La presencia de concejales de Gijón (Asturias) en actos religiosos, a regular por reglamento

IU impulsa una normativa municipal de laicidad que establezca los criterios de relación del Ayuntamiento con entidades de culto

La participación en actos religiosos de miembros de la Corporación, cargos de representación o empleados públicos será a título individual y no en representación del Ayuntamiento. El Ayuntamiento no tendrá patronos religiosos. No se publicitarán actos de culto religioso. No se cederá suelo público para la construcción de edificios de carácter religioso. Se creará la oficina municipal de defensa de la libertad de conciencia.

Estos son algunos de los elementos que se incluyen en el reglamento de laicidad municipal del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid. Un documento que sería la inspiración para Gijón si sale adelante en el Pleno del día 1 la propuesta de Izquierda Unida en favor de elaborar un reglamento similar para que el Ayuntamiento tenga claro “el marco normativo municipal para la promoción de la libertad de conciencia y la inclusión de criterios respecto a la participación de cargos electos y autoridades municipales en actos públicos y la neutralidad en actos religiosos”.

La iniciativa defendida por el portavoz de IU, Aurelio Martín, da un plazo de tres meses al equipo de gobierno para elaborar el reglamento e incorpora mantener al tanto de este acuerdo a la Asociación Asturias Laica, cuyo representante Luis Fernández acompañaba ayer a Martín en la presentación oficial de la iniciativa plenaria. Asturias Laica se ha mostrado siempre crítica, por ejemplo, con la participación en los actos religiosos del día de San Pedro del representante de la Alcaldía. Algo que hicieran tanto la actual regidora como la anterior.

Fernández y Martín coincidían ayer en denunciar que el gobierno gijonés ha “incumplido permanente” los compromisos que se adquirieron en 2016 al incorporar a Gijón a la red de municipios por un estado laico. “Lo que fue una alegría se transformó en una frustración”, recordaba Fernández. Entre los reproches, esa participación de munícipes en actos religiosos o los problemas para que se hicieran públicos los bienes inmuebles de la iglesia católica exentos del pago del IBI.

“Un reglamento de este tipo es un paso necesario y agradecemos que Gijón tome la iniciativa, ya que puede ejercer un efecto cascada sobre otros municipios”, destacó el portavoz de Asturias Laica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...