Aguirre nombra asesor en Educación al director del instituto que expulsó a Najwa por llevar «hiyab»

La portavoz del PSOE en la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid critica que se haya «premiado» al responsable de un centro que «perjudicó» el derecho a la educación de la joven

El director del instituto Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Eduardo de Bergia, en el que estudiaba Najwa Malha, la adolescente que fue apartada de las clases por llevar hiyab, ha abandonado el cargo al ser designado asesor técnico educativo de la Dirección General de Educación Secundaria y Formación Profesional, donde se encargará de asesorar en el proyecto de institutos deportivos especializados que tiene previsto poner en marcha la Comunidad de Madrid.

Fuentes de la Consejería de Educación han señalado a Efe que Eduardo de Bergia se incorporará a su nuevo puesto el 1 de septiembre y que reúne las condiciones idóneas para este cargo, ya que es profesor de Educación Física.

La portavoz del PSOE en la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid, Fátima Peinado, ha criticado que la Consejería de Educación ha ya "premiado" al director del IES Camilo José Cela, que "perjudicó" el derecho a la educación de Najwa. Peinado, que ha mostrado su "sorpresa", ha manifestado a Europa Press que "parece que la Consejería de Educación ha querido premiar y recompensar la actitud de un director que ha provocado un conflicto por el uso del pañuelo" islámico y en el que al final ha salido "perjudicada" una alumna, que se ha visto "obligada" a cambiar de centro.

El IES Camilo José Cela fue noticia el pasado mes de abril al no permitir la asistencia a clase de Najwa, de 16 años, por llevar hiyab. El Consejo Escolar del centro decidió mantener el reglamento interno y no modificar el artículo en el que se prohíbe a los alumnos el uso de cualquier elemento que cubra la cabeza. Tras esta decisión, criticada por algunos sectores que entendían que una gorra no es comparable al velo islámico que usa una mujer en el uso de su libertad religiosa, la joven, que no renunció a utilizarlo, se cambió a otro centro del municipio donde sí se permitía su uso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...