la guerra santa y en favor de la liberación de sus compañeros presos. Aunque de origen argelino, AQMI se ha extendido por todo el Magreb, incluyendo Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos, Túnez y Sahara occidental.

Regreso a casa

Este miércoles, los 38 compañeros de los secuestrados de la ONG Barcelona Acció Solidària han regresado a Barcelona y han pedido "discreción" en las negociaciones del Gobierno para lograr la liberación de los 3 retenidos en Mauritania.

Antoni Camps, portavoz del grupo, ha asegurado que ahora el "gran reto" es estar pendientes de las gestiones que el Gobierno pueda hacer, y después de conocerse que Al Qaeda ha reivindicado el secuestro, lo único que queda es "condenar esta acción y estar al lado de los familiares".

El alcalde de Barcelona, que les ha recibido en el aeropuerto del Prat, ha señalado que "hoy no es un día para celebrar nada" y ha asegurado estar preocupado "por las tres personas que no están entre nosotros" y dedicar todos los esfuerzos necesarios para liberarlas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...