Nueva ley educación. Algunas primeras consideraciones

imagen_3635.png

La propuesta del PP consolida la confesionalidad de la LOE y la aumenta. Además, sobre la actuales rendijas normativas, abre las puertas «de par en par» a la privatización, la segregación, la exclusión, la competencia «pura y dura».

Algunas primeras y breves consideraciones, sobre el “proyecto de ley orgánica para la mejora de la calidad educativa” del Partido Popular.

*Francisco Delgado. Presidente de Europa Laica. 25/9/2012

presidente@europalaica.com

 

La propuesta del PP consolida la confesionalidad de la LOE y la aumenta. Además, sobre la actuales rendijas normativas, abre las puertas “de par en par” a la privatización, la segregación, la exclusión, la competencia “pura y dura” y la desigualdad.
 

El pasado viernes 21 de septiembre el Consejo de Ministros aprobó lo que denominan como un “proyecto de ley orgánica para la mejora de la calidad educativa” que, en la práctica, supone una modificación de la actual Ley Orgánica de Educación (LOE), que se debatirá durante los próximos meses en el Parlamento.

La propuesta inicial supone la modificación, supresión o ampliación de algo más de un tercio de la LOE. Pero el “edificio” de la misma, en lo que afecta a los temas confesionales (régimen de conciertos y religión en la escuela), queda intacto. A modo de ejemplo las disposiciones adicional segunda y tercera, que “potenciaba la religión en la escuela pública y otorgaba relevancia profesional al papel de las personas designadas por obispados” y deja de forma idéntica “todo lo que afecta a los conciertos con los centros privados”, es toda una “demostración” sobre la confesionalidad de la ley que se aprobó en 2006, con mayoría socialista, con la complicidad de algunos sectores sociales y sindicales y, aunque algunos “votaran en contra” (por estrategia política). de los bancos de la derecha.

Obviamente, el actual Gobierno mantiene los mismos criterios de la LOE en cuanto a la “Religión en la Escuela” y a la “financiación de los centros dogmáticos católicos” a través del régimen de conciertos…

No obstante, en lo ideológico, va más allá y propone algunos cambios sustanciales que merece la pena reseñar, como es la eliminación de “Educación para la Ciudadanía” en primaria, “rebautizándose” como “Educación Cívica y Constitucional” sólo para un curso de la ESO, en donde, de los contenidos, previsiblemente desaparece el reconocimiento de la diversidad en los modelos familiares y la diversidad en la orientación sexual, los aspectos emocionales y afectivos como parte del aprendizaje y desarrollo personal. el estudio y reflexión sobre las causas que provocan la violación de derechos humanos, la pobreza y la desigualdad, el estudio y análisis de la desigualdad de género, entre otros…con la previsible imposición de aspectos relacionados con la moral católica…que es lo que demandaban los sectores más integristas del catolicismo.

Toda esta cuestión relacionada con los temas reseñados anteriormente ha merecido desde que se aprobara la LOE fuertes críticas, desde la derecha católica integrista y, también, desde sectores progresista por cuestiones totalmente diferentes, ya que, en opinión de muchos, podría dejar la “puerta abierta” a introducir elementos de control ideológico de diferente naturaleza, como ahora hace la derecha y se venía haciendo en los centros católicos subvencionados, con la complicidad de las diversas administraciones educativas.

Desaparece, también, la asignatura de Ética Cívica de 4º de la ESO, es decir la única asignatura que en Secundaria servía para enseñar la reflexión ética sin moral religiosa. También desaparece la asignatura Cultura Clásica de 3º ESO, para perder el referente grecolatino de nuestra cultura y que solo quede el religioso (cristiano).

La propuesta de ley va más allá, en una vulneración tosca del artículo 14 de la Constitución y frente a una reciente sentencia del TS, se propone que se subvencionen centros religiosos que segregue por sexos.

Otra cuestión ideológica es la eliminación de los Consejos Escolares, como órganos de gestión y decisión de toda la Comunidad Educativa, transformándolos en meros órganos de consulta. Estos órganos vaciados de poder y contenidos reales, poco a poco, desde que se aprobara la LODE, ahora se proclama su “sentencia de muerte” y lo que conlleva de arruinar la “democracia participativa” en los centros de Enseñanza. Al mismo tiempo, frente a una proclamada “falsa autonomía de los centros” confiere a la dirección de los mismos (que designa la administración por mayoría absoluta, en el marco de unas denominadas “comisiones de selección” poco útiles) todo el poder, por encima del equipo directivo y del claustro, no digamos ya el “papel” en el que quedan las AMPAS y las familias, relegadas aún más a meras comparsas, sin posibilidad de participar activamente en decisiones que afectan a sus hijos e hijas, de forma mínimamente efectiva. Hecho totalmente contrario a lo que ocurre a los sistemas educativos que mejor resultado ofrecen en toda la OCDE: Allá donde la participación de las familias es muy alto.
 

Algunas de las propuestas relacionadas con el aumento de alumnado en las aulas; la supresión o limitación de servicios de apoyo al alumnado por parte de los centros de titularidad pública; la derivación temprana a una denominada “cualificación profesional” que para que fuera efectiva (en su caso) requería enormes recursos, que no se contemplan -por ahora- en ninguna Memoria Económica y que puede conducir a la marginación social a muchos más jóvenes (en especial a los más desfavorecidos); la posibilidad de reducción horaria lectiva real en la enseñanza de titularidad pública; los exámenes de reválida desde edades tempranas, que además de suponer una vergonzante desconfianza en el profesorado, supone que los centros van a tratar de imprimir unos métodos de enseñanza-aprendizaje dirigidos a estas evaluaciones, eliminando todo proyecto comprensivo o de educación para el desarrollo de la capacidad crítica y reflexiva, adaptada a cada alumno y alumna, según sus circunstancias sociales, psicofísicas, sensoriales.. etc. y la propuesta de centralizar algunos contenidos (por cierto, ésta última propuesta será uno de los temas “estrella” de los debates políticos)… contienen todas ellas, aunque de diverso calado, un componente profundamente ideológico, destinado, por un lado a segregar y, por otro, a potenciar la enseñanza privada, mayoritariamente en manos de sectores católicos (incluso de marcado carácter integrista).
 

No obstante habrá que estar atentos, pues todavía, a su paso por el Congreso y el Senado, la actual propuesta puede ser “empeorada” (en lo que respecta a la ideología), como sucedió, en su día, con la LOE y otras leyes anteriores… ¡¡hasta siete!! (Con esta, ocho leyes y reformas diversas) que llevamos en democracia, más las propias de cada CCAA. Algo realmente escandaloso y que ha “roto el sistema educativo en mil pedazos”. Aunque siempre nos queda una mínima esperanza de que algunos de los postulados, en mi opinión, negativos puedan ser modificados y mejorarlos… en este trámite parlamentario.
 

La situación tan alejada de los verdaderos intereses de la ciudadanía de esa institución, ha hecho que hoy, día 25, se esté de acuerdo o no con esta iniciativa, personas anónimas y muy diversos colectivos de todos los territorios, hayan convocado una marcha pacífica a Madrid, con el fin de rodear simbólicamente el Congreso de los Diputados para exigir la apertura de un proceso constituyente, como llamada de atención.

El área “más afectada”, hasta la fecha, por los tremendos, injustos e innecesarios recortes que se están haciendo, junto a la Sanidad y a los Servicios sociales y asistenciales, ha sido el Sistema Educativo (esencialmente el de titularidad pública). Cuando actualmente la inversión y gasto en Educación no universitaria en el conjunto del Estado se sitúa, aproximadamente, en el 4,8% del PIB de 2011, cuando la media de la OCDE superaba el 6%: Nos hemos quedado a “medio camino” de cumplir un “sueño”. Incluso, como consecuencia de decisiones políticas perversas en los últimos años, las desigualdades, en inversión y gasto en Enseñanza, entre territorios es enorme, en esta materia. Tema, para mí, injustificado totalmente, ya que se trata de “Educación” y de “menores en formación y con necesidades de integración y compensación”.

Por cierto, en la nota de prensa del MEC el 21 de septiembre de “presentación del anteproyecto de ley”, el Gobierno “miente muy abultadamente”, cuando se refiere al gasto en Enseñanza no universitaria (nada menos que la sitúa en más de 10.000 $ alumno/año)… Quizá para tratar de justificar que no se contemple, ninguna Memoria Económica para las propuestas que se hacen de: diversificación, aumento de horario en áreas instrumentales, las pasarelas, las nuevas tecnologías, plurilingüismo, potenciación de la formación profesional… como ya ocurrió, con frecuencia, en leyes anteriores.

Para terminar esta breve valoración, animo a difundir y a sumarse a la propuesta de Europa Laica y de decenas de organizaciones, sobre la renovada Campaña “Por la Escuela Pública Laica: Religión fuera de la Escuela” que se puede conocer, adherir y firmar en www.laicismo.es

___

*FD. Es autor del libro “La escuela pública amenazada”. 1997. Editorial Popular

——————————–

Puede leer el citado proyecto en nuestra web:

Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese