Adjudicados los trabajos de restauración de la iglesia de San Pedro, en Escobedo

 

El Ayuntamiento de Camargo ha adjudicado los trabajos de restauración de la torre del campanario de la iglesia de San Pedro Apóstol, en Escobedo, por un importe de 58.885 euros. Esta obra tiene un plazo máximo de ejecución hasta el 30 de noviembre y cuenta con una subvención de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria de 29.193 euros.

Si bien el resto del templo ha sido objeto de trabajos de mantenimiento, la torre presenta un estado de importante deterioro tanto en su interior como en cubierta y fachadas, lo que afecta negativamente al valor de conjunto de una pieza "singularmente relevante del patrimonio cultural municipal y regional", ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado.

Por ello, ha indicado, su recuperación supone un "importante impulso" a la puesta en valor de este monumento, una de las iglesias más singulares y notables de Camargo.

Está construida de mampostería y sillería de piedra arenisca y caliza y compuesta por un cuerpo de muros de cuatro alturas rematado por una cubierta, realizada mediante una estructura principal metálica sobre la cual se forman los cuatro faldones del tejado. Cada uno de estos faldones está formado por un entramado de madera. La cubierta se corona con una estructura de acero que alberga el reloj y que se encuentra totalmente oxidada y corroída.

En la actualidad, el interior de la torre presenta un estado semirruinoso debido a la masiva incursión de palomas durante prolongado tiempo y a la entrada constante de aguas pluviales que han afectado a la piedra tanto como a las estructuras metálicas y de madera.

Las obras prevén actuar sobre la piedra de los muros, afectada por la aparición de musgo y líquenes que han debilitado especialmente las juntas. Se prestará especial atención a que las actuaciones de saneamiento sobre este material no produzcan contraste estético demasiado acusado con el resto del templo. La pátina existente se va a respetar en todos los puntos que resulte posible y en los que no lo sea, se realizarán los trabajos tratando de que el tono de los materiales a utilizar sea lo más similar a los existentes.

Igualmente se actuará sobre la cubierta donde está previsto instalar sistemas para evitar el acceso de las palomas. Se emplearán materiales nuevos que se alternarán con piezas recuperadas de la propia cubierta a fin de mantener la coherencia estética entre la cubierta de la torre y el resto de la edificación.

Con la puesta en marcha de esta obra, el equipo de Gobierno hace realidad uno de los proyectos más reclamados por el PP cuando estaba en la oposición municipal y reiteradamente reivindicado por la senadora de este partido, Encarnación Salmón.

La iglesia de San Pedro, cuyo origen se remonta al siglo IX, tiene tres naves, ábside rectangular, torre a los pies de planta rectangular y torre a los pies de planta cuadrada. En el interior se conservan tres retablos con imaginería de finales del XVI, con notables esculturas.

Lo más singular de la iglesia lo constituyen las pinturas murales del presbiterio, descubiertas en 1986. En la parte superior del muro de la Epístola se desarrolla la escena del prendimiento de San Pedro, y en los dos niveles inferiores, las alegorías de los Siete Pecados Capitales.

En su exterior fue parcialmente excavada, entre 1992 y 1994, una necrópolis que ha sido restaurada y musealizada in situ.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...