“Es necesario separar las cosas del Estado de las creencias”

Jorge MHUEL

El presidente del Movimiento Hacia un Estado Laico expondrá en Burlada la situación de las inmatriculaciones de bienes en Aragón

El asunto de la inmatriculación de bienes por parte del Arzobispado de Zaragoza está en plena ebullición tras la decisión del Ayuntamiento de litigar en los tribunales contra la Iglesia por la propiedad de cuatro templos a raíz del trabajo desarrollado por el Movimiento Hacia una Europa Laica.

¿Qué es MHUEL?

Nace en 2007 como asociación laicista que busca la separación efectiva entre el Estado y las confesiones religiosas para que se cumpla el principio de aconfesionalidad del Estado recogido en el artículo 16.3 de la Constitución, en defensa de la libertad de conciencia, la derogación del Concordato con la Santa Sede y de los acuerdos posteriores.

¿Por qué nace la asociación?

Por el gravísimo incumplimiento constitucional de partidos y poderes públicos del principio de aconfesionalidad del Estado. Emergemos para recordar y hacer pedagogía sobre lo necesario que es para tener una sociedad moderna y avanzada la separación entre lo que son las cosas del Estado y lo que son las creencias.

¿Cómo está el tema de las inmatriculaciones en Aragón?

Cuando nos enteramos hicimos gestiones en las Cortes de Aragón y en el Congreso de los Diputados para conocer los bienes que la Iglesia había inmatriculado, sin resultados. Acudimos a los registros de la propiedad y, aunque tuvimos muchos problemas con los registradores, fuimos descubriendo casos, como los cuatro templos de Zaragoza (Santiago el Mayor, San Juan de los Panetes, la Catedral de la Seo y la Magdalena) que el Arbobispado había inmatriculado en 1987 y 1988, diez años antes de que la reforma del Gobierno Aznar permitiese inmatricular bienes de culto, con lo cual opinamos que fue un fraude de ley. Descubrimos otros casos en Huesca y fuimos creando un clima de opinión. Tras las últimas elecciones y los cambios de gobierno ha habido iniciativas políticas en este sentido fruto de la presión de nuestro movimiento.

El Ayuntamiento, ahora con alcalde de Zaragoza en Común, ha reclamado en los tribunales esos templos.

De momento hay unos actos de conciliación pero creemos que el Arzobispado no se va a conciliar. Lo que sí se consigue es poner el contador a cero porque esos cuatro templos estaban a punto de cumplir los 30 años de usupcación. La Iglesia los registró sin títulos de propiedad y lo que pretendían era que pasaran esos 30 años y tener el pleno dominio y propiedad.

¿Tienen alguna esperanza de ganar judicialmente?

La justicia es muy compleja, más en este país y con estos temas. Siempre hemos sido partidarios de que las inmatriculaciones se hubieran resuelto en el ámbito legislativo y aun confiamos en ello.

El Ayuntamiento de Zaragoza está por la labor pero no el Gobierno de Aragón que preside el socialista Lambán.

Lambán dijo que no quería entrar a discutir la titularidad de los bienes inmatriculados, cuando el PSOE lo tiene plasmado en su programa y sus compañeros de Madrid han presentado una proposición no de ley en el Congreso. El grupo socialista del Ayuntamiento de Zaragoza juega un poco a ponerse de perfil. Ellos verán su incoherencia, pero por lo menos en Aragón van a quedar muy mal.

Ha habido una enorme polémica por las entradas que cobra el Arzobispado para visitar la Seo.

Intentamos que nos dieran a la entrada una factura con IVA y nos decían que era un donativo. Creemos que recaudan alrededor de un millón de euros al año por esas entradas. Entran gratis los curas, las monjas, los diáconos… ahí ya hay una discriminación. Además, es dinero no fiscalizado. Llegamos a hacer fotos de camiones de Prosegur cargando bolsas de dinero porque tampoco dejan pagar con tarjetas de crédito para no dejar rastro. Fruto de esa presión hace una semana vimos que el tiquet ya aparece con IVA 0, que es lo que tiene que aparecer porque aunque la Iglesia está exenta, está sujeta al impuesto y lo tienen que declarar. Es una tomadura de pelo que inmatricularan sin publicidad, que la catedral haya recibido 15 millones de euros de ayudas públicas para su restauración y mantenimiento y que la exploten comercialmente con dinero B.

De todo esto hablará mañana en Burlada.

Sí, además de la moción que hoy presenta el PP en el Ayuntamiento de Zaragoza para que se paralicen todos los movimientos que está haciendo el equipo de gobierno. Va a ser una moción dura porque el PP y el Arzobispado se han amparado en movimientos ultracatolicos y ultraderechistas para recoger firmas mintiendo y diciendo que se quiere expropiar la catedral de Zaragoza. Nosotros no queremos quitar nada. Queremos que sea de dominio público, como ha sido siempre, y no cuestionamos ni el uso litúrgico ni el carácter religioso de los inmuebles. No somos ni quemacuras mi matamonjas. Todo eso es una infamia. Lo que quiere el PP es boicotear haciendo un guiño claro a Ciudadanos y a la ambigua postura del PSOE. Estamos a verlas venir.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese