Impiden a una alumna examinarse con hiyab en la Autónoma y toda su clase se pone velo

Hana estudia en la Universidad Autónoma de Madrid y un profesor no le dejó presentarse al examen portando un velo. Al día siguiente, todas sus compañeras fueron con hiyab para solidarizarse

“Nada más empezar, el profesor se me acercó y me dijo que si quería hacer el examen tenía que quitarme el velo”, así cuenta Hana a El Confidencial la experiencia que tuvo hace unas semanas durante una evaluación en la Universidad Autónoma de Madrid. La explicación que le dio el docente, con quien ya había experimentado una situación similar en junio, fue que le daba miedo que copiase. Hana aceptó y se quitó el velo para poder presentarse a la prueba, pero asegura que se sintió muy mal. “Cuando terminé decidí que no quería que volviera a pasar, así que le propuse que, aunque no me hacía gracia, una profesora me registrase para que supiera que no copiaba”. La alumna explica que ahí fue cuando se dio cuenta de que al profesor le importaba bien poco si copiaba o no.

“Como profesor de Derechos Humanos no puedo permitirlo”, le respondió. Acto seguido le dijo que llevar velo “no es costumbre en España”. “Yo soy española, llevo 21 años en España, me quedé bloqueada cuando me lo dijo”, asegura la alumna, que insiste en que lo que sucedió no tiene nada que ver con el racismo. “Es una cuestión que nos afecta a un montón de chicas. ¿Por qué un hombre me tiene que decir lo que es bueno para mí o no?” Hana asegura que se trata de un problema feminista y que sus profesoras compartían esa idea. “Cada una hace con su cuerpo lo que quiere”.

Tras la discusión con su profesor, Hana se dirigió a la cafetería llorando. “Estaba muy descolocada porque pensé que nunca me iba a ocurrir algo así”. Fue allí cuando la vio un compañero, al que le contó lo que le había pasado. Otras dos chicas de la clase plantaron la semilla: lo divulgaron por su grupo de WhatsApp con el resto de las alumnas y decidieron ir con velo a la clase de ese profesor al día siguiente. “Yo no lo sabía porque soy de tercero y no estoy en ese grupo, fue una sorpresa increíble. Varias se esperaron a que llegara el profesor para entrar todas de golpe. Fue muy gracioso porque él hizo como si nada”, ríe.

Hana agradece el “bonito gesto” que tuvieron sus compañeras y no ha dudado en compartirlo en sus redes sociales. “Ahora sí. Papás y mamás, no os preocupéis, estáis dejando el mundo en buenas manos”, publicaba en su perfil de Facebook junto con una foto de sus compañeras ataviadas con el hiyab.

Después de lo ocurrido, Hana envió una carta al vicedecano de su facultadexplicando lo que había pasado. “Al momento me respondieron diciéndome que no lo sabían, que lo sentían. Han estado apoyándome en todo momento”. De hecho, cuenta que su profesora de Antropología le aseguró que estaba orgullosa de cómo habían reaccionado sus alumnas y que iban a “buscar una manera de solucionarlo”.

A raíz de esa carta, hace unos días se organizó una reunión a la que acudieron el vicedecano, Hana y el propio profesor, que se defendió diciendo que había sido “un malentendido”. “Sigo incómoda, pero ya me deja hacer los exámenes con velo”, explica Hana respecto a la situación actual, ya días después. “Se metió conmigo diciéndome cómo me tengo que vestir como mujer y con mi identidad religiosa. Esto les pasa a muchas chicas, cuando un profesor les dice que tienen que taparse un poco porque ‘distraen’, por ejemplo. Eso es lo que hay que cambiar”.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...