Aguirre concede 26.000 metros cuadrados de suelo público a un colegio ultracatólico

Practica la segregación entre niños y niñas y promueve la objeción contra EpC

La Consejería de Educación ha adjudicado 26.000 metros cuadrados de suelo público a la Fundación Educatio Servandas para que ésta construya un colegio concertado y de orientación religiosa en Alcorcón. Esta organización, definida como ultracatólica por varios colectivos, está integrada por religiosos de los Discípulos de los Corazones de Jesús y María. El centro se llamará Juan Pablo II y separará a niños y niñas porque “varón y mujer tenemos modos diversos de vivir una idéntica dignidad”. Por si quedaban dudas de su talante, se trata de un grupo que no sólo anima a objetar contra la asignatura Educación para la Ciudadanía sino que, además, pide su derogación porque “daña de raíz la libertad de los españoles”. Enrique Cascallana, el alcalde socialista de la localidad, ha pedido la reversión de la concesión, acusando a la Comunidad de usar la educación como “arma ideológica”.

La Fundación Educatio Servandas se ha hecho con 26.000 metros de terreno público de Alcorcón gracias a la Consejería de Educación de Madrid. Este organismo ha adjudicado el suelo para que la organización construya el Juan Pablo II -un colegio concertado, de orientación religiosa y que practica la segregación por sexos- en el barrio de Ensanche Sur, donde no hay ningún centro público –ni se prevé que lo haya-. La adjudicación se ha hecho por 75 años y a cambio de un canon anual de 8.000 euros, informa El País.

La Fundación
La Fundación Educatio Servandas está integrada por religiosos de los Discípulos de los Corazones de Jesús y María. El grupo está inscrito en el registro de fundaciones como “una organización sin ánimo de lucro que pretende mantener o recuperar mediante el trabajo educativo con nuestros niños y jóvenes una sociedad basada en los valores del humanismo cristiano”. Muchas voces se refieren a éste colectivo como “ultracatólico”.

Segregación y objeción
El ideario del colectivo, recogido en su página web, apuesta por la educción diferenciada porque “varón y mujer tenemos modos diversos de vivir una idéntica dignidad personal”. Además, la fundación anima a objetar Educación por la Ciudadanía, asignatura respaldada por la ley, porque en su opinión “daña de raíz la libertad de los españoles”.

La educación como “arma ideológica”
Estos dos hechos han provocado indignación en el Ayuntamiento de Alcorcón, que se ha opuesto radicalmente a la creación de un colegio concertado, que practica la segregación y tiene orientación religiosa en suelo público. “La Comunidad de Madrid intenta convertir la educación en un arma ideológica”, ha acusado Enrique Cascallanas, el alcalde socialista de la localidad. El dirigente, que el pasado 3 de octubre denunció ante los juzgados de lo contencioso-administrativo de Madrid la cesión del terreno, ha pedido “cambiar la legislación con el fin de prohibir este tipo de decisiones”.

El barrio seguirá sin colegios públicos
“La parcela no puede destinarse a un colegio privado aunque cuente con concierto educativo sino sólo a equipamientos sociales o servicios públicos”, critica el del Consistorio, pidiendo la reversión del suelo. En la misma línea, la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos –FAPA- Giner de los Ríos ha hecho hincapié en que aún no se prevé ningún centro público en el barrio, aunque el Ayuntamiento ya ha cedido varias parcelas. La Consejería de Educación, por su parte, se justifica argumentando que las familias son libres para “elegir la educación de sus hijos e hijas”.

50 cesiones en 2008
Cabe mencionar que, en lo que va del año, se han producido 50 cesiones de suelo público para la construcción de centros privados concertados, según denuncia José Antonio Marín, de la Ejecutiva de UGT Madrid. A pesar de esto, son los centros de titularidad pública los que concentran el 80% de alumnos, frente al 15% de la escuela concertada.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...