El Tribunal Supremo admite a trámite la revisión de una condena de un año por protestar en misa

Más de un año después de que la Audiencia Provincial condenara a cinco activistas por irrumpir en la misa de las 12 de la iglesia de Sant Miquel con consignas pro aborto, el Supremo revisa el caso. El alto tribunal ha admitido a trámite el recurso presentado por la defensa de las feministas condenadas. Este martes deliberó sobre los recursos y, en unos días notificará la sentencia en la que confirme o no la condena de un año que impuso la Audiencia Provincial.

El tribunal consideró que la irrupción del grupo en medio de la eucaristía supuso un delito contra la libertad religiosa. La protesta se produjo en febrero de 2014. Un grupo de activistas accedió al templo con una pancarta y comenzó a proferir consignas a favor del aborto. En el juicio, los cinco acusados admitieron que participaron en la protesta, pero no que pretendieran impedir el culto y argumentaban que ni siquiera sabían que se estaba celebrando. En el momento en el que ocurrieron los hechos había en la iglesia alrededor de doscientas personas.

A la hora de fijar la condena, la sentencia optó por dejarla en un año, seis meses menos de lo que reclamaron en sus conclusiones la Fiscalía y el Obispado, que ejercía la acusación particular. Valoraba que, aunque los manifestantes entraron en tumulto en el templo e interrumpieron diez minutos la celebración, no se produjo ninguna violencia o intimidación. El fallo de la Audiencia también descartó atenuar la pena por las disculpas que pidieron, que no resultaron creíbles. El grupo de apoyo a los encausados calificó el proceso de «juicio político» y responsabilizó del fallo al Obispado.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...