Pese a un fallo de la Corte, suspenden clases por misas en Salta (Argentina)

comunicacion misa escolar Argentina 2017

La Justicia había ordenado que las prácticas católicas se limitaran a la hora de religión.En paralelo al debate sobre la educación laica, chicos no creyentes pierden días de escuela.

En medio del debate por el reclamo de padres que demandan educación laica en las escuelas estatales, directores suspenden clases para llevar a los chicos a misas en la Catedral por el Milagro y, en algunos casos, se pierden días. En 2013, un fallo de la Corte de Justicia de Salta ordenó que las prácticas católicas en los establecimientos públicos se hicieran solo durante la hora de religión.

Gustavo Franceschi, padre de un alumno de la escuela Reyes Católicos, contó que su hijo no tuvo clases ayer porque no comparte la fe católica y la institución había programado que los alumnos participaran de una celebración en la Catedral.

“Siento que se hace a un lado a una minoría, en lugar de buscar una actividad alternativa para los chicos que no iban a ir a misa. Me parece discriminatorio. En todo lo demás es una escuela impecable, pero este tema me hace ruido”, dijo a El Tribuno.

En el mes previo a la procesión del Milagro, que se hace el 15 de septiembre, los fieles acostumbran visitar la Catedral.

Gustavo Franceshi relató que primero recibió una nota en la que le pedían autorización para que su hijo, que está en la secundaria, fuera a la iglesia. Le explicaban que, de no asistir al templo, se quedaría en el aula.

El padre no concedió el permiso, a pedido de su hijo, y después de eso le enviaron un comunicado en el que le pedían que no lo llevara a clase ayer. “La Dirección les comunica a Uds que, en virtud de que todo el personal del establecimiento y el 95 % de los alumnos concurrirán a la misa en la Catedral, el día jueves 10 del Cte. se suspenden las actividades”, decía el texto.

En 2010 un grupo de familias inició un recurso de amparo para que la religión deje de ser una materia en las escuelas primarias del Estado y se suspendan en el sistema educativo estatal las prácticas católicas que generan situaciones discriminatorias para los que no comparten este credo.

En el marco de esta causa, la Corte de Justicia de Salta convalidó en 2013 que se siga enseñando religión pero dispuso que haya propuestas pedagógicas alternativas para los que no quieran participar de esa clase. El fallo también ordenó que las oraciones, bendiciones y otras actividades propias de la fe cristiana se hicieran exclusivamente durante la hora destinada a la enseñanza religiosa.

El Gobierno de Salta y los padres que demandan que se deje de enseñar religión en las escuelas públicas deberán exponer sus posturas el 31 de agosto en la audiencia pública que convocó la Corte Suprema de Justicia para analizar el tema. Las jornadas del 16, 17 y 30 de agosto, en tanto, se destinarán a escuchar la opinión de otros sectores interesados. 

Los padres demandantes apelaron y ahora la Corte Suprema de Justicia de la Nación debe tomar una decisión final sobre la inclusión de la fe como contenido en las aulas públicas.

Gustavo Franceschi aseguró que en la escuela de su hijo rezan al inicio de clases, aunque agregó que “los docentes aclaran que no es obligatorio” e invitan a permanecer en silencio a los que no profesan el catolicismo.

El padre destacó, por otra parte, que la institución es “excelente en lo que se refiere al tratamiento de la educación sexual integral” y que demuestra un gran compromiso en la prevención de la violencia de género. “Yo he ido a escuelas católicas pero mi hijo no quiere y hay que aceptarlo”, acotó.

Mirna Tolaba, referente de la Asociación de Docentes de Religión, explicó que la Catedral envía las invitaciones para las misas previas al Milagro y que asisten los chicos a los que les dieron permiso sus padres, pero que no es una actividad que se haga en la hora de religión sino un programa institucional.

“No hay suspensión de actividades. Si los niños son de otros credos, se quedan con las maestras en la escuela. Hay padres que no autorizan porque no tienen plata o argumentan otras situaciones”, aseguró.

La docente detalló que, para la visita a la Catedral, los niños deben pagar el transporte y un seguro.

“Yo estudiaba en la escuela Urquiza en 1994. Íbamos a la Catedral en la época del Milagro y mis compañeros judíos se tenían que quedar en una biblioteca. Hoy pasa lo mismo”, dijo Fernando Climent, padre de un chico de seis años.

Climent relató que se está organizando con otras familias para promover un cambio de política y manifestó: “Si van a dar educación religiosa, que sea de todos los credos. De lo contrario, que no lo hagan porque es un adoctrinamiento en una nación que se supone que sostiene la educación pública, gratuita y laica”.

“Los chicos no deben salir del aula”

Mirna Tolaba, referente de la Asociación de Docentes de Religión de Salta, consideró que no hay discriminación hacia los alumnos no católicos en las escuelas públicas, como plantean los padres que piden educación laica.

“Cuando tenemos a un chico de otra religión se habla con los padres y se hace una adecuación curricular en la que nosotros tratamos de seleccionar los contenidos para que todos los niños puedan participar de la clase. Además, cada papá de diferente religión nos trae materiales, libros y biblias. Así podemos hacer una planificación”, sostuvo.

Tolaba, profesora en Ciencias Sagradas, aseguró que los chicos que no son católicos o los que no profesan ningún credo “no deben salir del aula” durante la hora de religión. “Se quedan con una maestra tutora y trabajan con alguna materia que tengan que repasar o bien con contenidos de ética”, indicó.

Además, señaló: “El docente de religión no da catequesis, que es una acción eclesial que tiene que ver con las parroquias y los colegios confesionales. Si bien los docentes son nombrados y vienen de la educación católica, eso no significa que haya prácticas religiosas en la clase”.

La educadora también dijo que las oraciones al comienzo de la jornada escolar, actividad que los padres que quieren educación laica consideran discriminatoria, se hacen por decisión de los directores de las escuelas.

“Son actividades institucionales y de eso no se hace cargo el docente de religión. No nos corresponde. En la hora de religión no hay oraciones ni prácticas religiosas”, insistió.
La docente aseguró además que los programas de la materia que se dicta en las aulas se basan en la antropología, la filosofía, la teología o la psicología en relación con los hechos religiosos.

alumnos Salta en la catedral

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese