Obispo Munilla: “El Gobierno interviene demasiado en la educación; la escuela es de las familias”

Munilla cree que hay “excesivo intervencionismo” en la Educación y “falta de respeto” al “protagonismo” de las familias

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha considerado que existe “un excesivo intervencionismo” de los gobiernos en la Educación y, en este sentido, ha afirmado que “la cantidad de leyes contrapuestas” en esta materia, que se han promulgado y derogado a lo largo de los últimos años, “esconde una falta de respeto” al “protagonismo” que deberían tener las familias en la escuela. Asimismo, ha denunciado que existe “de facto una imposibilidad de elección libre” de la asignatura de Religión.

Munilla ha ofrecido una conferencia sobre Educación en el Forum Europa-Tribuna Euskadi en Bilbao, presentado por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, en la que ha defendido la importancia de abordar este tema porque “ir a la Educación, es ir a la raíz de los problemas”. “Ahí se juega verdaderamente nuestra convivencia, en la educación”, ha afirmado.

El obispo guipuzcoano ha instado a trabajar de manera conjunta para afrontar los retos de la Educación y ha asegurado que las relaciones de la Diócesis y Kristau Eskola con el Gobierno Vasco son “de buena colaboración”, con “cauces de diálogo fluido”, aunque a veces “sin mucho fruto” ya que hay “problemas” pendientes de ser solucionados.

Munilla ha señalado, además, que no sólo en el caso de Euskadi, sino que de manera global, existe “un excesivo intervencionismo” de los gobiernos en materia de Educación, del que “no se escapa nadie”. En este sentido, ha citado “la guerra de leyes educativas” que evidencian que la Educación es “instrumento político de unos frente a otros”.

“La cantidad de leyes educativas contrapuestas que se han promulgado y derogado es obvio que esconden un intervencionismo excesivo por parte de la clase política en la educación y una falta de respeto de un principio clave, que es que se entienda que la escuela, pública o de iniciativa social, y moralmente hablando, es de las familias, no del Estado”, ha manifestado el obispo, para quien la familia no tiene “el protagonismo” que debiera tener.

En esta línea, preguntado por la situación de la asignatura de Religión en Gipuzkoa, ha señalado que existen “muchos centros”, que ha cifrado en más de un centenar, en los que “la demanda de la asignatura de Religión es cero”, una situación que “no se cree nadie”.

De este modo, ha denunciado que “existe de facto, por la vía de los hechos consumados, una imposibilidad de una elección libre”, algo que “oímos aunque luego es difícil que ningún padre sea capaz de poner el cascabel al gato y poner alguna denuncia concreta” porque, a las familias, “no se les puede pedir el heroísmo de denunciar esa situación porque sería tanto como pedirles que abandonasen el centro escolar por la presión que generaría”.

Munilla ha explicado que “a veces ni siquiera se formula la pregunta concreta que debe formularse legalmente” y otras “se formula y se han llegado a recibir llamadas telefónicas en el domicilio invitando a las familias a desapuntar” a sus hijos.

Según ha lamentado, “existe miedo a la libertad, a la capacidad de construir, de tener un diálogo desde sensibilidades distintas, de creyentes y no creyentes”. A su entender, “es un ejemplo en esa utilización del sistema educativo público para imponer una concepción parcial, limitad y única”.

También se ha pronunciado sobre una posible revisión de los acuerdos entre Iglesia y Estado, un planteamiento que, en su opinión, “esconde la incomprensión de que la escuela es de la familia”, que tiene que tener “la última palabra” sobre la educación de sus hijos, y no del Estado.

A su entender, “una Constitución aconfesional es plenamente integrable en la presencia de la educación religiosa escolar en el ámbito escolar, e incluso en el público, y la prueba es que así acontece” en casi toda Europa.

Por su parte, el obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha afirmado que el hecho que “haya Religión en la escuela no es una especie como de concesión a la Iglesia”, sino que se protegen “los derechos humanos”, entre los que se incluye que “los niños serán educados según las convicciones de sus padres”.

Emergencia educativa

El obispo de San Sebastián ha recordado que los obispos de las diócesis vascas y navarras han publicado una carta pastoral conjunta sobre los “desafíos” de la Educación ante la situación de “emergencia educativa” que, a su entender, existe y que “está en la raíz de muchísimos otros problemas”.

Munilla ha lamentado la “incomprensión” que se da en “algunos sectores” de la sociedad que “no entienden la iniciativa social de la educación” y piensa que “únicamente se tiene que desarrollar sobre los parámetros públicos”.

Tras recordar que un 40% de los centros de iniciativa social no tienen titularidad eclesial, ha censurado que se “suele contabilizar la asignación del Estado a los colegios concertados, el Concierto educativo, dentro del concepto de asignación de la subvención estatal a la Iglesia”, lo que ve “absurdo”.

El obispo de San Sebastián ha señalado que la reflexión acometida por la Iglesia vasca y navarra es también “autocrítica” porque “algo también estaremos haciendo mal cuando pasan por las aulas de los colegios de titularidad eclesial tantísimos alumnos y es obvio que nuestro éxito a la hora de transmitir unos valores cristianos es, cuando menos, mejorable”.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...