Francisco Delgado, presidente de Europa Laica: «Lo peor que se ha podido hacer en la enseñanza es considerar a los centros concertados como parte del servicio público educativo»

imagen_5055.png

En la charla pronunciada en Murcia, Delgado destacó la necesidad de una escuela pública y laica, con la religión fuera del currículum escolar.

El pasado lunes, 4 de marzo, acudió a Murcia, Francisco Delgado, expresidente de CEAPA y hoy presidente de Europa Laica. Presentado por Ginés Martínez Cerón, el objetivo de su visita era consolidar esta asociación en la Región. Delgado, autor de ‘Escuela Pública amenazada’ y ‘Hacia una Escuela laica’, además de artículos sobre el tema en la prensa, impartió una charla seguida de posterior coloquio, muy animado, en dependencias del IES Miguel de Cervantes.

Los orígenes y consolidación

La tertulia-debate, con el título “Escuela y libertad de conciencia. La LOMCE propone más segregación”, arrancó con una exposición de los orígenes de Europa Laica, surgida en 2001 con dos referentes claros, la Ley de 1905 sobre la separación Iglesia-Estado en Francia y el articulado laicista de la Constitución de 1931 de la II República Española. Delgado expuso que los motivos para impulsar esta asociación en esos momentos fueron, entre otros, la “preponderancia” de la Iglesia Católica, la “gran ambigüedad” del artículo 16 de la Constitución de 1978 y el “el nulo avance” de la laicidad en España tras 20 años de democracia.
 
Tras afirmar que “hoy somos el referente laicista en castellano”, expuso el amplio despliegue de Europa Laica por varias comunidades autónomas del Estado.
 
Privilegios de la Iglesia
Denunció los privilegios de la Iglesia Católica en España, con alusiones a la exención tributaria del IBI, la financiación por el Estado y la presencia de “funcionarios” de la Iglesia en instituciones como las cárceles y los cuarteles, además de en los centros escolares. Afirmó que “La Iglesia Católica, después del Estado, es la institución con más patrimonio inmobiliario, tanto en zonas rústicas como urbanas”, con situaciones tan sangrantes como el registro a su propiedad de un bien cultural que debiera ser público, la mezquita de Córdoba.
 
Respecto a la aportación que recibe del Estado a través del IRPF, Francisco Delgado recordó que, por los Acuerdos con la Santa Sede de enero de 1979, la Iglesia se “comprometió a su autofinanciación” en un plazo de veinte años, pero hoy recibe de las arcas públicas 250 millones de euros, como dotación estatal de culto y clero.
 
Presencia en la Educación
Delgado recordó que, hasta 1977, en España hubo una doble red educativa (pública y privada), aunque con curas impartiendo religión obligatoria en los centros públicos. Pero, con la democracia, UCD y el PSOE legislan en la dirección de una única red pública, que incluye los centros concertados a partir de la LODE de 1985. Destacó, en este sentido, la “calculada ambigüedad” del artículo 27 de la Constitución de 1978, en aspectos tales como el derecho a elección de centro por las familias, lo que ha supuesto que haya ido “engordando” el número de centros privados financiados por el Estado. Así, si en 1977 había un 21% de centros católicos con financiación pública, hoy la cifra asciende al 33%, y de ellos, un 80% al menos son católicos “dogmáticos”.
 
A su juicio, lo peor que se ha podido hacer en la Enseñanza se dio con la Ley Orgánica de Educación, de mayo de 2006, (LOE), cuyo artículo 108.4 establece un servicio público educativo con una red de centros que incluye a los privados concertados. “Y eso lo hizo Zapatero”, enfatizó.
 
La LOMCE, algo más que una reforma de la LOE
Francisco Delgado afirmó que aunque la LOMCE es un nuevo texto legal que modifica ciertos artículos de la LOE, con ella, al consolidarse un control de la Escuela Pública por abajo, existe el riesgo de que “se nombre a un catequista como director de un centro”. Otros aspectos negativos que destacó de ese proyecto de ley son, entre otros, la supresión de la materia de Educación para la Ciudadanía y la presencia en el currículum de  la religión evaluable junto a su alternativa, también evaluable, lo que posiblemente tendría difícil encaje constitucional.
 
Afirmó, sin embargo, que la demanda de la religión está en claro retroceso en los centros docentes. En el País Vasco, dijo, hay 17 institutos “en que nadie pide la religión”. Aun así, tanto en esta comunidad autónoma como en Cataluña las autoridades educativas hacen posible que el profesorado de religión complete horario con materias para las que esté habilitado, lo cual impide que trabajen de 400 a 500 interinos.
 
Campaña “Educación pública y laica. La religión fuera de la Escuela”
Delgado dijo que a esta campaña se han ido sumando organizaciones sociales y políticas. Al día de hoy, la apoyan no menos de 60 organizaciones estatales, incluida IU. Y aunque la presencia de los dos grandes sindicatos no se da en ese ámbito, sí lo están en ciertas autonomías.
 
Recordó que la ley que el PP trata de llevar al Parlamento, “adolecerá de financiación” por las exigencias de Bruselas, de tal manera que se prevé restar unos 11.000 millones de euros a las partidas destinadas a la Educación en las distintas comunidades autónomas. Esa cantidad, recordó, supone el 1% del PIB de 2012. Y como resultado de estos recortes aportó el dato de que en Castilla-La Mancha cerrarán el próximo año 200 ó 300 escuelas infantiles.
 
Animado coloquio

Como era previsible a tenor del contenido de la charla, el posterior coloquio se centró, mayoritariamente, en la financiación de la Iglesia católica, la presencia de la religión en la Escuela y en la denuncia de centros privados confesionales, financiados por fondos públicos, que practican la segregación por sexos. 

Archivos de imagen relacionados

  • Paco Delgado
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese