50 obispos católicos se niegan a premiar a a Obama

El explícito apoyo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al aborto regulado y a la investigación con células madres le está granjeando poderosos enemigos: además de la pronta “desilusión” manifestada por el Vaticano, ahora casi 50 obispos exigen a la universidad católica de Notre Dame que recule en su iniciativa de premiarle por su aporte a las leyes de la nación.

 Ya son 48 los purpurados que se han opuesto públicamente a la condecoración, en tanto la embajadora de Washington en la Santa Sede, Mary Ann Glendon, ha renunciado a la suya, que le iba a ser concedida el mismo día que al mandatario, es decir, el próximo 17 de mayo. Con todo, el sacerdote John Jenkins, el presidente del centro superior en cuestión, no se ha inmutado: ha decidido premiar a su presidente caiga quien caiga.

Obama se ha enemistado con un obispo cada dos días en el poder. Es el cálculo que podría sacarse tomando como referencia sus 100 días frente al Ejecutivo y los casi 50 purpurados que se rasgan las vestiduras para evitar que una universidad católica le premie.

Aborto y células madre
Se oponen a ello a pesar de que la legislatura del mandatario está siendo un éxito en la opinión pública. La Iglesia no entiende de estas razones: el respaldo del presidente a temas como el aborto o la investigación con células madre –un tema paralizado por su antecesor, George Bush-, le basta para negarle el galardón. El mismo Vaticano ya dejó claro los primeros días del mandato de Obama que estaba “desilusionado” por el apoyo presidencial a estas cuestiones.

Jenkins no recula
El demócrata tiene, sin embargo, al menos un aliado en el clero nacional y en la cúpula de la universidad de Notre Dame. El sacerdote Jenkins, director del centro, se ha empeñado en premiarle, y lo hará el 17 de mayo, por mucho que se le echen encima católicos e, incluso, condecorados fallidos como Mary Ann Glendon, la embajadora estadounidense ante la Santa Sede, que el pasado lunes renunció a su medalla en señal de protestas.

“Principios morales fundamentales”
Glendon, que habría sido premiada junto a Obama, remitió una carta a Jenkins y a la prensa, recordándoles la indicación obispal de 2004 de “no premiar a aquellos que actúan en desacuerdo con los principios morales fundamentales”. Según informa ABC, el mismo día de su renuncia al premio, la organización encargada de recaudar fondos para la universidad reconocía una pérdida de 8,2 millones de dólares.

Rechazo a sus embajadores
El del premio es para Obama, sin embargo, un varapalo mínimo al lado del rechazo del Vaticano a su embajadora. El presidente tropezó con el mismo Papa al proponer a Caroline Kennedy como representante diplomática en la Santa Sede. Según Benedicto XVI, el rechazo lo motiva su defensa del aborto. Con ella, son tres los candidatos de la Administración actual rechazados.

En España también
En el ámbito español, la oposición a las políticas del presidente estadounidense la han enarbolado los medios católicos, que le han acusado de tener “conexiones con el lobby gay” -el caso del grupo Intereconomía y su semanario Alba– y de mantener una “indudable posición antivida” -el caso del semanario del presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela-.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...