La presidenta de Navarra apoya una escuela laica pero no ve oportuno “en este momento” reducir las horas de religión

Señala no obstante que la iniciativa legislativa que han registrado EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra para reducir horas es “adecuada”

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que el Ejecutivo “no considera oportuno en este momento” reducir las horas lectivas de religión en la educación navarra.

Barkos, en respuesta a sendas preguntas de UPN, PSN y PPN en el pleno del Parlamento de Navarra, ha señalado no obstante que la iniciativa legislativa que han registrado EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra para reducir las horas de religión es “adecuada”. “Es adecuado hacer una cosa y hacer la contraria, es una cuestión de voluntad política”, ha indicado, para precisar que el Gobierno no ve “oportuno” en este momento reducir las horas.

La jefa del Ejecutivo ha señalado que, “después de un arduo, profundo y serio análisis de las circunstancias, el Gobierno no ve en absoluto oportuna la aplicación de esta medida, que en nada resuelve el debate fundamental, que es la laicidad de la escuela“.

Uxue Barkos ha señalado que “el 50 por ciento de las familias navarras apuntan a sus hijos a clases de religión y la ley les asiste” y ha destacado también que hay “razones laborales” para no reducir la carga de religión.

Barkos sí ha planteado, refiriéndose a la posición de su formación política, que “la escuela debe ser laica, lo cual no atenta contra la libertad de religión”. “Se trata de analizar el entorno en el que deben desarrollarse estos asuntos. Todas las posiciones son adecuadas, porque la ley que el PP aprobó con mayoría absoluta así lo establece. La LOMCE instala la optativa de religión, pero deja abierta a la decisión política de los gobiernos que pueda darse una hora, dos horas o tres horas”, ha indicado.

Además, la jefa del Ejecutivo ha asegurado que “no existe un acuerdo programático en esta materia” en el cuatripartito, “existe un acuerdo en torno a unos presupuestos”. “No se ha fallado de ninguna manera ni al acuerdo del Gobierno ni a los programas electorales, cuando menos en lo que a mi me compete”, ha señalado, si bien ha reconocido que hay “discrepancias” entre los socios del cuatripartito en esta materia.

UPN: “DEJEN A LAS FAMILIAS ELEGIR” El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que Barkos “no quiere contestar” si Geroa Bai va a rechazar en el Parlamento la iniciativa de EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra y ha criticado que “no ha sido contundente desde el principio”.

Javier Esparza ha pedido que “dejen a las familias elegir”. “No había ningún problema con este tema. ¿Qué alarma social se generaba en los colegios? Estaban funcionando con total normalidad. Pero Barkos, un día diciendo una cosa y otro día diciendo otra, genera expectativas y llega la iniciativa legislativa”, ha señalado.

El portavoz regionalista ha asegurado que UPN “va a seguir defendiendo la libertad”. “Este es un debate ficticio que está en la cabeza de algunos con sus obsesiones, pero no está en la cabeza de la inmensa mayoría de la sociedad navarra, que cree que hay que convivir y respetar. Ya vale de inmiscuirnos en los asuntos de las familias. Ojalá podamos coincidir en ese voto, señora Barkos”, ha dicho.

PSN, POR LA REDUCCIÓN DE HORAS Por parte del PSN, María Chivite ha afirmado que los dos consejeros de Educación que ha tenido el Gobierno esta legislatura “se han dedicado a no decir la verdad y a marear la perdiz para no llevar a cabo lo que tiene acordado el Gobierno en el acuerdo programático y en una iniciativa parlamentaria”.

Chivite ha destacado que Navarra tiene competencias para reducir las horas lectivas en religión, “cosa que ya han hecho Aragón, Asturias, Cantabria o Extremadura”. “Es cuestión de voluntad política y además hay seguridad jurídica para hacerlo, porque el Tribunal Supremo ya ha dicho que esa reducción no es ilegal. Es cuestión de querer. No alcanzo a entender el cambio de posición del Gobierno. No entiendo por qué en 2017 era oportuno y ahora no”, ha señalado.

La portavoz socialista ha defendido “una educación pública, laica, de calidad y con suficientes recursos” y ha señalado que “no es cierto que se pierdan puestos de trabajo por la reducción de religión, porque va a tener que seguir habiendo impartición de docencia, quizá de otras asignaturas”.

PPN DEFIENDE LA “LIBERTAD DE LOS PADRES PARA ESCOGER” La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha señalado que su grupo votará en contra de la reducción de horas de religión porque es partidario de “la libertad de los padres para escoger la educación que quieren para sus hijos”.

Ana Beltrán ha afirmado que “son los padres y no los políticos los responsables de dicha educación”. “Estudiar religión es absolutamente libre, no se obliga a nadie. No creemos en el pensamiento único, en el totalitarismo ni la dictadura que algunos quieren imponer respecto a la educación en religión”, ha señalado.

Ana Beltrán ha afirmado que “el 67 por ciento de las familias navarra eligen educar a sus hijos en religión y ese 67 por ciento merece un respeto”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...