A los españoles sí les interesa el laicismo, el aborto o la eutanasia

Los ciudadanos apoyan los avances prometidos por Zapatero, pero le suspenden en economía

El diario El País, al cumplirse los primeros 100 días del segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, somete al examen de los ciudadanos su gestión. El nuevo Gobierno socialista suspende en el área de economía, donde nueve de cada diez ciudadanos afirman que la situación actual es de “crisis”. Por lo demás, el sondeo no sólo demuestra que los españoles sí se preocupan por asuntos como el aborto, la eutanasia o la laicidad del Estado, sino que además apoyan los avances prometidos por el Ejecutivo.

El asunto que se lleva la palma es una posible regulación de la eutanasia. Ante la pregunta de que a un enfermo se le otorgase el derecho “a que los médicos le proporcionen algún producto para poner fin a su vida sin dolor”, un abrumador 80% de los españoles se muestra de acuerdo.

Populares a favor de la eutanasia
Esta victoria es significativa entre los votantes de PSOE y PP. Los primeros apoyan casi en la totalidad avances sobre la eutanasia, con un 92%. Por su parte, los simpatizantes de los populares también se muestran favorables, con un 62%. La encuesta desvela el auge que ha tenido esta posible medida, que ha pasado de un 53% en 1988 a un 70% en enero de este año.


Aborto por plazos
Otro asunto en el que parece haber acertado el PSOE es el del aborto, y la posibilidad de aprobar una ley de plazos al respecto. De esta manera, las mujeres podrían abortar en los tres o cuatro primeros meses del embarazo, sin atenerse a los ambiguos “supuestos” actuales que en muchos casos dan lugar a prácticas contradictorias, según critican algunos médicos. En total, un 64% de los españoles se muestra partidario de este avance.

Apoyo de los socialistas
Visto desde una división partidista, la nueva legislación sobre el aborto sigue ganando por mayoría. Por ejemplo, y aunque el PSOE decidiera no incluir la propuesta en su programa electoral, un significativo 80% de votantes socialistas lo aprueban. No así los votantes del PP, que la rechazan en un 55%, aunque uno de cada tres sí que lo vean con buenos ojos. Resulta sorprendente como un asunto tan reivindicado por sectores feministas reciba un apoyo similar entre hombres y mujeres.

Laicismo pero con funerales
Uno de los mayores aciertos de los que podrá presumir Zapatero es el de haberse echado atrás en la abolición de los funerales de Estado, sin dejar de lado su avance hacia el laicismo. Casi uno de cada dos encuestados se muestra favorable a que se mantengan estos ritos, que rechazan el 33% de los españoles. En lo que se refiere a otros progresos laicistas, los españoles lo tienen muy claro. Casi la mitad de los españoles están en contra de la presencia del crucifijo en tomas de posesión. La misma proporción que rechaza la existencia de obispos castrenses o que a actos como las procesiones deban acudir autoridades civiles.

Comités de ética
En este apartado, donde la diferencia es muy radical entre votantes del PSOE y del PP, también se cuestiona la presencia de sacerdotes en los comités de ética de los hospitales, donde se decide qué enfermos terminales recibirán cuidados paliativos. En total, un 54% está “bastante” o “muy” en desacuerdo con este aspecto, frente a un 33% que se muestra a favor.

La inmigración ilegal
La inmigración y la polémica directiva europea sobre esta materia también se han puesto a prueba. Un 67% rechaza la política del Gobierno en este asunto. Un sentimiento que comparte el 50% de los votantes socialistas. Uno de cada dos españoles pide más dureza contra la inmigración ilegal, aunque este pensamiento es mayoritario en los votantes del PP, con un 75% frente al 40% de los del PSOE. En lo que sí está de acuerdo la sociedad es en permitir el voto municipal a los inmigrantes, con un apoyo del 59%.

La polémicia directiva europea
En lo que se refiere a la directiva europea, que amplía el plazo de reclusión de los inmigrantes hasta la friolera de 18 meses, el 55% de la población lo ve “excesivo”, casi sin distinción entre votantes del PSOE y del PP (59% y 50% respectivamente). Sólo un 20% ve el plazo “adecuado”, mientras que un 8% desearía que fuera más tiempo y un 7% rechaza directamente que se pueda recluir a los inmigrantes.

Suspenso en economía
Donde peor lo tiene el Gobierno es en materia económica. Si a Zapatero le costó pronunciar la palabra crisis, no ha sido así entre la población, donde 9 de cada 10 utiliza dicho término para definir la situación actual. Además, dos de cada tres ciudadanos cree que el Ejecutivo no sabe afrontar el problema. Si bien es cierto que está idea alcanza al 92% de los votantes del PP, los socialistas se muestran divididos. Un 37% cree que Zapatero está gestionando bien el problema, frente a un 40% que no lo ve así.

Crisis "larga", pero no en casa
Sin embargo, aunque un 73% ve la crisis como “importante” y un 69% opina que será “larga”, uno de cada dos españoles califica de “buena” o “muy buena” la situación de su economía familiar. Sólo un 24% reconoce estar en un estado opuesto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...