«Actos como la beatificación no ayudan a cerrar heridas»

Más de un centenar de personas se concentra frente al Palau Arquebisbal para mostrar su rechazo a la ceremonia

«Actos como la beatificación no ayudan en absoluto, sino todo lo contrario, a cerrar heridas». Con esta contundencia se expresó Teresa Fortuny, que ejerció de portavoz de la Coordinadora per la Laïcitat i la Dignitat, la plataforma que este jueves por la tarde congregó a más de un centenar de personas frente al Palau Arquebisbal en una concentración de protesta en contra de las beatificaciones de este domingo.

Un público variopinto, con asistentes de todas las edades y procedencias tan diversas como el movimiento sindical, partidos políticos, estudiantes y ciudadanos anónimos. Todos ellos coinciden, pese a esa heterogeneidad, en que la beatificación de este fin de semana es un acto con trasfondo político que «honra a unas víctimas mientras otras siguen en el olvido sin que sus familias, en muchos casos, puedan siquiera haber recuperado los cuerpos», denunció Fortuny, y añadió:«Víctimas, éstas últimas, de un golpe de estado al que precisamente la Iglesia dio su apoyo». Justamente por esa «distinción que establece entre unas víctimas y otras» opinan los manifestantes que la ceremonia «no ayuda a cerrar heridas».

«Alas autoridades les debería dar vergüenza apoyar este acto», criticó con dureza Teresa Fortuny cuando atendió a los medios de comunicación. Comparecencia durante la cual calificó de «supuestos mártires» a las 522 personas que se convertirán el domingo en beatos. Fortuny destacó además que «hay gente católica practicante que nos da su apoyo en esta protesta». Algo en efecto contrastable echando un vistazo a los asistentes, entre los que se reconocía en efecto a más de un fiel creyente que, aun así, está en contra del acontecimiento de este fin de semana.

Carta al arzobispo

La concentración consistió, fundamentalmente, en la lectura de una breve carta que la Coordinadora ha dirigido al Arzobispo, en la que se le formulan tres peticiones:«Que la Iglesia reconozca la dignidad de todas las víctimas, que admita la ilegitimidad del golpe de estado de 1936, y que pida perdón por su apoyo al régimen durante los casi 40 años de dictadura». Una carta que los líderes de la protesta acompañaron también de un manifiesto que desarrolla su ideario, y también de las 1.731 firmas de personas y 59 adhesiones de entidades que ese manifiesto ha aglutinado «en pocos días». «Aesas firmas y apoyos hay que añadir más de las últimas horas que aún no hemos podido incorporar», matizó Teresa Fortuny al respecto.

Justo tras la lectura de la carta, una representación de los manifestantes, encabezados por la propia Fortuny y en la que figuraban también otros líderes de la protesta como la portavoz de ICVen el Ayuntamiento, Arga Sentís, o el catedrático de Historia Contemporánea de la URV Josep Sánchez Cervelló, accedió al interior del Palau, donde fueron recibidos por el propio arzobispo, Jaume Pujol, a quien pudieron entregar la carta, el manifiesto y las firmas, y a quien expresaron de palabra su postura.

Las acciones de la Coordinadora continuarán en los próximos días. En concreto, el domingo a las 12, a la misma hora de las beatificaciones, acudirán a L’Oliva a homenajear a las «víctimas allí ejecutadas por el franquismo».

acto contra beatificaciones Tarragona 2013

Más de un centenar de personas se concentraron frente al arzobispado de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Archivos de imagen relacionados

  • acto contra beatificaciones Tarragona 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...