Al menos seis muertos y 20 heridos en combates en Mogadiscio

El portavoz de Hezb Al Islam, Mohamed Osman Arus, se atribuyó el ataque, en el que el Gobierno de Somalia afirmó haber vencido a los insurgentes.

Al menos seis personas murieron y otras 20 resultaron heridas después de que la milicia radical islámica de Hezb Al Islam atacara hoy una de las bases de Mogadiscio de las fuerzas de la Unión Africana (UA), informaron fuentes oficiales.

El portavoz de Hezb Al Islam, Mohamed Osman Arus, se atribuyó el ataque, en el que el Gobierno de Somalia afirmó haber vencido a los insurgentes.

Arus afirmó que Hezb Al Islam atacó a "los invasores africanos" y que creen haber matado a algunos de los soldados del Gobierno cuando éstos les atacaba por la espalda.

Sin embargo, un portavoz militar de las fuerzas del Gobierno, Abdirasak Mohamed Qeylow, declaró que sus efectivos habían vencido a los rebeldes islámicos.

"Los elementos contrarios a la paz atacaron nuestra base, pero les forzamos a retroceder", dijo Qeylow a Efe.

"Comenzaron con sus ataques a las 18.00 hora local (15.00 GMT), cuando todo el mundo está comiendo. Éste es un grupo rebelde muy cruel, y la gente debe luchar contra ellos", añadió.

Fuentes médicas del hospital de Madina informaron hoy de que al menos 20 personas fueron ingresadas en el centro a consecuencia de las heridas sufridas en los enfrentamientos.

"Estamos tratando a 20 personas aquí y todas son civiles inocentes", afirmó el director del hospital de Madina, el doctor Mohamed Yusuf.

"La mayoría de las víctimas tienen heridas de metralla, por lo que exigimos a las partes que participan en el conflicto que dejen de bombardear zonas residenciales", declaró Yusuf.

Testigos presenciales dijeron a Efe que los rebeldes comenzaron la ofensiva después de recibir noticias de que más efectivos ugandeses de la UA serían enviados a la zona del aeropuerto de la capital.

Un residente de ese área que pidió permanecer en el anonimato afirmó que "el ataque sobre unos campamentos cercanos al aeropuerto empezó cuando los aviones que transportaban a los nuevos efectivos comenzaron a aterrizar".

La UA no quiso hacer ningún comentario acerca del despliegue de más tropas ni sobre el posible número de bajas entre sus filas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Somalia, Ali Ahmed Jama, anunció ayer que habían iniciado conversaciones con Hezb Al Islam y que habían convencido a algunos de sus miembros para que se unan al Gobierno.

Sin embargo, el líder de los rebeldes, Sheikh Hassan Dahir Aweys, negó las afirmaciones del ministro y señaló que su agrupación "no está preparada para mantener conversaciones con el Gobierno".

Somalia se enfrenta a una de las peores crisis de su historia después de dos décadas de anarquía en el país. Según han informado varias agencia de la ONU, unos 4 millones de somalíes necesitan ayuda humanitaria urgente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...