Abusos sexuales en el Colegio Agustinos de Madrid. Declaración del jefe de estudios: «Teníamos que haberlo denunciado»

Juan José de Cossío admite que el centro supo los presuntos abusos hace ocho años

Juan José de Cossío, jefe de estudios del colegio Valdeluz del barrio del Pilar, se derrumbó ante la Policía y reconoció que sabían desde 2006 de los abusos sexuales cometidos en el centro. Ante los agentes confesó el pasado día 13 de febrero que debieron haber actuado en su día y que prefirieron no tomar medidas para no poner en riego al resto de niños del colegio donde estudian 1.700 alumnos y trabajan 135 profesores, 12 de ellos religiosos, según fuentes judiciales.

Su testimonio dejó en evidencia al director, que horas antes lo había negado todo. También conocía los hechos el psicólogo del colegio que amparándose en el secreto profesional explicó que no tenía que contar lo ocurrido a sus superiores.

Tras sus palabras de arrepentimiento y culpabilidad, la Policía detuvo de inmediato a Juan José de Cossío por un presunto delito de omisión del deber de perseguir delitos o promover su persecución; es decir, por no denunciar el caso (artículo 450 del Código Penal). A las pocas horas también era apresado Eustaquio Iglesias, director del colegio, por la misma acusación. Éste, sin embargo, se negó a declarar en esta segunda comparecencia ante la Policía, aunque ya en calidad de imputado.

Dos días antes había sido arrestado Andrés Díez, profesor de música y filosofía del colegio Valdeluz, bajo la acusación de un delito de abusos sexuales, una violación y exhibicionismo. La mayoría de estos abusos los cometía presuntamente en la academia de música anexa al colegio en la que daba clases extraescolares.

En un principio se le imputaron hasta 10 casos pero finalmente el juez le atribuyó siete. Con todo, el goteo de denuncias prosigue y ya son 15 las demandas contra el profesor por supuestos abusos. Algunas de las denuncias no han seguido el curso judicial ya que los supuestos delitos sexuales ya han prescrito al haber ocurrido hace 18 años, cuando Andrés Díez trabajaba en otra academia, el Real Musical de Majadahonda.

Desidia

'Lo sabíamos desde 2006 pero no se adoptó ninguna medida para no poner en riesgo a los demás niños'

Tanto el jefe de estudios como el director del centro, ambos religiosos de la congregación, ya han sido apartados del centro escolar aunque no de la orden.

Una vez detenido el profesor, el Servicio de Atención de la Mujer (SAM), dependiente de la Brigada de Policía Judicial y encargado de este tipo de delitos sexuales, comenzó a interrogar a profesores para averiguar si conocían los supuestos abusos.

El personal docente aseguró desconocerlos y defendió al profesor. Hasta que interrogaron al jefe de estudios, Juan José de Cossío en la mañana del martes 11 de febrero.

No fue necesario casi que los agentes preguntasen. Muy pronto confesó que no habían contado la verdad en el centro escolar y que desde el año 2006 conocían los supuestos abusos sexuales cuando una chica de 17 años delató los hechos en el colegio, la misma joven que acabó siendo atendida en el CIASI (Centro Especializado en Abusos Sexuales a la Infancia), dependiente de la Consejería de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid.

El jefe de estudios reconoció que se abrió una investigación interna sobre este caso, que se archivó. En el centro de la Comunidad de Madrid también se atendió a la joven, que finalmente decidió no denunciar el caso.

Culpable

'Estoy convencido de que debimos haber tomado alguna medida, por eso me siento culpable'

Según el responsable del centro, esa joven pidió, sin embargo, que no volviera a darle clases Andrés Díez.

A tenor de la declaración de Juan José de Cossío, el director manifestó en aquel entonces su «incredulidad por los hechos que contó la joven víctima de los abusos». Lo más llamativo es que el director apuntó que la chica que había denunciado a Andrés era «abierta y jovial», por lo que no habían «tomado ninguna medida» al no darla credibilidad.

«Lo sabíamos desde hace ocho años pero no se adoptó nada para evitarlo ni ninguna medida para no poner en riesgo a los demás niños del centro educativo. No podíamos hacer nada más», declaró el jefe de estudios, según fuentes judiciales.

«Estoy convencido de que teníamos que haber tomado alguna medida en el centro escolar, algo deberíamos de haber hecho, por eso me siento culpable», recalcó. «Creo que nuestra actitud fue algo negligente, seguramente podríamos haber hecho algo más», volvió a insistir De Cossío ante los agentes del Cuerpo Nacional de Policía. «Ahora, pasado el tiempo, me doy cuenta de que deberíamos de haber hecho algo, sabíamos lo que estaba pasando pero siempre pensamos que el asunto se podría arreglar para no perjudicar al resto de niños del colegio», apuntó de forma reiterada De Cossío.

Omisión

«Creo que nuestra actitud fue negligente, seguramente podríamos haber hecho algo más»

Su declaración fue concluyente para la Policía ya que demostró que el caso se había intentado tapar y que en ningún momento se inició un expediente dentro del colegio para investigar el caso. «Es algo que durante mucho tiempo pensé que se tenía que haber hecho», apuntó el hombre.

Dos días después se conoció que un ex director del colegio Valdeluz durante al menos tres años, llamado Juan Carlos de la Hera, fue arrestado también por la Policía, en este caso por compra y posesión pornografía infantil, y actualmente continúa imputado en la causa. La red desarticulada en aquella operación del años 2012 grababa abusos sexuales a menores ucranianos, alemanes y rumanos y después vendía esos vídeos a través de tres páginas web.

El ex director Juan Carlos de la Hera tiene varios familiares que siguen trabajando en el colegio, entre lo que se encuentra una hermana y hasta la semana pasada el propio Juan José De Cossío.

colegio Valdeluz abusos Madrid policía

Archivos de imagen relacionados

  • colegio Valdeluz abusos Madrid policía
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...