El Gobierno crea una nueva asignatura de valores cívicos y Religión no será computable en la nota

Celáa hablará con los centros concertados que segregan a niños y niñas para que dejen de hacerlo.
Derogación el decreto de recortes en educación para reducir el número de alumnos por aula y reducir la jornada lectiva a 18 horas.
Reformas en la LOMCE: fin de la elección de itinerario a los 13 años y de las prioridades para la concertada.

El Gobierno creará una nueva asignatura de valores cívicos y éticos en la que los alumnos y alumnas analizarán los derechos humanos y las “virtudes cívico democráticas” y será de carácter obligatoria, según ha anunciado este martes la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, que ha añadido, por el contrario, la asignatura de Religión dejará de computar en la nota y no tendrá una “asignatura espejo” para quienes no quieran cursarla.

Celáa ha comparecido este martes ante la comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso, donde ha presentado los principios que guiarán su labor en el Ministerio y ha hecho algunos anuncios de modificación de la Lomce que, ha dicho, debe llevarse a cabo “de manera urgente”. Su objetivo, ha dicho, es “represtigiar” la educación y dotarla de “recursos y medios necesarios” para ello.

Celáa ha apostado por un sistema educativo “para todos y todas” y que “no deje a nadie atrás”. “Construyamos un sistema educativo que sea la joya del sistema del bienestar”, ha propuesto a los diputados.

Entre estas novedades, la ministra ha anunciado la creación de una nueva asignatura para “fomentar los valores comunes de libertad, tolerancia y no discrimación”, en línea con una iniciativa de la UE plasmada en la Declaración de París. “Esperamos que nuestro compromiso con los valores cívicos sea compartido por todas sus señorías”, ha dicho la ministra ante diputados de todos los grupos.

Por otra parte, el Gobierno también planea hacer modificaciones sobre la asignatura de Religión, que dejará de tener efectos en la nota y que ya no estará acompañada por una asignatura alternativa para quienes no quieran cursarla.

Centros concertados

En su intervención ante la comisión parlamentaria, la ministra ha hecho un cerrado alegato a favor de la escuela pública “para ganantizar el derecho a la educación y la cohesión social”. Celáa ha rechazado que la escuela pública sea “subsidiaria” de la privada y la concertada, esta segunda, parte también de la educación pública, pero para la que también ha anunciado cambios.

Por una parte, modificar el artículo de la LOMCE por el que la programacion de la oferta de plazas escolares de concertada se establece por “la demanda social”, que Celáa considera un “eufemismo” que “ha propiciado en algunos casos que la escuela pública sea considerada subsidiaria de la concertada”.

Asimismo, la ministra se ha referuido a “una situación excepcional en algunas escuelas concertadas” que diferencian a niñas y niños por razón de género y que aún así reciben el concierto. Celáa ha admitido que son “muy pocos” estos centros pero ha anunciado que el Gobierno abrirá un diálogo con ellos para “acordar un modelo más igualitario y con mayor valor inclusivo”.

Derogar los recortes en educación

La ministra ha señalado que la Educación ha sido el ámbito más afectado por los recortes económicos y en este sentido ha anunciado a los grupos la intención del Gobierno de derogar el decreto de 2011 que introdujo recortes en este sector y que, entre otros aspectos, elevó el número de alumnos por aula, de horas lectivas para los profesores y estableció un periodo de 10 días antes de la sustitución de profesores de baja.

El objetivo, ha dicho la ministra, será “reducir la elevación de ratios de aula, el incremento de la jornada lectiva docente para restituir las 18 horas semanasles y el plazo de 10 dias para sustitución de bajas de profesores”.

Fin de los itinerarios precoces

Celáa también ha anunciado que el Gobierno derogará los “itinerarios segregadores de la LOMCE” a partir de lo s13 años y que “condicionan las opciones del alumnado según sus rendimientos”. Según la ministra, la “segregación precoz” es causa del fracaso y del abandono escolar y “no lo vamos a permitir”.

Por otra parte, el Gobierno va a impulsar un plan para impulsar la escolarización de 0 a 3 años en colaboración con las comunidades autónomas y que se centrará en las familias con una renta inferior en un 30% de la media, que se coordinará también con el Observatorio contra la Pobreza Infantil recibén creado por el Ejecutivo que depende de Presidencia del Gobierno.

Nuevo modelo de becas

En cuanto a las becas, la intención de Educación es incrementar la inversión, que en España es del 4,3% el gasto en educación frente al 8,6% de la media europea y también aquí ha anunciado cambios, al considerar que el modelo del Gobierno anterior “ha perjudicado a los estudiantes con rentas más bajas“, que ha recibido ayudas con una cuantía un 30% mejor que antes.

Celáa ha informado de que en septiembre se iniciará la revisión del modelo de becas para hacerlo “más justo y más equitativo“, a pesar de lo que ha asegurado que la tramitación de las ayuda que ya está en curso continuarán su procedimiento con normalidad.

Abandono escolar

Reducir el abandono escolar es, según la ministra, el “principal objetivo” de su departamento,  ya que entre los 18 y 24 años hay una “brecha de titulación”, que es un 13% menor que la media europea.

Celáa ha lanzado la advertencia de que “acabada la crisis, se acaba el efecto de retención y refugido en la escuela. Ahora el riesgo es que el mercado de trabajo vuelva a traer a los jóvenes sin formación para empleos no cualificados”, para que no vuelva a ocurrir como en años anteriores.

Para la ministra, elabandono escolar está también vinculado a la “pobreza infantil”, porque el abandono escolar se da en ellos en un 43%, frente a la medida nacional del 13%,  por lo que es uno de los ejes que propone para reducirla, además de “revincular” a los jóvenes con la escuela y fomentar “el gusto de aprender”.

El PP recuerda a Celáa que tiene que cumplir el Concordato en la asignatura de Religión

La portavoz del PP en la comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso, Sandra Moneo, ha recordado este martes a la ministra Isabel Celáa que en lo relativo a la asignatura de Religión, que el Gobierno hará que no compute en la nota, es obligatorio respetar el Concordato con la Santa Sede que regula este aspecto.

En la comisión parlamentaria, donde Celáa ha expuesto sus líneas de actuación en el Ministerio, Moneo ha señalado que el tema de la Religión en las aulas es “recurrente en todas las comparecencias del PSOE”.

“Los grupos podemos decir lo que queramos, pero tendrá que dar respuesta a los tratados internacionales y la Constitución“, ha dicho en relación al acuerdo entre España y el Estado del Vaticano de 1979. “Confío y espero que se ajuste al artículo 27 de la Constitución y a los tratados internacionales”, ha dicho Moneo, que no ha citado el Concordato por su nombre, en alusión a los planes del Gobierno de Pedro Sánchez sobre la asignatura de Religión.

Según ha anunciado Celáa, esta materia no computará en las calificaciones y, dado que será de carácter voluntario, no irá acompañada de una “asignatura espejo” que tengan que cursar los alumnos que no se matriculen en Religión.

La ministra ha contestado que “sabemos que estamos vinculados, no sólo por la Constitución, sino por los tratados internacionales con la Santa Sede de 1979″ que, ha incidido, hace que “obliga” los centros a ofertar Religión pero para los alumnos es “voluntario” cursarla.

En todo caso, Celáa ha apostado por “no hablar de religión, sino de religiones” y por “una relación profesor-alumno donde se pueda saber integrar los terrrenos de conocimiento”.

Pacto de Estado por la Educación

La cuestión relativa a la asignatura de Religión es una de las que ha suscitado en su intervención la portavoz del PP que ha asegurado que su partido está “abierto” a llegar, por fin, a un Pacto de Estado por la Educación, a pesar de que “su tarea no es nada fácil”, ha advertido Moneo a Celáa.

Según le ha dicho, la mano del PP está tendida para un acuerdo pero le ha instado a respetar la Constitución, el derecho a la Educación y la libertad de enseñanza, así como la distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas.

“Tiene una enorme responsabilidad, dar a la educación una visión de Estado o de un estado federal”, ha dicho Moneo, que ha recordado que España “es un Estado autonómico”.

Los cambios, con el PP

También ha instado a la ministra que para cualquier modificación, como las que Celáa ha planteado este martes en la LOMCE, tenga en cuenta al PP como primer partido de la oposición. “La mejor forma no es hacer los cambios sin contar con el PP, que es el partido mayoritario”, ha dicho la portavoz popular. “Nosotros estamos dispuestos a cambiar la LOMCE, si la mayoría decide que había que hacer una ley nueva estamos dispuestos”, ha dicho.

Moneo se ha referido a las competencias autonómicas en una comisión parlamentaria en la que portavoces de otros grupos, catalanes pero también Unidos Podemos, han pedido que se respete la educación en otras lenguas según lo decidan los parlamentos regionales.

El Gobierno de España respeta absolutamente las competencias de las comunidades autónomas en el que estamos trabajado”, ha dicho Celáa, que ha apostado por “respetar su autonomía y su lengua”, aunque también ha señalado que “a veces se sobrepasan”.

Por eso, ha añadido que “tenemos que tener mucho cuidado”, porque “cumplir la legislación significa ser respetuoso con la Constitución y los estatutos de autonomía”.

Alta Inspección

En este sentido, la ministra ha informado de que su departamento “revisará cuáles están siendo los trabajos por comunidades” de la Alta Inspección educativa, que depende del Estado central y que trabaja en relación a la educación, de competencia autonómica.

Celáa ha respondido así a las demandas de información que le ha hecho la diputada de Ciudadanos Marta Martín, que, según ha dicho, ha pedido en reiteradas ocasiones al Ministerio un informe sobre libros de texto en las comunidades autónomas y sobre “su manipulación”.

“Lo he vuelto a pedir la semana pasada y espero que me lo haga llegar porque si no voy a pedir amparo a la presidenta de la Mesa del Congreso“, ha dicho ante una ministra que ha respaldado a la Alta Inspección y a sus profesionales, pero que le ha garantizado que revisará su trabajo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...