El alcalde de Pamplona en la procesión de san Fermín

En una mañana calurosa, la Procesión ha comenzado a las 10 horas, cuando gigantes, kilikis y cabezudos esperaban frente al Consistorio a la corporación municipal, vestida de gala y encabezada por el alcalde Joseba Asiron, que se ha dirigido hacia la Catedral para recoger al Cabildo.

A continuación, bajo el repicar de las campanas de la Catedral la comitiva ha iniciado su marcha hacia la iglesia de San Lorenzo para recoger la imagen del Santo. Desde la iglesia de San Lorenzo, la Procesión ha comenzado el trayecto por el Rincón de la Aduana para adentrarse en la calle San Antón, rebosante de pamploneses vestidos de rojo y blanco y que la han recibido con ovaciones, dando color a los balcones y a las calles del Casco Antiguo.

En la comitiva, con la comparsa por delante, la Cruz de San Lorenzo y la Cruz Arzobispal, los gremios de carpintería y labradores, la Hermandad de la Pasión y Congregación Mariana, timbaleros y gaiteros, dantzaris y txistularis municipales, la imagen del Santo, seguida del Cabildo catedralicio, la bandera de la ciudad y los maceros, la corporación municipal, la escolta de gala y La Pamplonesa han cerrado el desfile.

La primera ‘paradica’ ha tenido lugar en la Plaza del Consejo, donde la Coral Santiago de la Chantrea ha entonado la jota ‘Al Glorioso San Fermín’, en homenaje al Santo. El segundo ‘momentico’ se ha producido en el pocico de San Cernin poco después, donde se le ha dedicado el tradicional ‘Agur Jaunak’. La Procesión del Santo ha continuado su camino de vuelta a San Lorenzo entre jotas, silencios, aplausos y gritos de ‘Viva San Fermín, Gora San Fermín’.

Sobre las 12.30 horas ha comenzado la misa en honor al Santo, oficiada por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, un acto religioso al que no ha asistido este año tampoco el alcalde, Joseba Asiron.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...