Acuerdo en el Congreso para el reparto de la casilla social del IRPF

PSOE, ERC, IU-ICV y CiU pactan que las comunidades decidan sobre las subvenciones La territorialización hará que las oenegés catalanas obtengan lo recaudado en Catalunya

Poco a poco, las aguas van volviendo a su cauce. El revuelo que originó tanto entre las oenegés catalanas como en la Generalitat, tres semanas atrás, el anuncio del Ministerio de Educación, Política Social y Deportes de rediseñar el reparto de la casilla social del IRPF ha tenido efecto. Primero, la ministra Mercedes Cabrera dio un paso atrás y declaró que posponía un año la decisión. Ayer, tras ser calificada la rectificación de insuficiente por los afectados, la mayoría de los partidos en el Congreso de los Diputados –PSOE incluido– pactaron que las comunidades participen más en la distribución de las ayudas del 0,7% a las oenegés.

Socialistas, ERC, IU-ICV y CiU acordaron crear un nuevo modelo de reparto en el que las comunidades autónomas tengan "mayor participación" a la hora de gestionar esos fondos. En la práctica esto comporta que, en el caso de Catalunya, será la Conselleria d'Acció Social i Ciutadania la que distribuirá las cantidades que se deriven de la casilla para fines sociales que los ciudadanos tachan en la declaración de la renta. Este pacto en la Cámara baja supondrá que las oenegés catalanas recibirán el equivalente a lo que hayan decidido donar quienes viven en Catalunya. Hasta ahora, eso no era así.

90,7 MILLONES EN SIETE AÑOS
La consellera de Acció Social, Carme Capdevila, celebró el anuncio del acuerdo y lo calificó de "primer paso" para la territorialización. Como Catalunya es la comunidad donde más contribuyentes marcan la casilla del 0,7%, en principio las entidades catalanas serían las más beneficiadas por esa redistribución de las subvenciones. El hecho de que hasta ahora quien repartiese los fondos fuese el ministerio perjudicaba los intereses de las oenegés catalanas. Según cálculos de este departamento, entre 1999 y 2006, estas dejaron de recibir unos 90,7 millones de euros.

En el mismo comunicado, Capdevila consideró que esta nueva distribución debería "culminar" con el traspaso definitivo de la gestión de estos fondos a la Generalitat. También recordó que actualmente Catalunya ya tiene la competencia exclusiva en la mayoría de los programas de subvenciones a familias, drogodependientes, discapacitados…

ÁMBITO DE ACTUACIÓN
La Taula del Tercer Sector, que agrupa a unas 3.000 oenegés catalanas, mostró su rechazo a la iniciativa a mediados de febrero, cuando la ministra Cabrera reveló que a partir de este año únicamente podrían acceder a las subvenciones las entidades cuyo ámbito de actuación fuese español. De lo contrario, deberían asociarse con otras que no solo trabajasen en Catalunya. El acuerdo de ayer en el Congreso también recoge que las asociaciones exclusivamente autonómicas sí puedan optar a esos fondos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...