La Comisión Islámica de España pide que los exámenes de Selectividad sean “a primera hora” al coincidir con el Ramadán o salir antes del trabajo

La prueba de acceso a la Universidad o Selectividad tendrá lugar durante la primera quincena de junio de 2018, aunque en distintas fechas dependiendo de la comunidad autónoma, coincidiendo al igual que en los últimos años con el ayuno del mes de Ramadán, que comienza este jueves 17 de mayo y se prolongará hasta la tercera semana de junio, un tiempo en el que los musulmanes no pueden comer ni beber desde el alba hasta la puesta del sol.

El presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, ha pedido una vez más que se adelante el horario de los exámenes y se realicen “a primera hora”, para que los estudiantes musulmanes no tengan que realizar la prueba después de toda una jornada sin ingerir alimentos ni agua.

“Pedimos que los exámenes sean a primera hora y no muy largos, porque la jornada de exámenes de Selectividad es agotadora. Los chicos tienen voluntad de cumplir con el Ramadán y muchos se mantienen firmes a pesar de que tienen licencia”, ha explicado Tatary en declaraciones a Europa Press. Esta licencia consiste en que el estudiante debe comenzar el día ayunando pero puede romper el ayuno cuando se encuentre sin fuerzas. En cualquier caso, Tatary asegura que muchos no lo rompen.

El presidente de la CIE ya hizo esta petición en 2016 y 2017 pero explica que no consiguió que se atendiera su demanda. Por ello, vuelve a hacer este recordatorio. “Nosotros hemos solicitado tanto a administraciones como a empresarios unas buenas prácticas en el uso de sus poderes públicos o privados”, ha apostillado Tatary.

La Comisión Islámica Española (CIE) apela “a la generosidad, buenas prácticas y buen saber hacer de empleadores y administradores públicos y privados, para que en la medida de sus competencias faciliten el cumplimiento del ayuno diario durante este mes, comprendiendo que las ‘horas dejadas de trabajar deberán ser recuperadas’ con ‘previo acuerdo entre las partes'”.

Así lo subraya el presidente de la CIE, Riay Tatary Bakry, ante el arranque del mes del ramadán, celebración para la que agradece “a todo el conjunto de la sociedad española, su comprensión ante la práctica del ayuno de sus convecinos musulmanes, e incluso ayuda y facilidades para su cumplimiento y, especialmente, a las personas en puestos de decisión”.

En este contexto recuerda que la Ley 26/92 permite, entre otras cosas, que los musulmanes soliciten terminar su jornada laboral “una hora antes de la puesta del sol” durante el mes de ayuno, que según calcula Tatary comenzaría el 17 de mayo.

El presidente de la CIE recuerda que el ayuno en ramadán es uno de los cinco pilares del culto en el islam, que se practica durante este mes lunar “desde el crepúsculo astronómico matutino, el alba, hasta la puesta del sol, el ocaso”. “Este ayuno es completo de toda ingesta de alimentos, bebida, inhalación de humos, y abstinencia de relaciones íntimas, durante dicho horario diurno, dedicando con mayor intensidad el tiempo al recuerdo de Dios, la oración, la ayuda al necesitado y la solidaridad humana, y el recogimiento espiritual, rechazando toda provocación o conflicto”, explica.

Para los musulmanes, prosigue Tatary, este mes tiene “una importante significación religiosa,” ya que, según la tradición musulmana, es en el que comenzó la revelación divina del Corán, a través del ángel Gabriel al profeta Mahoma.

En su mensaje, Tatary también felicita a los casi dos millones de musulmanes que hay en España ante el mes sagrado e invita a convecinos y autoridades a que visiten las mezquitas al ocaso solar “para conocer y participar en las veladas y cenas de ramadán, para el mejor y mutuo conocimiento y entendimiento lejos de estereotipos”.

Asimismo, pide a los responsables de las comunidades religiosas islámicas que estas veladas no produzcan molestias a otros vecinos, “respetando el reposo de sus convecinos”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...