De Polonia a Argentina y de Juan Pablo II a Francisco

Podríamos decir que la elección de Bergoglio como papa fue una verdadera “maldición” para el pueblo argentino. Algunos ejemplos ilustrarán el proceso de re-evangelización que en la Argentina se está sufriendo.

Países como Polonia y Argentina, con un origen e historia tan distintos, separados por una enorme distancia, hoy comparten la misma tragedia, que el Colegio Cardenalicio haya designado un papa de su nacionalidad con propósitos geopolíticos clericales.

La elección de Juan Pablo II, en plena guerra fría, fue estratégica para luchar contra el comunismo en Polonia e impedir su avance sobre Europa desde Rusia, por ello el Vaticano tuvo fuertes relaciones carnales con UK y USA, fueron aliados para combatir ese enemigo común e imponer el capitalismo en esa región. El botín de guerra de la Santa Sede fue primero la deslaicización del estado polaco y luego su profunda clericalización. La ICAR pasó de dominada a dominante, impulsando leyes confesionales, realizando concordatos, imponiendo la catequesis en la escuela pública, teniendo injerencia en los medios de comunicación tanto privados como estatales, impidiendo el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, atacando la comunidad LGBTIQ y, por su puesto, logrando su sostenimiento económico del erario público con cifras de miles de millones de euros.

Con este antecedente podemos hacer una proyección acerca de cuál es el plan que tiene la iglesia católica apostólica romana(ICAR) para la Argentina y la región.

El mecanismo de sostenimiento de la ICAR

Es importante, para comprender las políticas clericalizadoras de la ICAR, analizar cómo se sostiene económicamente. Es un organismo burocrático carente de proletariado, que está formado por una clase del tipo clerical, parásita de la clase trabajadora, compuesta por 1.095.169 individuos (80% son varones y el 20% mujeres) y 312.426 instituciones en todo el mundo. Para poder subsistir necesita un gigantesco ingreso permanente de dinero, dado que por sí misma es incapaz de producirlo, salvo cuestionables inversiones financieras del IOR. El capitalismo neoliberal globalizado es la mejor opción para poder generar mecanismos para financiarse. Desde la DSI, que es su plataforma ideológica oficial, promueve partidos políticos y sindicatos permeables a su doctrina corporativista, busca Estados débiles, fáciles de clericalizar, que propaguen los valores católicos y frenen el avance de otras creencias, que protejan la propiedad privada, y les delegue la asistencia social y la educación, de esta manera obtienen una poderosa herramienta de negociación, o mejor dicho extorsión política para solicitar subsidios y exenciones impositivas. Ese modelo económico, que es el que mantiene a los llamados países emergentes sumidos al subdesarrollo, le permite a la ICAR la especulación financiera sin control, la adquisición de tierras libres de impuestos, llegando en muchos países con predominio de ciudadanos católicos, a ser después del Estado la segunda institución con más propiedades.

Bergoglio merecía transformarse en Francisco

La elección de un cardenal latinoamericano de origen argentino como líder del estado teocrático del Vaticano, seguramente fue motivada, entre otras cosas, por la necesidad de frenar los avances en DDHH y los cambios en los modelos politico-económicos que cuestionan y ponen en riesgo los privilegios de la ICAR tanto en la Argentina como en la región. Latinoamérica representa el último bastión católico y están decididos a luchar para no perderlo. Además el surgimiento de una fuerte competencia evangélica pentecostal que motivó que una de las primeras acciones papales fuera encabezar la Jornada Mundial de la Juventud Católica 2013 en Brasil.

Un personaje comprometido con la doctrina social de la iglesia y a la vez hábil para aparentar en los medios una imagen progresista, era necesario para realizar la profunda re-clericalización del estado argentino y de Latinoamérica, con ambición de un éxito de las proporciones que logró Juan Pablo II en Polonia.

Bergoglio desde sus inicios como clérigo fue ambicioso y astuto, ascendió rápidamente llegando a ser provincial, la máxima autoridad de los jesuitas, en la Argentina en 1973 a la edad de 37 años, permaneció en el cargo hasta 1979, ejerciendo sus funciones durante tres años de dictadura militar.

En ese periodo realizó el traspaso de la Universidad del Salvador (USAL), propiedad de la compañía de Jesús, a una organización de laicos que militaron junto a él en la Guardia de Hierro, facción del peronismo ultracatólica nacionalista de derecha que en algunos momentos se camuflaban de izquierda, según su conveniencia, habilidad imprescindible para ser pontífice. Tenían contactos fluidos con sectores militares en actividad que estaban preparando el golpe de Estado de 1976, fundamentalmente con el genocida Almirante Emilio Eduardo Massera. Con la junta militar instalada ilegalmente en el gobierno, el 25 de noviembre de 1977, la USAL clausuró el ciclo académico anual entregando el título “Honoris Causa” al dictador Massera, Bergoglio no fue ajeno al acto, pero prefirió no estar presente y envió a un subordinado para no comprometer su imagen a futuro. Dada la estructura vertical casi militar de los jesuitas, con certeza el viceprovincial participó del homenaje con la venia de su superior.

La declaración de principios de la USAL fue redactada por Bergoglio en 1974, el documento se titula “Historia y Cambio”, el texto enumera cuales son los tres pivotes que orientarán la espiritualidad y la misión de la Universidad del Salvador, el primero de ellos es “Lucha contra el ateísmo”, estableciendo claramente al ateo como el sujeto a combatir. En el año 2009 denuncié a la USAL por discriminación obteniendo un dictamen favorable del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI)http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-165666-2011-04-06.html

Según el INADI el texto redactado por Francisco “atribuye al ateísmo una valoración negativa, prejuzgando despectivamente su ideología y asociándola a doctrinas y regímenes que han trazado una historia nefasta para la humanidad”. Ese documento fue ratificado por su autor en varias ocasiones hasta la actualidad, mostrando su desprecio por quienes no comparten la visión trascendente del catolicismo.

Bergoglio ocupa el cargo de arzobispo de Buenos Aires el 28 de febrero de 1998 y como consecuencia de ello el título de primado de la Argentina. Ser arzobispo de Buenos Aires lo convirtió en miembro de la Conferencia Episcopal Argentina, de la que fue presidente en dos períodos consecutivos, desde 2005 hasta noviembre de 2011, no pudiendo ser reelecto una vez más por que el reglamento lo prohibía por cuestiones de edad.

En diciembre de 2004 uno de los artistas más reconocido de la Argentina y con una destacada trayectoria internacional, León Ferrari realizó una muestra retrospectiva de 50 años de trabajo. Parte de la obra es crítica de los aspectos más cruentos del cristianismo desde sus inicios hasta la actualidad, pasando por las dictaduras argentinas.

Bergoglio fue la cabeza de lo que se transformó en una cacería de brujas, condenado a la obra de blasfema en una carta pastoral ampliamente difundida, el esfuerzo de la iglesia por cerrar la muestra fue inmenso. La carta firmada por el primado entre otras cosas expresaba: “Hoy me dirijo a ustedes muy dolido por la blasfemia que es perpetrada en el Centro Cultural Recoleta con motivo de una exposición plástica. También me apena que este evento sea realizado en un Centro Cultural que se sostiene con el dinero que el pueblo cristiano y personas de buena voluntad aportan con sus impuestos”, su hipocresía queda manifiesta ya que gracias a la dictadura de la década del 70 los obispos, incluyéndolo, cobran enormes sueldos pagados por el Estado argentino.

El 8 de noviembre de 2002, fue nombrado obispo castrense Antonio Baseotto, cargo que, por el acuerdo existente entre la Santa Sede y la República Argentina firmado durante la dictadura de 1957, concede la posición salarial oficial de “subsecretario de Estado”. El obispo Castrense es nombrado por la Santa Sede previo acuerdo con el Presidente de la República Argentina, su función es la dirección del servicio religioso de las respectivas Fuerzas Armadas de Tierra, Mar y Aire.

El 18 de febrero de 2005, Baseotto envió una amenazante carta al Ministro de Salud Ginés González García, por promover políticas en el área de salud sexual y reproductiva, que decía: “quienes escandalizan a los pequeños merecen que le cuelguen una piedra de molino al cuello y lo tiren al mar” esta cita de origen bíblico trajo a la memoria los llamados “vuelos de la muerte”, recordemos que los militares golpistas asesinaban a los militantes de pensamiento de izquierda arrojándolos desde un avión al mar.

El gobierno decidió removerlo del cargo en marzo de 2005. Bergoglio expresó: “El único que designa a los obispos en la Iglesia es el Papa” dejando en claro que Baseotto no puede ser echado por el Gobierno y se niega a nombrar un reemplazante. Nuevamente quedó al descubierto su fidelidad incondicional a la iglesia, su adhesión a las expresiones genocidas y el desconocimiento del gobierno democrático.

El 9 de octubre de 2007 el sacerdote católico Christian Federico von Wernich fue hallado culpable de 34 casos de privación ilegitima de la libertad, 31 casos de tortura y 7 homicidios calificados, crímenes perpetrados durante la última dictadura de la Argentina. Fue condenado a reclusión perpetua e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, dado que era capellán de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

La Conferencia Episcopal, bajo la presidencia del arzobispo de Buenos Aires, Beroglio, queriendo desligar de responsabilidad a la iglesia sólo remarcó la “conmoción” de la Iglesia Católica por la “participación de un sacerdote en delitos gravísimos, según la sentencia de la Justicia”. Con el silencio y la inacción cómplice del actual Papa, que nuevamente se lavó las manos, von Wernich sigue perteneciendo a las filas de la iglesia católica y dando misa en la cárcel sin haber recibido ningún tipo de sanción por parte del clero.

El 10 de junio de 2009 Julio César Grassi, sacerdote católico argentino paradójicamente fundador de la Fundación Felices los Niños es declarado culpable de dos hechos de abuso sexual y corrupción agravada de menores, y se lo condenó a prisión por 15 años. Durante el proceso Grassi a través de un medio público expresó: “Yo hablé con el cardenal Bergoglio y me dijo, primero, que no me soltó la mano, como algún medio había dicho, que está a mi lado como siempre…” Posteriormente la defensa, la fiscalía y las partes querellantes apelaron el fallo y el 14 de septiembre de 2010, la Cámara de Casación Penal bonaerense rechazó los recursos presentados, dejando al cura sólo con la posibilidad de presentar recursos extraordinarios. Finalmente pierde en todas las instancias y tras el proceso más largo de la historia jurídica argentina va a prisión. Nuevamente el máximo representante de la iglesia católica en Argentina mantuvo las políticas tradicionales de la iglesia de silencio y respaldo a los violadores y abusadores de menores.

En diciembre de 2009, monseñor Edgardo Storni fue condenado a ocho años de prisión por abuso sexual agravado a un ex seminarista, por su edad avanzada cumplió arresto domiciliario. En abril de 2011, la Cámara Penal de los Tribunales santafesinos anuló la sentencia por un tecnicismo administrativo y ordenó que se dicte un nuevo veredicto, pero en el 2012 Storni fallece en la impunidad.

En octubre de 2002 el prelado debió renunciar a su cargo de obispo por los escándalos, debidos a las denuncias de abusos sexuales y acoso a 47 seminaristas. Durante el proceso la iglesia se pronunció “Hay una causa en la Justicia y eso sigue su curso”, esas fueron las palabras del vicepresidente segundo del Episcopado, el cardenal Jorge Bergoglio. Eso fue todo lo que se escuchó oficialmente por parte del clero, hasta el día de hoy, incluso después de la sentencia. Como siempre silencio, complicidad y apoyo legal y económico al ex obispo desde la oscuridad clerical.

Durante el año 2010 Bergoglio fue citado a declarar en tres ocasiones, y como siempre se negó a hacerlo, en el pasado su negativa fue por cuestiones de salud durante el juicio a las Juntas militares. Finalmente accedió a hacerlo como testigo en el juicio por el Plan Sistemático de apropiación de bebes y en la megacausa ESMA ante un tribunal oral en su propia oficina de cardenal primado, privilegio que la dictadura le dio a la curia en el artículo 250 del Código Procesal Penal. (Testimonio:http://www.abuelas.org.ar/material/documentos/BERGOGLIO2.pdf)

El interrogatorio se centró en dos causas, la primera en los testimonios que aseguran que Bergoglio entregó a los sacerdotes jesuitas Orlando Yorio y Francisco Jalics, quienes hacían trabajo social en un sector muy pobre del barrio de Flores de la ciudad de Buenos Aires y fueron secuestrados en mayo de 1976, al inicio de la dictadura. Cinco meses después recobraron la libertad, luego de sufrir la tortura de los interrogatorios en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). La segunda respecto a su conocimiento sobre la apropiación de bebes de los secuestrados y asesinados por parte de los genocidas. En ambos casos el Cardenal brindó muy pocos datos, alegando que no recordaba nombres y tampoco conocía la existencia de documentación en los archivos de la iglesia. Existe clara evidencia que lo compromete y desmiente sus dichos, prueba de ello es que cuando dejo su cargo aparecieron documentos que él ocultó a la justicia y que estaban en dependencias de la Conferencia Episcopal Argentina que presidió durante seis años.

En el 2010 se intensificó el debate sobre la legislación para autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, Bergoglio fue un férreo opositor llevando su causa al extremo de guerra santa y desparramando una abundante verborragia discriminadora, esto queda en evidencia en sus propias palabras: “No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios”

“No se trata de un mero proyecto legislativo (éste es sólo el instrumento) sino de una “movida” del padre de la mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios”

“El proyecto de ley se tratará en el Senado después del 13 de julio. Miremos a San José, a María, al Niño y pidamos con fervor que ellos defiendan a la familia argentina en este momento. Recordémosle lo que Dios mismo dijo a su pueblo en un momento de mucha angustia: ‘esta guerra no es vuestra sino de Dios’. Que ellos nos socorran, defiendan y acompañen en esta guerra de Dios”

Algunos pocos sacerdotes que se animaron contradecir al cardenal Bergoglio y a apoyar el matrimonio igualitario. Uno de ellos fue el sacerdote Nicolás Alessio, que rápidamente fue expulsado de la curia, con motivo de ello el cura dijo: “Me han condenado y expulsado por opinar distinto. Y tenga en cuenta usted que esa misma Iglesia ni siquiera le ha puesto una sola amonestación a sacerdotes pederastas como el Obispo (Edgardo Gabriel) Storni, que vive cómodamente aquí en La Falda, en las sierras de Córdoba; o a (Julio César) Grassi: ambos con condenas judiciales por abusar de menores. Tampoco hubo sanción para (Christian) von Wernich, condenado por delitos de lesa humanidad. Da la impresión entonces que esta iglesia tolera a torturadores y violadores en sus filas; pero no a quien piense diferente y se anime a decirlo en público. “

A pesar del embate clerical y el lobby en el Congreso de la Nación el día el 15 de julio de 2010 el país se convirtió en el primero de América Latina en reconocer este derecho en todo su territorio nacional.

Bergoglio siempre se manifestó como un duro opositor a la despenalización voluntaria del embarazo, en todos los casos, incluyendo los que la legislación argentina considera no punibles, por ejemplo en caso de que el embarazo sea producto de una violación, llegó a decir que su instrumentalización era algo “lamentable”. En la Argentina por abortos clandestinos son gravemente perjudicadas incluso mueren cientos de mujeres, pero el nuevo Papa llama “cultura de la muerte” a quienes defienden el derecho a decidir de la mujer y poder decidir sobre su propio cuerpo.

En el 2010, desde el lujoso Alvear Palace Hotel de la ciudad de Buenos el reciente pontífice de la iglesia católica intervino en un seminario sobre Políticas Públicas, organizado por la Escuela de Posgrado Ciudad Argentina (Epoca), la Universidad del Salvador y la Carlos III de Madrid, es decir por instituciones privadas y elitistas. El cardenal rodeado de los máximos exponentes del neoliberalismo de la década de los ´90 que llevaron a la Argentina a su peor crisis disertó y firmó un documento de clara oposición al gobierno, dejando en claro su postura política. Hizo sonar con fuerza una frase sobre la pobreza, dijo que es “inmoral, injusta e ilegitima”. Recordemos que el Estado argentino gasta cada año 7,2 millones de dólares en sueldos y viáticos de Obispos, sacerdotes y seminaristas. En el caso de los obispos son 96 los que cobran 4400 dólares mensuales libres de impuestos, gracias a decretos ley de la última dictadura.

Se habla de que Bergoglio es un promotor del diálogo interreligioso, pero lo hace con los sectores más reaccionarios de otros cultos, como el caso del evangelismo representado por la ex diputada Cinthia Hotton, que fue una furiosa opositora a la ley de matrimonio igualitario. La legisladora con el aval público de Francisco presentó un Proyecto de ley de “libertad religiosa”, que violaba todo concepto de Estado Laico, gracias a la militancia de agrupaciones de creyentes y no creyentes se logró que no prospere.

Un día después de la designación de Bergoglio como Papa de la iglesia católica apostólica romana, los represores que estaban siendo juzgados por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, en el centro clandestino de detención “La Perla”, lucieron en la audiencia judicial distintivos con los colores de la bandera del Vaticano. Recordemos que durante los festejos del bicentenario de la revolución patria la jerarquía católica, con Francisco como máxima autoridad, pidió informalmente una amnistía para los genocidas, pero el gobierno dejó sin tratamiento debido a que la iglesia finalmente no asumió la responsabilidad del pedido.

El clericalismo amenazado en Argentina y Latinoamérica

Desde el regreso de la democracia en 1983 hasta el 2013, en Argentina, antes de que Bergoglio mutara a Francisco, se logró la ley de divorcio vincular, la reforma de la Constitución Nacional eliminando la obligatoriedad del presidente de ser católico y terminando con el mandato de evangelización de los aborígenes, los juicios por la memoria verdad y justicia por los crímenes de la dictadura ´76-´83, la ley de matrimonio igualitario, le ley de identidad de género, programas integrales de educación sexual, fallos de la CSJN favorables respecto de casos de abortos no punibles, la ley de muerte digna, entre otros., el respeto por la diversidad seguía abriéndose paso. Los debates por la despenalización del aborto se habían incrementaron y comenzó un fuerte activismo organizado y público por obtener una ley que reconociera el derecho a decidir de las mujeres. Los intentos de despenalización del consumo de marihuana también tomaron notoriedad. Todo esto en un contexto de cambio en las creencias de la población, algunos datos nos pueden orientar acerca de la dirección tomada. El porcentaje de católicos cayó un 15%, al pasar del 90,48% que alcanzaba en 1960 al 76,5% en el 2008, y la cantidad de practicantes no alcanza a representar al 20% del total de fieles, como contrapartida entre el 2005 y el 2012 los ateos crecieron un 5% llegando a ser un 7% de la población, y en el 2012 quienes no tienen religión alcanzaron cerca de un 30%.

Según un informe recientemente publicado por el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica Argentina (UCA) los casamientos católicos cayeron más de 60% en las últimas dos décadas. En 1990, el porcentaje de bodas católicas respecto al total representaba el 83% y en 2011 se redujo al 46%, entre 2004 y 2011 el 54% de los nacimientos no ocurrieron en matrimonios formales.

Desde el 2008 a la actualidad fue posible realizar cuatro Congresos Nacionales de Ateísmo, el 2do Congreso Internacional de la AILP 2012 y numerosos eventos laicistas, con adhesiones formales de organismos del Estado argentino y en varias oportunidades la cesión gratuita de los espacios para su realización en instituciones estatales. También ha cobrado mucho vigor y notoriedad el movimiento de apostasía colectiva como acto político y público.

Los derechos adquiridos en la Argentina por la comunidad LGBTIQ comenzaron a replicarse en Sudamérica y además las organizaciones laicistas, ateas, feministas, antipatriarcales, de la diversidad y librepensadoras en general comenzaron a proliferar en la región.

 Los gobiernos de América Latina empezaron a incorporar algunos componentes de izquierda a sus discursos, recordemos que la ICAR repudia desde la doctrina social de la iglesia cualquier movimiento con alguna afinidad hacia las ideas marxistas. Uruguay, país que desde sus orígenes logró establecer el laicismo de estado y sostenerlo hasta nuestros días, sancionó la ley de despenalización del aborto, esto fue un hito en la región, como también la regulación legal del consumo de marihuana. Los movimientos estudiantiles de Chile reclaman una educación pública verdaderamente laica. Bolivia logró transformarse en un Estado plurinacional y de esta forma obtener el reconocimiento de derechos de culturas históricamente oprimidas por la ideología católica.

A esta nueva realidad que preocupa profundamente al Vaticano hay que sumar un nuevo fenómeno de características reaccionarias que se inició principalmente en Brasil y se expande por toda Latinoamérica compitiendo con la ICAR por captar y retener fieles, éste es el culto mediático, político y corporativo evangélico neopentecostal, que en ese país logró una penetración enorme en el Congreso de la Nación y en la política en general. Las cuatro principales iglesias administran capitales millonarios y trafican influencias, estas son la Iglesia Universal, Asamblea de Dios, la Iglesia Internacional de la Gracia de Dios y la Iglesia Mundial del Poder de Dios.

La maldición de un papa de origen Argentino

Podríamos decir que la elección de Bergoglio como papa fue una verdadera “maldición” para el pueblo argentino. Algunos ejemplos ilustrarán el proceso de re-evangelización que en la Argentina se está sufriendo.

Durante los dos primeros meses que sucedieron a la asunción de Bergoglio como papa nº266 se lo homenajeó, desde distintos organismos estatales, invadiendo el espacio público con su imagen, su nombre, con alguna referencia explícita a su figura y hasta se izó en la Ciudad de Buenos Aires la bandera vaticana. Algunos funcionarios públicos fueron más allá intentado, con mucho éxito, mediante proyectos de ley o decretos imponer su nombre a escuelas, plazas, calles, rutas, edificios públicos, etc.

Las fuerzas políticas que lograron la mayor representatividad en las últimas elecciones comenzaron a enviar a sus dirigentes a dialogar al Vaticano, una gran cantidad de ellos funcionarios públicos en ejercicio con viáticos pagos por el Estado argentino, como la Presidenta de la Nación y su comitiva. En las declaraciones a la prensa los discursos de los políticos oficialistas y opositores estaban imbuidos con la Doctrina Social de la Iglesia(DSI), inmediatamente siguieron ese camino miembros del poder judicial y dirigentes sindicalistas.

La Conferencia Episcopal Argentina desde hace tres años impulsa una campaña para declarar a ciudades como “pro-vida” con el objetivo de frenar los protocolos de los abortos no punibles y prácticas públicas de salud sexual y reproductiva. Ya lo lograron en aproximadamente cuarenta localidades, con mayor éxito en este último año donde en los fundamentos legislativos se citaba al papa Francisco y sus dichos.

En los actos públicos de conmemoración de fechas patrias difícilmente falta un representante de la ICAR, que en la mayoría de las ocasiones hace uso de la palabra. En esas oportunidades los funcionarios suelen en sus discursos, que debería ser para toda la ciudadanía, citar permanentemente a Francisco y sus “enseñanzas”.

La entronización de imágenes del politeísmo católico en espacios públicos, especialmente la de la virgen de Luján, se ha incrementado vertiginosamente en todo el territorio nacional.

Uno de los aspectos más preocupantes es el permanente intento de la ICAR de volver a clericalizar la Universidad Pública, que desde 1918 es laica. Los embates, por el momento, se limitan a tener presencia permanente mediante conferencias y acciones públicas de la “Pastoral Universitaria”, intentos de dar misa en las aulas, bendiciones e instalación de imágenes religiosas en los edificios universitarios. Esto se ha repetido sistemáticamente en todas las universidades nacionales.

En varias oportunidades el papa manifestó rezar por determinadas causas políticas y procesos judiciales, tomando una clara postura por temas conflictivos en la sociedad, utilizando el poder mediático del que dispone como herramienta de presión.

El proyecto de reforma del Código Civil y Comercial fue aprobado con gran influencia del clero, introdujeron formulaciones propuestas por la iglesia, manteniendo sus privilegios, limitando derechos e introduciendo terminología propia de su doctrina.

La Comisión Episcopal de Pastoral Social, organizó la “Semana Social” un encuentro de políticos y sindicalistas junto a altos funcionarios de la ICAR, con el fin de influenciar la política y especialmente el sindicalismo. Evento que fue ampliamente cubierto por todos los medios locales y nacionales debido a que la ICAR pagó importantes sumas para tener espacios de comunicación centrales.

Aprovechando el campeonato mundial de fútbol Francisco impulsó su proyecto Scholas, bajo el lema “Mundial Educativo” y logró introducir eventos en el Congreso de la Nación con apoyo formal de la Cámara de Diputados y firmar convenios con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para desde allí llegar con su discurso adoctrinador a alumnos de escuelas públicas camuflado en actividades recreativas.

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) publicó el 31 de marzo de 2015 en el Boletín Oficial la asignación de 12 canales de televisión abierta a la Iglesia Católica. ¨Asígnase a la Iglesia Católica Argentina, en carácter de autorizado conforme la definición contenida en la Norma Nacional de Servicio, los canales digitales de televisión y sus parámetros técnicos para la prestación del servicio de televisión digital terrestre abierta¨, se subraya en la resolución 240/2015. Esa asignación tiene carácter de ¨autorización por lo tanto no tienen plazo de vencimiento.

La pastoral de la iglesia y su estrategia de apropiarse del simbolismo patrio

El 9 de julio de 1816 se firmó el Acta de la Declaración de Independencia de la Argentina durante el Congreso de Tucumán que sesionó en la ciudad de San Miguel de Tucumán, de esta manera se terminaba la subordinación a la corona Española y a la Santa Sede, y se rechazaba cualquier tipo de dominación extranjera.

En el mismo sitio histórico donde sucedieron aquellos hechos revolucionarios se realizarán los actos oficiales conmemorativos del bicentenario de la independencia, el Vaticano confirmó que en la misma fecha y ubicación realizará el Congreso Eucarístico Nacional(CEN). La comisión oficial para organizar los festejos patrios se encuentra integrada por funcionarios estatales y obispos de la ICAR.

Lo que está sucediendo, es una estrategia propagandista similar a la utilizada antes de la llegada del cardenal Eugenio Paccelli al Congreso Eucarístico Internacional d Buenos Aires en 1934, donde se preparó un terreno propicio para re-cristianizar la sociedad y que lo nacional y patriótico quede ligado a lo católico, de manera de que quien no profese ese culto se sienta y sea visto como extranjero en su propia tierra.

El lema del Congreso Eucaristico Nacional 2016 es “Jesucristo, señor de la historia, te necesitamos” y en su logotipo aparece una representación de la Casa de Tucumán, lugar donde se firmó el Acta de la Independencia hace 200 años. Dentro del himno oficial de ese encuentro se puede leer la invocación al nacionalismo católico “Jesús, celebramos a nuestra Patria: Gracias por la libertad! Queremos ser Nación. En justicia y en verdad“ y en la oración oficial dice “En el bicentenario de la independencia de nuestra Patria agradecemos tu presencia constante en nuestra historia”

Realizando una lectura del pasado y del presente de la ICAR en la Argentina y tomando a Polonia como antecedente, podemos inferir que se está buscando nuevamente erigir un relato apócrifo de la historia y construir un imaginario popular donde el catolicismo romano sea indispensable para pensar la identidad nacional y un inevitable eje de articulación de la política.

Ing. Fernando Esteban Lozada

Portavoz para Latinoamérica y Director de la Asociación Internacional de Libre Pensamiento (AILP)

Miembro de la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL).

Presidente del Congreso Nacional de Ateísmo en Argentina.

Ex presidente y titular de relaciones interinstitucionales de la Asociación Civil Ateos Mar del Plata.

Miembro del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos Argentina.

Bibliografía de referencia

-“Polonia: 25 años a la sombra de la iglesia-En Defenza de la democracia contra el autoritarismo religioso”- Nina Sankari- Actas del CONGRESO INTERNACIONAL DE LIBREPENSAMIENTO DE LA AILP 2014

-“Las dictaduras en Argentina y la clericalización de la legislación”- Fernando Lozada -Revista L’Idée Libre n°296, mars 2012

– Informe de laicidad de la Argentina, Londres 2014- Fernando Lozada – Actas del CONGRESO INTERNACIONAL DE LIBREPENSAMIENTO DE LA AILP 2014.

-“Del Estado iberal a la Nación Católica”, Loris Zanata- Universidad Nacional de Quilmes.1996.

-“EL curriculum de Francisco”, Fernando Esteban Lozada. Documentos AILP 2013.

-Segundo censo nacional argentino(1895)

-Quinto censo nacional Argentino(1960)

-Guía Eclesiástica Nacional(2001), editada por la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA)

-Encuesta de la Univ. Católica Argentina-EDSA(2013)-

-PRIMERA ENCUESTA SOBRE CREENCIAS Y ACTITUDES RELIGIOSAS EN ARGENTINA(2008,CONICET)Director: Dr. Fortunato Mallimaci, Coordinador: Dr. Juan Cruz Esquivel, Asistente: Lic. Gabriela Irrazábal. Buenos Aires, 26 de Agosto de 2008.

http://www.fides.org/es/news/34300-VATICANO_Las_Estadisticas_de_la_Iglesia_catolica_2012#.UWiNrErlp0g

http://www.aica.org/12622-tucuman-presento-el-congreso-eucaristico-nacional.html

http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/justpeace/documents/rc_pc_justpeace_doc_20060526_compendio-dott-soc_sp.html

– http://www.vatican.va/holy_father/francesco/encyclicals/index_sp.htm

– Wiarda, Howard J. (1996). Corporatism andcomparative politics. M.E. Sharpe, p. 35

http://www.fides.org/es/news/34300-VATICANO_Las_Estadisticas_de_la_Iglesia_catolica_2012#.UWiNrErlp0g

http://www.diegoschurman.com.ar/el-vaticano-colaboro-con-eeuu-apoyando-el-golpe-de-pinochet/

http://www.lanacion.com.ar/1570762-el-papa-se-entristecio-por-la-muerte-de-margaret-thatcher

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/05/120525_italia_escandalo_detras_banco_vaticano_jrg.shtml

http://es.catholic.net/empresarioscatolicos/484/1382/articulo.php?id=46676

http://www.lagaceta.com.ar/nota/546547/sociedad/papa-critico-tienen-solo-hijo-por-comodidad.html

– http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=6783

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...