El alcalde de Cuenca emite un bando invitando a la colaboración ciudadana en las celebraciones de Semana Santa

El Ayuntamiento de Cuenca reclama silencio en las procesiones, puesto que “es respeto” y que los comercios que apaguen la iluminación de sus escaparates y rótulos luminosos durante el paso. Antes del desfile procesional, se deben ocupar exclusivamente las aceras y deje libre el espacio destinado a la comitiva procesional

Del 25 de marzo al 1 de abril Cuenca celebra su Semana Santa y recibe a decenas de miles de visitantes, por lo que la Alcaldía hace públicas una serie de disposiciones para que todos vivan estos días en una ciudad “más limpia, segura y respetuosa con sus tradiciones”.

“Debemos ser especialmente cuidadosos con nuestro Casco Antiguo Patrimonio Mundial de la UNESCO, el centro, y el inmenso patrimonio natural que nos rodea para que sean los mejores lugares del mundo para conocer, visitar, disfrutar y vivir. Y en especial, en nuestra Semana Grande”, ha asegurado el bando.

Con este fin, Mariscal ha pedido el “trato respetuoso” hacia las personas y bienes públicos tal y como se recoge en la Ordenanza Municipal para la Proteger los Espacios Públicos y la Convivencia Ciudadana.

“Hago un llamamiento a todos los ciudadanos para que respeten y cumplan las ordenanzas municipales, y que se esmeren en su participación cívica, que colaboren con los servicios de limpieza y colaborando en el debido mantenimiento de nuestras calles para facilitar el trabajo a los servicios de limpieza y recogida de residuos”, continúa el bando.

Se deberá atender las modificaciones y restricciones del tráfico y del transporte público que se realizarán por los cauces habituales mediante nota de prensa y a través de las redes sociales como en Twitter (@aytocuenca, @avisoscuenca) y Facebook (Ayuntamiento de Cuenca).

Se deberá atender toda la señalización en las calles afectadas por los desfiles de las procesiones, donde la Policía Local colocará carteles y vallas en lugares visibles, respetando la prohibición de aparcar o circular, que éstos indiquen. Existen aparcamientos disuasorios, señalizados a la entrada de la ciudad.

Por su seguridad y la de todos los demás, se debe seguir en todo momento las órdenes e indicaciones de las autoridades, agentes de policía, vigilantes de seguridad, hermanos mayores y servicio de orden de las Hermandades y demás personas involucradas en los operativos de organización y adecuado desarrollo de los actos.

Antes del desfile procesional, se deben ocupar exclusivamente las aceras y deje libre el espacio destinado a la comitiva procesional sin invadir la calzada o la zona destinada al tráfico rodado.

Al finalizar los desfiles procesionales, no se deben ocupar los espacios destinados a la salida de los intervinientes, en especial: c/Obispo Valero, c/ San Pedro y escaleras de bajada a c/Severo Catalina. Su ocupación puede generar tumultos y concentraciones peligrosas.

Se debe respetar los dispositivos especiales con control de accesos y vigilancia que se establecerán el Domingo de Ramos (Procesión del Hosanna) y el Viernes Santo (Procesión Camino del Calvario) con influencia, según día y momento, en los entornos: Plaza del Salvador, Iglesia San Felipe Neri, c/ Alfonso VIII, Plaza Mayor, c/ Obispo Valero y c/ san Pedro.

El Ayuntamiento de Cuenca reclama silencio en las procesiones, puesto que “es respeto”; que los ciudadanos se sitúen en la acera y no ocupe, ni invada la zona destinada a los desfiles procesionales; que no interrumpa los desfiles procesionales y en caso de necesidad de cruzar (Plaza de la Hispanidad, Puerta de Valencia,..) se deben utilizar los lugares habilitados, indicándoselo a los responsables de las hermandades, y no se debe atravesar el espacio existente entre las hermandades.

No deben adoptarse ni realizar comportamientos que puedan ser origen de accidentes o desencadenantes de ellos: avalanchas, incendios, situaciones de pánico, entre otros, y no aproximarse a zonas con riesgo de caídas de altura.

No se debe permanecer en zonas con dispositivos especiales y de concentración con carritos de bebe, sillas de ruedas o cualquier otro elemento u objeto que pueda ser causa de caídas, suponer obstáculos o limitar movimientos. El personal de vigilancia podría impedir el acceso de las personas que porten los mismos.

Para evitar lesiones, caídas o cortes está prohibido arrojar envases, botellas, cristales y cualquier tipo de objeto o residuo en la vía pública. Tanto los titulares de locales comerciales como las asociaciones deberán depositar los residuos en los contenedores y abstenerse de arrojarlos en la vía pública.

COMERCIANTES Y HOSTELEROS Se recomienda a los comerciantes y hosteleros que se sitúan por las calles por donde pasan los desfiles procesionales, que apaguen la iluminación de sus escaparates y rótulos luminosos durante el paso. Igualmente, es imprescindible que recojan las mesas y sillas que hayan sido instaladas en la vía pública, y que dejen limpia la totalidad de la superficie de calle o acera ocupada con la suficiente antelación.

Se recuerda que está prohibido: portar cualquier tipo de arma, incluido armas blancas u objetos peligrosos y cortantes, abandonar o arrojar a la vía pública cualquier tipo de basura, residuo, envases y embalajes, al igual que está prohibido depositar envases y embalajes junto a los contenedores y hacer las necesidades fisiológicas en los espacios públicos que son infracciones de carácter leve a muy grave que conllevan multas de hasta 1.500 euros.

Si se observa algún incidente, accidente o situación que pueda generar riesgo, se debe avisar por los canales habituales, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y/o Servicios de Urgencia/Emergencia.

“A través de este Bando pretendo hacer una llamada a la responsabilidad y recordar que los agentes de policía y los inspectores municipales vigilarán y comprobarán el cumplimiento de las normas de forma rigurosa y en caso de infracción, levantarán el correspondiente boletín de denuncia”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...