Europa Laica: Estado paga a 18.000 catequistas para adoctrinamiento religioso

Las administraciones públicas del Estado están pagando a cerca de 18.000 catequistas para que den “adoctrinamiento religioso” en el colegio cuando la religión, como fenómeno histórico y social, se podría dar en las asignaturas de las áreas de Humanidades.

Lo destaca en una entrevista con Efe el presidente de la Europa Laica, Antonio Gómez, que acaba de asumir la presidencia de esta asociación tras haber estado nueve años en el cargo su antecesor, Francisco Delgado.

Gómez defiende una escuela “libre de creencias dogmáticas” y “un lugar inclusivo de encuentro y no de segregación del alumnado por profesar tal o cual religión”.

PREGUNTA: ¿Cuál es el principal reto que asume en su nuevo cargo?

RESPUESTA: Que la sociedad política asuma el laicismo en esta segunda transición política que estamos viviendo en España. Necesitamos una Constitución que establezca un Estado laico y para vivir en una democracia de verdad.

P: España es un país aconfesional, ¿la sociedad española está preparada para asumir la laicidad dentro de las instituciones del Estado?

R: Desgraciadamente el Estado español no es aconfesional. Se dice y está escrito pero no se cumple. La sociedad española es una sociedad muy secularizada y la mayoría social apoyaría un Estado laico.

Por ejemplo, los que ponen la cruz en la declaración de la renta son una minoría y muchos ciudadanos, incluso siendo católicos, no entienden los preceptos morales que tiene la iglesia católica en muchos asuntos como por ejemplo en la moral sexual, en su postura sobre la homosexualidad o en el ocultamiento que hace del abuso sexual a los niños.

P: ¿Deberían acabar los funerales de Estado, las condecoraciones de medallas policiales a vírgenes, entre otras?

R: Por supuesto. Fue algo de muy mal gusto y falta de consideración que, tras los atentados de Barcelona, se hicieran unos funerales católicos cuando la mayoría de las víctimas no eran católicas.

El simbolismo religioso es algo que se debería reservar para el ámbito del espacio privado y no para el simbolismo oficial. Mientras haya un simbolismo católico que se asume como oficial seguiremos viviendo en un Estado confesional. Una cosa es la nación y otra es el Estado. Una cosa es la sociedad civil y otra la sociedad pública. Las religiones pertenecen o deberían pertenecer a la sociedad civil.

P: ¿Cuánto dinero estima Europa Laica que destina el Estado a sufragar instituciones y actividades religiosas?

R: Unos 11.000 millones de euros anuales, pero creo que nos hemos quedado cortos en nuestros cálculos. La Iglesia católica es una corporación con muchísimo poder en España: las escuelas y colegios, las universidades, su red hospitalaria, su red de geriátricos y residencias de ancianos, su red de asistencia social, sus orfanatos y residencias para niños y niñas tuteladas, su gran patrimonio cultural e inmobiliario, su participación en medios de comunicación social, su participación en entidades financieras diversas.

Es un conglomerado de cientos de miles de empleos y miles de millones de euros y la mayoría de estos negocios reciben subvenciones públicas y exenciones fiscales de todo tipo.

P: Ustedes reclaman que se elimine la casilla de fines sociales o de la Iglesia en la declaración de la renta

R: Estoy convencido de que lo conseguiremos. La mayoría de los ciudadanos no entiende porqué de sus impuestos vaya dinero para pagar al clero. La casilla de otros fines sociales se introdujo para dar cobertura a la casilla de la Iglesia. Al principio no existía. Es una coartada para seguir manteniendo esta financiación directa al clero. Las religiones se deben autofinanciar.

P: ¿Un pacto de Estado educativo debe contemplar la eliminación de la asignatura de Religión en clase?

R: Las administraciones públicas del Estado español están pagando a cerca de 18.000 catequistas para que den adoctrinamiento religioso en el colegio. Es una barbaridad.

Ahora las religiones minoritarias y particularmente el islam están exigiendo el mismo trato que la Iglesia católica y exigen catequistas del islam en los colegios. Es todo un despropósito.

La escuela pública tendría que ser una escuela libre de creencias dogmáticas y convertirse en un lugar inclusivo de encuentro y no de segregación del alumnado por profesar tal o cual religión. La religión, como fenómeno histórico y social, se puede dar en las áreas de Humanidades por los profesores y profesoras de ciencias sociales e historia.

P: ¿Se podrían revocar los Acuerdos entre España y el Vaticano?

R: Claro; además, muchos son anticonstitucionales. Para avanzar en la democracia y en el laicismo es un requisito esencial. Creo que los nuevos partidos que han surgido y muchos de los políticos y políticas más jóvenes de los viejos partidos son conscientes que hay que acabar con este anacronismo.

P: ¿Tienen interpuesta en la actualidad alguna demanda por temas religiosos ante las autoridades europeas?

R: En la actualidad no tenemos interpuesta ninguna demanda a escala europea. Tenemos interpuestas en España por la imposición de medallas a la Virgen del Amor por el antiguo ministro del Interior y todo el asunto de las inmatriculaciones.

______________

También en:

La Vanguardia

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...