Arzobispo de Yucatán pide comprobar si chochos ‘curan’ homosexuales

El arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, aseguró que sería conveniente que se investigara científica y médicamente si es verdad lo dicho por el sacerdote de Coahuila, Carlos Aguilera Sánchez, en el sentido de que la “homosexualidad se cura con chochos, es decir, medicina homeopática”.

“La homosexualidad en niños y niñas se quita con ‘chochitos’ a alta potencia, sí, con medicina homeópata”, sostuvo el sacerdote católico y aficionado de la homeopatía, Carlos Aguilera Sánchez, de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de Villa de Fuente, municipio de Piedras Negras, Coahuila, la semana pasada.

En referencia a ello, Rodríguez Vega dijo que “ese hombre ha hecho cosas buenas”, por lo que consideró que no hay que desoír sus comentarios, “hay que checarlo científicamente, ver si es cierto lo que dice”.

El arzobispo ofreció su primera conferencia de prensa ante periodistas locales luego de dos semanas de asumir el arzobispado yucateco.

En su opinión, los gays son “hijos de Dios y hay que tratarlos como tales, pero se manifestó totalmente en contra de la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo.

“Creo que los niños tienen derecho a crecer a lado de una madre y un padre, porque esa es la forma correcta en que podrán ser educados con valores”, apuntó.

Por otro lado, comentó que la recomendación a los sacerdotes yucatecos es que no se metan en preferencias políticas o partidistas porque esos temas “dividen a la sociedad” y la labor de los clérigos es unir.

Rodríguez Vega afirmó, entre otras cosas, que en Yucatán observa una profunda fe religiosa y que esta deberá seguirse fortaleciendo.

Acerca de otros grupos religiosos, consideró que cada quien trabaja apoyando a las personas y que deben ser respetadas, “la iglesia católica no tiene ningún temor a esos grupos, nosotros hacemos nuestro trabajo de evangelizar y apoyar a nuestros creyentes”, citó.

Habló de que en Yucatán se observa un panorama de paz muy diferente al del norte del país, específicamente de Nuevo Laredo, en donde fue sacerdote, y que esto no es casual sino que obedece a alguna estrategia.

“No podemos decir de quién pero es lógico que alguien trabajó para que ese ambiente así sea”.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...