Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

25 años de cárcel para un director de escuela hindú acusado de blasfemia

Un estudiante afirma que Notan Lal insultó al profeta Mahoma en 2019. Christian Solidarity Worldwide: “Las leyes son poco específicas y requieren bajos estándares en las pruebas. Deben ser revisadas”.

Un tribunal local condenó al director de una escuela hindú a 25 años de cárcel por blasfemia. Fue acusado en 2019 por un estudiante de la escuela media que asistía a la institución escolar en Ghotki, provincia de Sindh.

Notan Lal fue acusado en virtud de un artículo que regula “comentarios despectivos contra el Santo Profeta”. El director, que según sus acusadores habría insultado a Mahoma durante una clase de urdu, también debe pagar una multa de 50.000 rupias paquistaníes (250 euros).

El padre del acusador había presentado la primera denuncia, lo que provocó reacciones de violencia sectaria en todo el distrito de Ghotki y atacaron y saquearon tiendas, templos y escuelas hindúes.

La organización Christian Solidarity Worldwide (CSW) señaló en un comunicado de prensa que las leyes contra la blasfemia en Pakistán criminalizan a cualquiera que ofenda el sentimiento religioso, estableciendo “la pena de muerte o cadena perpetua” para quien sea declarado culpable de insultar al Islam. “Estas leyes son poco específicas y requieren bajos estándares en las pruebas. Como resultado, se usan contra musulmanes y no musulmanes  para resolver disputas personales”, dice la CSW.

La violencia resultante afecta a todas las comunidades minoritarias. En diciembre de 2021 Priyantha Diyawadana, ciudadano de Sri Lanka identificado posteriormente como budista, fue asesinado por una turba de fanáticos tras ser acusado por los empleados de la fábrica donde trabajaba de quitar carteles con el nombre del profeta Mahoma. Más tarde se supo que Diyawadana había sido acusado para ajustar cuentas privadas.

El presidente fundador de CSW, Mervyn Thomas, dijo que estaba “profundamente preocupado” por la dura sentencia impuesta a Notan Lal. “Él es la última víctima de las injustas leyes contra la blasfemia que rigen en Pakistán. Son totalmente incompatibles con el derecho a la libertad de religión o de creedo -afirmó- y es urgente revisarlas, con miras a su total derogación en el futuro. Exigimos la liberación inmediata e incondicional de Lal y de todos los condenados o detenidos por cargos similares”.

Total
30
Shares
Artículos relacionados
Total
30
Share