A requerimiento de un abogado católico, una jueza anula la primera boda entre lesbianas de Argentina

Los opositores al matrimonio entre personas del mismo sexo no respetan ni a nuestros mayores. Norma Castillo y Ramona “Cachita” Arévalo, dos mujeres que, a sus 67 años, se convirtieron el pasado 9 de abril en la primera pareja de mujeres en contraer matrimonio en Argentina tras tres décadas de convivencia, han recibido orden de la jueza Martha Gómez Alsina de devolver su libro de familia, tras dictar la anulación cautelar de su matrimonio a requerimiento del abogado católico Ernesto Ricardo Lamuedra.

De los cuatro matrimonios entre personas del mismo sexo en Argentina, tres de ellos (los de Alex Freyre-José María DiBello, Damián Bernath-Jorge Salazar y éste de Norma y Ramona) han sido anulados por orden de un juez a instancias de terceras partes, anulaciones que por otra parte son sistemáticamente recurridas por los propios afectados con el apoyo de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT).

Batallas en los tribunales que se sitúan en el marco de una lucha general por conseguir la conquista del derecho a contraer matrimonio para todas las parejas del mismo sexo en ese país. Una lucha que tiene, en estos momentos, dos frentes abiertos: uno, ante el Tribunal Supremo de la nación, que antes o temprano deberá pronunciarse sobre los casos que ya le han sido remitidos (uno de ellos, el de la propia presidenta de la FALGBT, María Rachid, a quien los tribunales han impedido contraer matrimonio con su pareja). Otro, en el propio Congreso argentino, en el cual los proyectos de ley presentados para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo han superado ya la primera barrera en comisión y deberán ser discutidos en breve por el pleno.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...