El Obispado de Jaca no permite abrir Santa María de Iguácel por el contencioso que tiene con el Gobierno de Aragón

El obispado de Jaca y el Gobierno de Aragón tienen abierto un contencioso-administrativo sobre la propiedad de la iglesia de Santa María de Iguácel (Comarca de la Jacetania), ya que al parecer, este último la inscribió a su nombre y la Diócesis señala que es de su propiedad. Como consecuencia, el Obispado no ha autorizado la apertura del templo hasta que se resuelva el tema en los tribunales, por lo tanto, este verano, no se podrá visitar el templo. La Asociación Sancho Ramírez, encargada de abrir la iglesia, ha explicado que tras haber pedido la autorización y al no haberse recibido, “no se ha creído conveniente iniciar el mantenimiento, la apertura y explicaciones de la Iglesia”.

El Gobierno de Aragón ha explicado que es el titular de la finca de la iglesia, y así aparece en el catastro y en el registro de la propiedad. Además, la Comunidad Autónoma paga los impuestos de ese inmueble. Según fuentes de la consejería de Hacienda, no tienen conocimiento del recurso del Obispado, e insistieron en que la institución eclesiástica “carece de documento alguno que acredite la propiedad”. Por su parte, la diócesis confirmó la presentación del contencioso, dado que considera el templo de su propiedad.

El pasado 4 de junio la Asociación envió una carta al Obispado, en los mismos términos que en años anteriores, solicitando autorización para abrir la Iglesia de Iguacel durante los días 9 de julio al 2 de septiembre, y 8 y 9 de septiembre. Esta actividad se ha venido desarrollando con socios voluntarios desde hace 24 años, y la media de visitantes ha sido de unos 4.000 visitantes al año. A fecha de hoy no se ha recibido contestación del obispado, por lo que no se abrirá al público. Esta decisión “ha venido motivada en primer lugar por la falta de autorización escrita del Obispado, y por la conversación mantenida en el mes de mayo con un miembro del Obispado que a dos socios informó verbalmente que no iba a autorizar la apertura de la Iglesia de Iguacel hasta que no se resolviese el contencioso-administrativo que tenían el Obispado y la Diputación General de Aragón sobre la propiedad de la citada Iglesia, ya que las dos instituciones dicen tenerla inscrita a su nombre”, explican desde la Junta Directiva de la Asociación Sancho Ramírez.

Precisamente hace casi un mes, el Gobierno de Aragón anunció que se iban a llevar a cabo obras de restauración durante este verano, para paliar fundamentalmente los problemas de humedades con los que cuenta el templo. Dichas obras no han comenzado aún, pero desde el departamento de Patrimonio se ha apuntado que la intención de realizar los trabajos sigue adelante, aunque no se conoce la fecha de inicio de los mismos.

La Iglesia de Santa María de Iguacel fue declarada Bien de Interés Cultural, categoría de Monumento, mediante Real Decreto de 8 de junio de 1990 del Ministerio de Cultura. El Boletín Oficial de Aragón del día 26 de enero de 2004 publica la Orden del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se completa la declaración originaria de Bien de Interés Cultural de la denominada Ermita de Santa María de Iguacel en Larrosa, término municipal de Jaca.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...