Reino Unido dice que los cristianos no tienen derecho a llevar crucifijos en el trabajo

imagen_7298.png

  • El Gobierno de Cameron defiende esta postura en el Tribunal de Estrasburgo ante el caso de dos británicas que fueron despedidas del trabajo por llevar crucifijos.
  • La noticia surge un día después de que el ministro Gallardón defendiese la presencia de crucifijos en los centros públicos "porque son un símbolo de paz".
  • Ahora, Estrasburgo debate si las leyes de derechos humanos respaldan el derecho a llevar una cruz o un crucifijo en el lugar de trabajo.

La presencia de símbolos religiosos en lugares públicos no deja de ser un tema polémico. Un día después de que el ministro de Justicia español, Alberto Ruiz-Gallardón, defendiera la presencia de crucifijos en los centros públicos "porque es un símbolo de paz", el Gobierno británico dice que las personas de confesión cristiana no tienen derecho a llevar de manera visible el crucifijo en su puesto de trabajo.

La controversia en Reino Unido está en su punto álgido: el Gobierno de David Cameron intenta defender esta postura en el Tribunal europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Hasta allí han llevado su caso dos mujeres británicas, Nadia Eweida y Shirley Chaplin, que fueron despedidas de sus respectivos puestos al portar con ellas la cruz.

En el caso de Eweida, una trabajadora de la aerolínea British Airways, fue suspendida del trabajo en 2006 después de hacer caso omiso a las instrucciones de que se quitase la cruz mientras trabajara. A Chaplin, una enfermera de 56 años, se le prohibió trabajar en el hospital después de se negara a quitarse o a esconder el crucifijo que llevaba de colgante.

El caso que lleva el Tribunal de Estrasburgo gira en torno si las leyes de derechos humanos protegen el derecho a llevar una cruz o un crucifijo en el trabajo, según lo establecido en el artículo 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

Este artículo dice lo siguiente: "Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de convicciones, así como la libertad de manifestar su religión o sus convicciones individual o colectivamente, en público o en privado, por medio del culto, la enseñanza, las prácticas y la observancia de los ritos".

El rechazo del Gobierno de Cameron a decir que los cristianos tienen derecho a llevar el símbolo de su fe en el trabajo surge después de que sus planes para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo fueran duramente atacados por los líderes de la Iglesia católica en ese país.

Archivos de imagen relacionados

  • crucifijo manos
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese