La abstención de Ciudadanos permite aprobar una moción ‘light’ contra la exención del IBI Iglesia en el Ayuntamiento de Córdoba

La abstención de Ciudadanos ha permitido que saliera adelante una moción del PSOE que, a su vez, venía a sustituir una más amplia, y más dura, de Ganemos e Izquierda Unida, contra lo que considera como “privilegios” de la Iglesia católica. En el texto de los socialistas, que está compuesto de dos puntos, se pide la realización de un censo de los inmuebles rústicos y urbanos registrados “a nombre de las confesiones religiosas en Córdoba” para “poder así girar el IBI”. El segundo punto pide al Gobierno de España que revise los acuerdos con la Santa Sede, que modifique la Ley de Mecenazgo y Fundaciones, y que presente una ley de libertad de conciencia y religiosa.

A la hora de votar estos puntos, que han contado con el respaldo de PSOE, IU y Ganemos, y el rechazo de PP y UCOR, Ciudadanos se ha abstenido, lo que ha sido fundamental para que saliera adelante, como ha señalado la alcaldesa una vez consumada la votación. Pero esta actitud de la formación naranja venía precedida de otra enmienda presentada por su portavoz que, con matices, giraba sobre la misma cuestión, aunque no se ha llegado ni siquiera a votar. En el texto firmado por el portavoz, David Dorado, se pedía revisar las exenciones del IBI, “con el objetivo de eliminar dicha exención a la Iglesia Católica” y a las demás confesiones “con la excepción de los lugares de culto, dependencias y edificios y locales destinados a la educación y a la formación o a cualquier uso no lucrativo de asistencia social”. También Ciudadanos pretendía pedir “nitidez y transparencia” a las subvenciones que reciba la Iglesia Católica.

En el transcurso del debate, la portavoz de IU, Alba Doblas, se ha intentado arrogar la iniciativa de Ganemos de promover esta moción, con el argumento de que “han sido años de lucha en solitario de IU en todas las instancias para evitar que estas situaciones se dieran, en años en que el bipartidismo buscaba recovecos para dar privilegios a la Iglesia”. Esta concejal ha explicado que hay una “filosofía perversa” que hace que “bajo la careta del bien se escondan otras caretas como la de acumular riqueza o evadir impuestos” con colegios y residencias de mayores que “son para privilegiados”.

Desde el PP, José María Bellido, ha desmontado el argumento de que el Ayuntamiento de Córdoba deja de cobrar 1,2 millones de euros con esta exenciones al informar de que en 2013 la cantidad “no llegaba a 600.000 euros”. Ha mostrado el rechazo de su grupo a la eliminación de estas exenciones porque “hay un fin social, porque hay un ahorro al Estado que puede llegar a los 36.000 millones de euros y porque hay un interés general”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...