A Iglesia Pentecostal en Indonesia se le revocó el permiso, despues de protesta de musulmanes radicales

El reciente permiso obtenido de una iglesia cristiana en Indonesia de la región de Yogyakarta, ha sido revocado después de las protestas y amenazas de un grupo radical de musulmanes en el área.

La cadena Union Asia News reporta que el permiso de la Iglesia Pentecostal que había sido otorgado en enero fue revocado por el jefe de distrito de Bantul, de apellido Suharsono, a través de una carta oficial publicada el 26 de julio.

Suharsono justificó la medida alegando que el permiso que se había aprobado a principios de año no cumplía con los requerimientos establecidos por el decreto ministerial de 2006, que regula las instituciones religiosas en el país mayormente musulmán.

El decreto es, lo que muchos líderes religiosos llaman, un bloqueo, usado para frenar la construcción o apertura y mantenimiento de cualquier institución religiosa.

Suharsono alegó que «una institución religiosa no puede ser una casa a particular a la vez».

La revocación del permiso llegó justo unos días después de que un grupo de radicales musulmanes protestaran en contra de la presencia de la iglesia en el pueblo, según reportaron los medios de comunicación locales.

Palit Panjaitan, quién está a cargo del grupo Solidaridad a las Víctimas de Violación a la Libertad Religiosa y Creencias, dijo a la agencia de noticias que la revocación del permiso es una indicación de que «el Estado no tiene autoridad ante la presión de los grupos intolerantes».

El Pastor de la Iglesia, Tigor Yunus Sitorus, contó que recomendó a sus feligreses asistir a otras instituciones religiosas. Además, aclaró que prefiere evitar enfrentamientos con las autoridades para no empeorar el clima que ya se percibe.

Según la organización Puertas Abiertas EE UU, los cristianos conforman el 12% de la población de Indonesia, de un total de 266 millones de personas, en su mayoría musulmanes. El país se ubica en el puesto 30 de países peligrosos para los cristianos.

«Aunque la Constitución de Indonesia promueve la libertad religiosa, los grupos extremistas islámicos están tomando cada vez más fuerza para establecer un estado musulmán. Algunas regiones del país ya están bajo la ley Shariah, lo que representa una grave amenaza para los cristianos y las minorías religiosas.»

«Además de la extrema persecución contra los ex musulmanes convertidos al cristianismo, y la discriminación en las escuelas hacia los niños cristianos, Puertas Abiertas denuncia también que es «muy difícil construir nuevas iglesias».

«Aún cuando las instituciones cumplen con los requerimientos, las autoridades locales se niegan a otorgar los permisos», remarca la organización.

Los cristianos enfrentan persecuciones en muchas facetas; como por ejemplo la cárcel, acusados de blasfemar contra el Islam e insultar al profeta Mahoma.

En 2017, el gobernador de Jakarta, quién profesa la fe cristiana, fue encarcelado bajo falsos cargos de blasfemia durante una campaña. La denuncia se dio en medio de su reelección al cargo.

En mayo de 2018, un pastor recibió una condena de cinco años, después de que un taxista lo acusara de blasfemia.

El reporte anual de 2018 del Departamento de Asuntos Internacionales de Libertad Religiosa norteamericano, denunció al gobierno de Indonesia por no intervenir en las provincias y municipalidades «para regular las políticas de control a las minorías religiosas».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...