Activistas musulmanes cooperan para reparar tumbas judías profanadas en EE UU

Dos cementerios judíos han sido atacados en las últimas dos semanas en Estados Unidos, y varias escuelas y centros de esta comunidad han recibido llamadas con amenazas de bomba. Ante esta situación, dos activistas musulmanes han emprendido una campaña para conseguir 20.000 dólares (18.890 euros) para reparar las tumbas destruidas. Lograron su objetivo en solo tres horas y las donaciones han superado ya los 136.000 dólares (más de 128.400 euros), según ha publicado este lunes el diario The New York Times. Alrededor de un tercio de los donantes no profesan el islam. Personalidades como la presentadora de televisión Ellen DeGeneres o JK Rowling, la autora de Harry Potter, han aportado dinero.

Los musulmanes Linda Sarsour y Tarek El-Messidi iniciaron su campaña de recaudación después de que casi 200 lápidas fueran derribadas en un cementerio judío de San Luis, en el Estado de Misuri, el pasado 20 de febrero. Pero el domingo se repitió la destrucción de alrededor de 100 tumbas judías en Filadelfia, Estado de Pensilvania. El-Messidi ha dicho que, aunque no tienen un cálculo de cuánto costará reparar los cementerios, creen que los casi 140.000 dólares recaudados serán más que suficientes e incluso sobrará dinero, que será destinado a un fondo contra futuros ataques a instituciones judías.

Los activistas han asegurado a The New York Times que para ellos es muy importante mostrar solidaridad contra los ataques de odio religioso. «Espero que nuestra comunidad musulmana, tal como lo hicimos la semana pasada en San Luis, continúe apoyando a nuestros primos judíos para luchar contra este tipo de odio e intolerancia», ha dicho El-Messidi.

Los colegios y centros comunitarios judíos de hasta 11 Estados recibieron este lunes amenazas de bomba, según ha informado la Asociación de Centros Comunitarios Judíos de Norteamérica. Varias de estas instituciones fueron evacuadas o cerraron sus puertas por precaución. El FBI y el Departamento de Justicia investigan los hechos. Se trata de la quinta oleada de amenazas en lo que va de año. En algunos centros, la de este lunes fue la segunda o tercera vez que recibían una llamada amenazante.

El presidente estadounidense, Donald Trump, expresó este lunes su preocupación por los ataques vandálicos y las agresiones antisemitas. «El presidente sigue condenando estas y otras formas de actos antisemitas y de odio en los términos más contundentes», ha declarado el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...