Adiós, Dios del ‘BOE’

A los creyentes peperos más ortodoxos, siempre les queda el latín

En la escuela se va a rezar de nuevo. ¿Y cuándo el Cara al Sol? En verdad tienen mucho por lo que orar:

«Creo en un solo Wert, ministro todopoderoso, creador de la nueva ESO y de la LOMCE. Creo en el gran cristo que armará este señor, que fue concebido por obra y gracia del espíritu Mariano. Nació de Soraya menos virgen, padeció bajo el poder pijo del yoga y pilates. Fue crucificado, parecía muerto y sepultado, descendió a los infiernos mediáticos, pero al tercer día va y resucita de entre los muertos. Subió a los cielos y está sentado a la derecha de Rajoy padre todopoderoso, que procede de Aznar como su hijo. Creo en el PP, uno, fango, catódico y casi todopoderoso. Confieso que hay un solo partido para el perdón de los imputados. Espero la no resurreción de los sumarios y la legislatura eterna. Amén».

A los creyentes peperos más ortodoxos, siempre les queda el latín:

«Bárcenas noster qui ets in Baqueira, santificetur papeles tuum. Adveniat sobres en negro. Fitas lo que mandes con tal de que te calles in caelo et in terra. Panem nostrum sin factura de nobis hodie, y perdona nuestras deudas con la iustitia,mas cómete el marrón tu solito. Amén».

La invocación mariana, siempre tan beatífica:

«Dios te salve Mariano, bendito eres durmiéndote en los laureles y bendito es el fruto de tus recortes ¡Jesús! Santo Mariano padre y señor ruega por nosotros votadores, ahora y en la hora de nuestra encuesta. Amén».

La contricción

Nada más cristiano que el acto de contricción:

«Yo confieso ante el Supremo todopoderoso y ante vosotros militantes, que he pecado mucho de Gürtel, palabra, obra y comisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa. Por tanto ruego a Sáenz de Santamaría, a los ángeles imputados y a vosotros hermanos, que intercedáis por mí ante Ruz nuestro señor. Amén».

La oración debe iniciarse en la más tierna infancia:

«Montorito de mi vida tú eres niño como yo, por eso te quiero tanto que te doy mi declaración. Tómala, tómala, tómala. Tuya es y mía no».

Que nadie se asuste. Lo que sigue es un resumen de lo publicado en el BOE. La asignatura de Religión es:

Fundamental para la maduración de la persona.

Ayuda a ensanchar los espacios de la racionalidad. (sic)

Pone de manifiesto la profunda unidad y armonía de la iniciativa creadora y salvífica de Dios.

-Enseña que el rechazo a Dios tiene como consecuencia en el ser humano la imposibilidad de ser feliz.

Puro integrismo vergonzante y el BOE convertido en burka. Si los dioses existieran, no lo permitirían. Adiós, Dios.


Firma “Religión fuera de la Escuela. Por una Escuela Laica” 


Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...