Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

79 diputados del PP se equivocaron en una votación en el Congreso sobre penalizar el acoso a las mujeres que acuden a abortar

El 90% de los diputados, incluido Alberto Casero, votó a favor de una proposición del PSOE para penalizar estas prácticas.

El error del diputado del PP Alberto Casero en la votación de la reforma laboral en el Congreso, que permitió que saliese aprobada, no fue el único que se dio durante la tarde de ayer. 79 de los 89 representantes del partido en la Cámara Baja se equivocaron en una votación sobre penalizar el acoso frente a las clínicas de interrupción voluntaria del embarazo, una iniciativa promovida por los socialistas y que el PP había rechazado por tener “claro sesgo ideológico”.

La votación se dividía en dos partes. Primero se preguntó a los diputados sobre el dictamen de la proposición de ley, elaborado por la Comisión de Justicia, y después por el conjunto del texto. Al tratarse de una ley orgánica se vota por separado. En la primera ronda, celebrada después de la confusión por el embrollo con el decreto de la reforma laboral, hubo 284 votos a favor, 65 en contra y 0 abstenciones, un consenso amplio y extraño, puesto que para sumar esos números el dictamen necesitaba el apoyo también de casi un centenar diputados que habían anunciado su voto en contra. Tal y como ha informado la Cadena SER, fuentes populares reconocen que se produjo un “error humano” que llevó al 90% de la bancada popular a votar de forma equivocada.

La reconstrucción que hacen de lo ocurrido es que la persona encargada de defender la posición del partido en este dictamen debía indicar con un dedo, dos o tres (sí, no o abstención) el sentido del voto al resto del grupo. Esa diputada se equivocó y provocó que casi todo su grupo votase a favor de la ley entre las caras de extrañeza de sus compañeros. Según cuenta la SER, uno de los representantes que se equivocaron fue Alberto Casero, que votó a distancia también esa ley, por lo que su error no fue consecuencia de la indicación de la diputada en el hemiciclo.

El error no tuvo mayor recorrido puesto que la proposición contaba con suficientes apoyos y un rechazo de los ‘populares’ no habría impedido su aprobación. De hecho, tras percatarse del error, en la segunda votación, la del conjunto del texto, todos los diputados del PP votaron en contra de la ley, que salió aprobada por 204 apoyos (un 59% de los escaños de la cámara), y 144 ‘noes’.

La proposición culminó así su recorrido en la Cámara Baja después de que la mayoría de grupos aprobara en septiembre tramitarla. El texto recoge una reforma del Código Penal para castigar con la cárcel a quienes acosan y hostigan a las mujeres que acuden a estas clínicas a abortar. La diputada del PSOE Laura Berja fue la encargada de defender la ley en la tribuna. La calificó de “historia parlamentaria” y criticó duramente al PP por su rechazo al texto al haber elegido, “una vez más, junto a Vox “el bando incorrecto”.

Los cambios incluyen que no solo se castigará a quienes acosan a las mujeres que acuden a estos centros a abortar sino que también la ley perseguirá el acoso a los sanitarios y directivos de las clínicas y al personal de la sanidad pública que interviene en abortos.

Total
32
Shares
Artículos relacionados
Total
32
Share