Cementerios civiles

Buenas tardes, Agradecer a EUROPA LAICA que nos haya permitido participar en estas jornadas, tan necesarias para nuestra libertad.

Represento a dos asociaciones laicas, la Asociación Cementerios y la asociación Fraternidad Cívica-Cementerio Civil.

Como sus nombres indican trabajamos en todas las cuestiones relacionadas con los cementerios, a nivel estatal la primera y la segunda asociación es la recuperación de otra que existió hace 100 años para el cementerio civil de Madrid.

CEMENTERIOS CIVILES LOS VERDADEROS CEMENTERIOS LAICOS

Si durante nuestra vida luchamos por defender nuestras ideas, nuestra libertad de culto, ¿Por qué no defender que nuestra última morada sea laica?

Nuestro entierro es la última prestación que recibe nuestra envoltura corporal, nuestro último acto social y en el que la Iglesia católica sigue mandando.

No tenemos tiempo suficiente para relatar todas las normativas que han legislado en nuestro País el tema de los cementerios, pero voy a mencionar solo algunas:

El conflicto sobre el enterramiento de los no creyentes se materializó con los de aquellos extranjeros que no profesaban la religión católica y morían en España y fue la diplomacia británica la que presiono hasta la creación de los cementerios civiles.

Fueron muchas leyes sobre la titularidad de los cementerios, sobre si tapias separando los cementerios civiles y catolicos, leyes que ponían tapias, leyes que las quitaban

La exclusiva de la autoridad municipal en los cementerios tendrá lugar el 9 de julio de 1931, eliminando las tapias separadoras

Un año y medio más tarde, la nueva constitución republicana planteara la existencia de un Estado laico  e indica:

…. Los cementerios estarán sometidos exclusivamente a la jurisdicción civil. No podrá haber en ellos separación por motivos religiosos

Pero llegó la guerra Civil y empezaron a dictarse leyes contraías a la libertad de culto. Se restablecen las tapias para separar los cementerios civiles en los que además “deben desaparecer las inscripciones y símbolos de sectas masónicas y cualquiera otros que de algún modo sean hostiles u ofensivos a la Religión Católica o a la moral cristiana; se devuelven los cementerios a las parroquias.

En 1944: “todo municipio tiene la obligación de disponer de uno o varios cementerios católicos de capacidad adecuada a su población. Así mismo tendrá cementerios civiles independientes de los católicos.

Desde mediados de los setenta, los cementerios funcionan, en la teoría, sin ninguna discriminación por cuestiones de religión o de cualquier otro motivo

Y llegamos a la Constitución de 1978 que declara “Art. 14 : los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

“Art. 16.1: Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades.”.

Durante estos años, son muchas las familias que se han visto separadas en su último destino por sus ideas religiosas, políticas…o simplemente por la causa de su muerte. ¡Las dos Españas!

Llegamos a la actualidad.

A pesar de la Constitución y de la libertad religiosa,  la realidad actual es que en la mayoría de los cementerios municipales, la única opción que se ofrece a la hora de realizar algún tipo de ceremonia, es la católica.

En España existen 17,682 cementerios, de los cuales, casi la mitad, son propiedad de la Iglesia Católica (7,919). Son muchos los municipios que incumplen la Ley de Bases de Régimen Local (de 1985), ya que solo cuentan con cementerios parroquiales cuando es su obligación ofrecer cementerios laicos entre los servicios que prestan al municipio.

No solo los municipios pequeños incumplen la Ley discriminando a los no católicos. Ponemos como ejemplo el cementerio municipal más grande de España y de Europa: Ntra. Sra. De la Almudena de Madrid.

Ya empezando por su nombre, el de una santa católica que le arrebató, durante la etapa franquista, su nombre original: La Necrópolis del Este. La única opción de ceremonia es pasar por la capilla católica, donde las familias pueden escuchar un responso cómodamente sentados en su interior. Si la familia no desea acto católico, deberá realizar otro tipo de acto a pie de lapida, sin sitio y bajo las inclemencias del tiempo

Otro dato como ejemplo: en todos los cementerios municipales existe una “Cruz General” destinada a que los visitantes recuerden a sus seres queridos no enterrados allí. Por supuesto es una cruz católica y no existe ninguna otra posibilidad para un recuerdo laico.

La ASOCIACIÓN CEMENTERIOS trabaja para que los cementerios municipales se adapten para ser realmente laicos, que no es lo mismo que antirreligioso. Somos conscientes que la religión católica es mayoritaria en nuestro país y más aun en el momento de la muerte “por si acaso” o porque es la familia la  que elige por nosotros.

La familia, que de pequeños nos bautizan, hacemos la comunión, ¡y nos entierran con responso!

Preferimos la definición de laicos, ya que la de “civiles” está asociada “al corralito de rojos” donde se enterraba a los rojos y a los excluidos de la sociedad, los disidentes ortodoxos

Hay cementerios como el Civil de Madrid que son un autentico ejemplo de la libertad de culto “Verdadero Jardín de la Libertad hasta la última expresión”

La ASOCIACIÓN CEMENTERIOS, conjuntamente con la asociación FRATERNIDAD CIVICA-CEMENTERIO CIVIL, trabajamos por recuperar e implantar en todos los cementerios municipales, la semilla de libertad plantada en ese hermoso jardín de fraternidad que es el cementerio Civil de Madrid. Un recinto en el que “conviven” personas de todas creencias religiosas y políticas, donde la hoz y el martillo tienen al lado una cruz, donde comparten suelo cristianos y no creyentes; comunistas con cristianos; libres pensadores junto inscripciones bíblicas; judíos con nazis. ¡La máxima expresión de democracia!

Concretando nuestras propuestas para conseguir unos cementerios laicos:

  • Que se cumpla la Ley de Bases de Régimen Local y que todos los municipios tengan cementerios laicos gestionados por los Ayuntamientos.
  • Retirada de símbolos religiosos de las entradas de los cementerios municipales
  • Habilitación en todos los cementerios municipales de un local donde las familias puedan celebrar, bajo techo, la ceremonia del tipo que deseen
  • Que los ayuntamientos ofrezcan en sus prestaciones la celebración de ceremonias laicas, organizadas por personal cualificado.
  • Recuperación del nombre original del cementerio más emblemático de España y el más grande de Europa, por Necrópolis del Este.
  • Construcción de un monumento al recuerdo, donde los visitantes no cristianos puedan recordar a sus fallecidos, al igual que los católicos pueden hacer en la “cruz general”
  • Retirada de todos los símbolos alusivos al antiguo régimen dictatorial y que son ofensivas a personas que murieron defendiendo su libertad de opinión, culto…
  • Se le retire a la iglesia católica los privilegios que gozan en los cementerios municipales. En un recinto laico no tiene porque celebrase una misa diaria.
  • Habilitación del antiguo depósito del cementerio civil de Madrid, para realizar el acto de despedida de los entierros que allí se celebren.
  • Que se concrete la cesión y apertura del cementerio musulmán prometido en Madrid

¡Queda mucho por hacer!

¡Queremos que nuestra libertad de conciencia sea real, hasta la muerte y donde quedara nuestra huella: los cementerios!!!

                                               Paloma Mª García Zúñiga

Presidenta de Asociación Cementerios y Fraternidad Cívica-Cementerio Civil

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...