Ahmadineyad: «Irán renuncia a las armas de destrucción masiva por mandato del Islam»

El presidente iraní reclama el derecho a desarrollar un programa atómico de acuerdo con el Tratado de No Proliferación nuclear. Ahmadineyad ha insistido en que solo hará un uso civil del desarrollo nuclear.

Ha criticado al grupo 5+1 por no facilitar uranio enriquecido al reactor de Teherán.

Irán asegura que no renunciará al programa nuclear "pacífico" pese a las sanciones.

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha asegurado este domingo que su país no quiere más derechos que los garantizados por el Tratado de No Proliferación nuclear (TNP) para desarrollar su programa atómico, en una reunión con el ex primer ministro japonés Yukio Hatoyama, que realiza una visita de dos días a Teherán.

Ahmadineyad, quien ha defendido que el programa atómico de Irán es exclusivamente civil y pacífico, ha manifestado su deseo de colaborar con Japón para conseguir la paz y la seguridad en el mundo, así como el desarme nuclear, según la agencia oficial iraní, IRNA.

Ha insistido Ahmadineyad en que el mundo se debe ver "libre de armas de destrucción masiva", en concreto de bombas atómicas, al tiempo que recordaba los bombardeos nucleares de Estados Unidos sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en la Segunda Guerra Mundial.

"La cultura islámica considera cualquier daño al ser humano como una injusticia contra toda la comunidad internacional, y la República Islámica de Irán ha renunciado a las armas de destrucción masiva por mandato del Islam", ha recalcado Ahmadineyad.

El gobernante iraní se ha mostrado a favor de la cooperación internacional en su programa nuclear, pero ha criticado al Grupo 5+1, compuesto por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, por no considerar las demandas de la parte iraní en la negociación previa.

Ahmadineyad ha recordado que, por las suspicacias de EEUU y otros países occidentales, el Grupo 5+1 se negó a facilitar uranio enriquecido al 20 por ciento a Irán para su reactor experimental de Teherán, dedicado a la producción de isótopos radiactivos para uso médico, lo que ha llevado a Teherán a desarrollar un amplio programa en ese campo.

Las anteriores reuniones de Irán con el Grupo 5+1, en diciembre de 2010 en Ginebra y en enero de 2011 en Estambul, acabaron en fracaso. Ahora, en las próximas negociaciones, que se espera que se inicien la semana próxima, previsiblemente en Estambul, Ahmadineyad ha afirmado que su país planteará "propuestas prácticas" para conseguir la cooperación con el Grupo 5+1.

Este domingo, en un encuentro previo, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Ali Akbar Salehi, ha reiterado a Hatoyama que Teherán no renunciará a su programa nuclear pacífico, pese a las sanciones que se le puedan imponer.

Desconfianza de EE UU y la UE

Hatoyama visita Irán en vísperas del encuentro previsto entre Irán y el Grupo 5+1 para tratar el programa atómico iraní y, además de con Ahmadineyad y Salehi, se ha entrevistado con el jefe negociador nuclear de Teherán, Said Jalili. "Japón cree que ninguna nación del mundo debería tener armas de destrucción masiva, incluidas las nucleares, y que el uso pacífico de la energía atómica es un derecho de todos los países", dijo Hatoyama.

Tanto Naciones Unidas como EEUU y la UE mantienen sanciones a Irán debido a su programa nuclear, que algunos Gobiernos, con el de Washington a la cabeza, creen que puede tener una vertiente militar destinada a fabricar bombas atómicas.

Teherán lo niega y asegura que su programa nuclear es exclusivamente civil y pacífico y que cumple todos sus compromisos con el TNP, bajo la supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Israel, Estados Unidos y en cierta medida el Reino Unido han amenazado con atacar Irán para frenar su desarrollo nuclear, a lo que Teherán ha contestado que dará una respuesta "aplastante" en caso de agresión.

Algunos países, como Rusia y China, se oponen a nuevas sanciones a Irán y han advertido de que un eventual ataque militar al territorio iraní podría tener unas consecuencias imprevisibles y catastróficas para el mundo, opinión que comparten numerosos gobernantes y expertos, incluso en Israel y EEUU.

Archivos de imagen relacionados

  • iran nuclear
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...