Académicos de la UMSNH critican viaje al vaticano del gobernador de Michoacán

Mario Alberto Cortés Rodríguez, catedrático en la Facultad de Filosofía criticó él hecho, que consideró una forma poco ética de hacer un «uso político de la religión»

Convencidos de que con la acción se violentan principios elementales de laicidad del Estado mexicano, y se excluye a los grupos minoritarios de michoacanos que no profesan la fe católica, académicos de la Universidad Michoacana cuestionaron el actuar del gobernador Fausto Vallejo Figueroa, quien participa hoy públicamente en un ritual de “bendición” de nacimientos navideños en la ciudad del Vaticano.

En entrevista con Cambio de Michoacán,Orlando Aragón Andrade, coordinador de posgrado en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana, consideró que el viaje al Vaticano que realizó una numerosa comitiva de funcionarios de gobierno, buscó justificarse no sólo en la supuesta “promoción turística”, sino por una interpretación forzada de la Constitución, dado que ésta no señala en forma explícita la existencia de un “estado laico”.

Sin embargo, el académico trajo a cuenta la separación histórica entre Iglesia y estado, instituida en el artículo 130º de la Constitución, que refiere la laicidad en las ideas juaristas consagradas en las leyes de Reforma, y habló del retroceso histórico que implicaría la admisión de la Iglesia en los asuntos públicos.

Cabe recordar que Vallejo Figueroa viajó en días pasados a la ciudad papal, para participar hoy 12 de diciembre en el ritual católico de “bendición” de nacimientos navideños, que serían adornados con artículos michoacanos, ello, con la finalidad de proyectar a la entidad en el turismo internacional; y aunque el jefe del Ejecutivo estatal dijo que el viaje,en que se presume una comitiva de unos 100 funcionarios, sería pagado por la Iniciativas Privada, el asunto generó polémica sobre todo entre lo actores políticos de izquierda.

“El gobernador, como cualquier ciudadano mexicano, tiene la libertad de profesar la creencia que prefiera, pero cuando eres un representante popular, no estás representándote tú solo, ni a la mayoría, sino a toda una pluralidad; si bien se niega que se trata de un viaje financiado con el erario público, aunque se asume como un eventopara la promoción turística, resulta contradictorio, si va a tratar asuntos públicos, no debería relacionarlos con ningún culto religioso; como gobernador con su actitud excluye a las minorías que no profesan la fe católica, lo cual no debería ocurrir en un estado laico”, señaló Aragón Andrade, al destacar el impacto puede tener en un votante, la participación de un político en una ceremonia religiosa.

En el mismo tono habló Mario Alberto Cortés Rodríguez, catedrático en la Facultad de Filosofía, quien abundó en el concepto de laicismo y laicidad, visto el primero como más combativo y anticlerical, mientras que el segundo es incluso aceptado por el propio Vaticano, dado que no extirpa la participación en ciertos contextos de los actores de la Iglesia, y aunque por la historia del país, éste se asume laico, ciertamente la constitución no habla explícitamente de un “estado laico”.

Respecto al viaje del gobernador al Vaticano, el académico criticó él hecho, que consideró una forma poco ética de hacer un “uso político de la religión”: “como funcionario público tú no puedes exhibir tus creencias religiosas, y mucho menos subsidiarlas con el erario público, si es que se hizo de esa manera como han presumido algunos medios de comunicación, y aunque no fuese así, como gobernante no puedes actuar en función de un sector, pese a que se trate de un grupo mayoritario; asistir a una ceremonia religiosa como representante de Estado, violenta el laicismo de manera flagrante”, expuso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...