Europa Laica presenta su campaña para que en la Declaración de la Renta no se marque ni la casilla de la Iglesia católica, ni la de fines sociales

EUROPA LAICA PRESENTA SU CAMPAÑA ANUAL DEL IRPF PARA QUE NO SE MARQUE NINGUNA DE LAS DOS CASILLAS DE LA DECLARACIÓN DE LA RENTA – IRPF, NI A LA IGLESIA CATÓLICA NI A FINES SOCIALES

Un año más Europa Laica, coincidiendo con el arranque oficial del periodo de Declaración de la Renta,  pone en marcha su campaña cívica y democrática para que NO SE MARQUE NINGUNA DE LAS DOS CASILLAS DEL IRPF NI LA CASILLA DE LA IGLESIA CATÓLICA NI LA DE FINES SOCIALES.

Cívica porque informamos a la ciudadanía de que no es de recibo detraer los recursos públicos procedentes de los impuestos, que son de todos y para todos,  para financiar fines particulares, como son los religiosos, perjudicando los intereses generales. Más aun cuando la Iglesia católica tiene el compromiso de autofinanciarse, claramente incumplido.  Democrática porque marcar la casilla de fines de interés social supone asignar recursos públicos a organizaciones de todo tipo, sin control alguno, cuando, por el contrario, los derechos sociales básicos, exigibles a los poderes públicos por la Constitución, deben formar parte de una política y decisión de los poderes públicos, Gobierno y Parlamento, no pudiendo depender de la arbitrariedad.

Un año más Europa Laica informará por toda la geografía española de estos temas en mesas informativas, repartiendo folletos y realizando charlas divulgativas.

Denunciamos las informaciones falsas e interesadas sobre que la Iglesia católica,  a través del IRPF, también realiza labores caritativas y de asistencia social puesto que la práctica totalidad de lo que recauda por la casilla de la Iglesia se utiliza para pagar los sueldos y seguros sociales de curas y obispos, universidades eclesiásticas, la propaganda episcopal y los gastos generales de su funcionamiento.

En la Declaración del IRPF del ejercicio pasado, el número de contribuyentes que no marcaron ni la casilla de la Iglesia ni la de fines sociales aumentó en 600.000, descendiendo igualmente el número de declaraciones a favor de la Iglesia en los tramos de renta de menor poder adquisitivo. En todo caso, en un clima de grave deterioro económico y social de la última década, con recortes multimillonarios en educación, sanidad y servicios sociales, no es de recibo que  el conjunto de la Corporación católica, amparada en unos Acuerdos preconstitucionales con el Estado, succione por distintas vías del erario público más de 11.600 millones de euros anuales.

Europa Laica considera necesario e inexcusable la derogación de los Acuerdos con la Santa Sede y con otras confesiones religiosas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...