Activistas de la PAH ocupan una sede del Popular en Barcelona disfrazados de curas y monjas

Exigen una solución para un hombre en el paro al que se le concedió una hipoteca multidivisa. La deuda ha pasado de los 390.000 euros iniciales a 590.000 por los intereses

Más de un centenar de activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), muchos de ellos disfrazados de curas, monjas y monaguillos, han ocupado esta mañana la sucursal del Banco Popular situada en el número 128 de la Rambla de Barcelona. Según ha explicado Mercedes Castro, una de las portavoces de la protesta, los activistas piensan permanecer en la oficina "hasta que no se resuelva el caso de José Antonio", un hombre que se quedó en paro, no tiene ningún ingreso y no puede hacer frente al pago de la hipoteca multidivisa que le ofreció el banco para comprar su actual vivienda.

"José Antonio dejó de pagar no porque quisiera, sino porque se separó de su mujer y se quedó sin trabajo. Además, la hipoteca multidivisa que Banco Popular le vendió con desinformación y engaño le está arruinando la vida porque, después de pagar más de 100.000 euros durante 5 años, la hipoteca inicial de 390.000 euros se ha convertido en una hipoteca de 590.000 euros", dijo. Los activistas de la PAH consideran que este caso ha sido "un engaño, estafa y robo", y en su protesta de hoy exhiben pancartas con estos lemas.

Una veintena de los manifestantes se han vestido de sacerdotes, monjas y monaguillos "para denunciar el estrecho vínculo entre el Banco Popular y el Opus Dei, una institución de una Iglesia católica que dice que vela por una sociedad mejor y por el bien del ser humano, y queremos ver si realmente lo que dicen es verdad", añadió Castro para quien "está claro que la hipoteca multidivisa que el banco ofreció a Jose Antonio es un activo tóxico y por eso queremos una solución", ha insistido Castro, mientras los ocupantes coreaban lemas como: "¡No nos vamos sin la dación para José Antonio!".

José Antonio contrató una hipoteca multidivisa para acceder a su actual vivienda, que ahora no puede pagar por falta de ingresos. Según Castro, a pesar de que la PAH mantiene una negociación colectiva abierta con el Banco Popular, éste se niega a tratar el caso de José Antonio porque considera que "no es un perfil de la PAH".

Sin embargo, la plataforma recuerda que las hipotecas multidivisas "han sido reconocidas por diferentes sentencias como un producto tóxico, pero el Banco Popular se niega a negociar con los clientes que contrataron esas hipotecas en Catalunya". La PAH ha anunciado que no abandonarán la sucursal ocupada hasta que el banco anule la hipoteca multidivisa "con la que engañaron a José Antonio y a continuación le acepten la dación en pago".

activistas hipotecas 2013

Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ante la sede del Popular.- EFE

Archivos de imagen relacionados

  • activistas hipotecas 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...