Cullera Laica pide a Murcia que cambie el nombre de la calle Arzobispo Simón López, responsable de la última víctima de la Inquisición

El arzobispo fue responsable de la ejecución de la última víctima de la Inquisición, perpetrada en Valencia en 1826.

La asociación Cullera Laica ha enviado una solicitud al Ayuntamiento de Murcia para que tenga a bien cambiar el nombre de la calle Arzobispo Simón López “por otro digno de la ciudad”. La solicitud se fundamenta en el hecho de que Simón López, eclesiástico español que llegó a ser arzobispo de Valencia a partir de 1824, fue responsable de la ejecución del maestro librepensador Cayetano Ripoll, acaecida en la plaza del Mercado Central de Valencia el 31 de julio de 1826, viniendo a convertirse en la última víctima de la Inquisición. La solicitud remite al vídeo Cayetano Ripoll y la Iglesia valenciana, de la Asociación Valenciana de Ateos y librepensadores (AVALL), publicado en el sitio web YouTube. En su petición, Cullera Laica considera “impropio de un municipio comprometido con los valores éticos” ―como sin duda la entidad laicista presume que lo es el de Murcia― que homenajee de un modo u otro a personajes como el referido arzobispo.

La iniciativa de Cullera Laica se ha producido en el contexto reivindicativo del 9 de diciembre como Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia, que en Valencia contó con un acto en memoria del maestro Ripoll.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...