Carta del vicesecretario del Consejo de Estudiantes Universitarios de España: “Quiero una universidad inclusiva, laica y que promueva la igualdad entre mujeres y hombres”

Queridos padres, madres, amigos, amigas, estudiantes universitarios, futuros estudiantes universitarios y cualquier persona preocupada por la Universidad Pública. Queremos comentarte nuestro deseo.

Somos conscientes que por estas fechas lo que procede es realizar una Carta a los “Reyes Magos” pero sabemos que la capacidad de hacer posible esto que tanto deseamos no la tienen ellos, sino vosotros y vosotras.

Antes de entrar en materia, queríamos poneros en contexto porque han pasado muchos acontecimientos dentro de la Comunidad Universitaria y muchos están ya guardados en el baúl de los recuerdos. Si tenemos que recordar cuál fue el primer momento (dentro de este periodo reciente) en el que la Universidad Pública se ve amenazada, sólo se nos puede venir un Real Decreto, el 14/2012. Gracias a esta normativa, miles de estudiantes se quedaron fuera de la Universidad; situación que se vio agravada y acentuada con el nuevo sistema de becas.

Y este hecho no es defendido únicamente por el estudiantado, sino que organizaciones como la Conferencia de Rectores apoyan esta premisa, quedando referenciado en sus informes sobre la ‘Universidad española en cifras’. Concretamente en el último informe se estima que más de 70.000 estudiantes se quedaron sin beca del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes a pesar de cumplir los requisitos económicos.

Este hecho ha pasado factura a las Universidades españolas, ya que no son pocas las que realizan un esfuerzo destinando una partida presupuestaria de su dotación económica a becas socioeconómicas.

Este tema junto con el RD 43/2015 (comúnmente conocido como el 3+2), los recortes en las dotaciones presupuestarias de las universidades, la escasa y en algunos momentos nula tasa de reposición del profesorado o el famoso ‘Pacto por la Educación’ han generado que nuestra Universidad Pública haya sufrido y se haya visto en la obligación de sobrevivir. Como estudiantes, conocemos esta situación en primera persona. Por lo que planteamos soluciones y reivindicaciones ante estos hechos.

Este año quiero una Universidad Pública bien financiada para que no condicione la gobernanza universitaria. Quiero que el estudiante sea un sujeto activo en la toma de decisiones y que todos los sectores se vean representados de manera proporcional en los órganos de gobierno. Que se fomenten las líneas de investigación tanto en áreas técnicas como en  no técnicas en favor de un beneficio para la sociedad.

Este año quiero una universidad inclusiva, laica y que promueva la igualdad entre mujeres y hombres. Una universidad que muestre su apoyo incondicional a los afectados en los casos de acoso o discriminación por motivo de género, raza, orientación sexual o religión y que fomente estos valores dentro de la comunidad universitaria.

Existen canales donde nuestra voz puede y debe ser escuchada. Nada menos queda recogido en el Real Decreto 1791/2010 por el que se aprueba el Estatuto del Estudiante. Sin embargo parece que este RD no se aplica con la misma seriedad que los anteriormente citados. En dicho texto, se recoge el órgano del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado, el cual debe ser presidido por el Ministro de Educación. Desgraciadamente esto no sucede desde el 2011, algo que sentimos profundamente pues entendemos que si el gobierno no tiene intención de escuchar a sus representados poco éxito pueden tener sus políticas.

Por eso, hoy queremos pedirte a ti que te hagas eco de estas palabras, que colabores en esta reivindicación que también es tuya, porque solo de forma unida se podrá conseguir que la Universidad Pública deje de ser destruida. A ti te pido nuestro deseo para 2018.

Jon Ander Gonzalez Martin, vicesecretario de Ceune

 En representación de los Estudiantes de Ceune

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...