El Ayuntamiento de Tarragona (con PDeCAT, Ciutadans y ERC a favor y CUP y ICV-EUiA en contra) se compromete a crear una mesa de diálogo interreligioso

El Ayuntamiento de Tarragona se ha comprometido a crear una mesa de diálogo interreligioso, «para favorecer las relaciones entre las diferentes creencias presentes en la ciudad y trabajar por la concordia y la paz». Estas fueron las palabras de Josep Maria Prats, exmiembro del gobierno municipal y portavoz del grupo Units per Avançar (UpA), que fue el encargado de presentar la propuesta que gustó a todas las formaciones, menos a la CUP y a ICV-EUiA, que criticaron duramente la intención de concejal democristiano.

«Esta mesa de diálogo entre las diferentes confesiones existentes en la ciudad favorecerá el diálogo y la reflexión», convencía Prats. Pero esto no gustó a todos. Por su lado, la portavoz de ICV-EUiA, Arga Sentís, valoró que «el Ayuntamiento no debe ponerse en estos temas. Si las religiones quieren dialogar, adelante, pero el consistorio solamente debe garantizar las mismas oportunidades por todas las confesiones. Nada más. No nos tenemos que poner en la conciencia de cada uno». En esta misma línea, el concejal de la CUP, Jordi Martí, reconoció la «buena intención» del portavoz de UpA, pero aseguró que «poner el hecho religioso en el centro de la vida de las personas, no nos permite votar a favor».

Los miembros del gobierno municipal, el PDeCAT, Ciutadans y ERC votaron a favor de la propuesta. «Tenemos una tarea importante: poner en común aquellas personas que piensan diferente», aseguró el portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales. Por su lado, Pau Ricomà, de ERC, destacó que esta propuesta puede ayudar a eliminar guetos de la ciudad. «Su moción fomenta traspasar las fronteras», dijo Ricomà.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...