Granada Laica considera una «aberración predemocrática» la presencia institucional en la procesión del Corpus

autoridades procesion corpus 2017 Granada

Un año más se celebró en Granada la procesión católica del Corpus por las calles de Granada, y un año más participaron en ella numerosas autoridades civiles y militares, encabezadas por el alcalde y varios concejales de la ciudad.

Entre las autoridades y cargos públicos que procesionaron cabe destacar, además de a los representantes municipales de PSOE, PP y Ciudadanos (con la honrosa excepción, por tanto, de IU y de Vamos Granada), a representantes de otros municipios, a algunos diputados, al Subdelegado del Gobierno, a cargos de la Diputación (de nuevo de PSOE, PP y Ciudadanos), y a cargos y miembros de las Fuerzas Armadas (incluyendo al teniente general jefe del MADOC en representación del Rey de España), del TSJA, la Policía Nacional, la Policía Local y la Guardia Civil. Asimismo participó en la procesión la banda de música municipal. Por último, debemos denunciar que la televisión municipal granadina (TG7) realizó, como es habitual, una retransmisión exhaustiva y devota, con comentarios plenamente confesionales.

El conjunto nos parece una aberración de cariz predemocrático, pues todas estas autoridades, cargos y trabajadores públicos no parecen asimilar, después de más de cuatro décadas,  que Franco falleció y que con él debió extinguirse el nacional-catolicismo. No acaban de entender que una verdadera democracia ha de ser laica, lo que exige que las instituciones públicas se mantengan al margen de las creencias particulares, religiosas o no religiosas, y de sus celebraciones. Las personas que, como cargos públicos, autoridades o funcionarios, defraudan a los ciudadanos mediante estas actuaciones, podrían participar legítimamente en las manifestaciones religiosas o de otro tipo que se les antojara, pero a título particular.

El confesionalismo de partidos como el PP y Ciudadanos parece, desgraciadamente, consustancial con sus idearios. Por eso nos resulta especialmente preocupante que las adhesiones confesionales se produzcan por parte de representantes públicos pertenecientes a un partido (el PSOE) que, según sus dirigentes nacionales y sus fundadores, apuesta por la laicidad. Pero lo peor no es que estos representantes defrauden ―presuntamente― a sus propios líderes y a su ideología, sino a los supuestamente representados, los ciudadanos a los que deben servir, muy diversos en sus convicciones.

Es alarmante, además, que los miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad del Estado exhiban públicamente unas querencias nacional-católicas que nos retrotraen a tiempos predemocráticos de aciago recuerdo, en el que el uso de la “fuerza” se caracterizó por un atroz carácter represivo con un marcado componente religioso, una deplorable mescolanza de uniformes y sotanas.

Desde Granada Laica exigimos de todas las autoridades e instituciones civiles y militares el cese definitivo de sus actuaciones confesionales, por antidemocráticas y contrarias al respeto a la ciudadanía.


Publicado, al menos, en:

El Independiente de Granada

El Plural

Tercera Información

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese