Aguirre cree que la objeción a Educación para la Ciudadanía es «una victoria»

La presidenta de Madrid considera que sólo los padres pueden transmitir valores

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, asegura que la sentencia del TSJ Andaluz, que acepta el derecho a ejercer la objeción de conciencia en la asignatura de Educación para la Ciudadanía, es "una victoria" de quienes piensan que solo los padres pueden decidir los valores que desean transmitir a sus hijos.

Aguirre ha expresado la "gran alegría" que le ha causado esta sentencia del Tribunal Superior de Justicia andaluz, que da la razón a quienes piensan que "la Educación para la Ciudadanía invade valores y principios que solamente los padres pueden decir cuáles son los que quieren transmitir a sus hijos".

Elección de los padres 

Ha recordado que en mayo pasado, durante la campaña de las elecciones autonómicas, ya anunció su "idea" de hacer que la Educación para la Ciudadanía fuera optativa en la Comunidad de Madrid, es decir, dejar que los padres elijan si desean que sus hijos cursen esta asignatura o prefieren que "estudien otra cosa" en su lugar.

Ahora, ha continuado Aguirre, esa idea "ha sido completamente autorizada" por el TSJ de Andalucía, "que entiende que pertenece al ámbito de los padres la decisión de los valores y principios que quieren transmitir e inculcar a sus hijos", lo que le ha causado personalmente "una gran alegría".

"De ninguna manera el Gobierno ni el Estado pueden introducirse en lo que son decisiones personales que afectan a la conciencia de cada cual", ha manifestado la presidenta madrileña, para quien "sólo los valores constitucionales pueden transmitirse desde los poderes públicos", mientras que el resto "no pueden de ninguna manera vincularse a los niños nada más que en los Estados totalitarios".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...