El obispo de Alcalá evita llamar a los gays por su nombre: ahora son AMS

imagen_7603.png

En una carta, el prelado anima a las “personas Atraídas por el Mismo Sexo a romper el cerco de silencio respecto a la posibilidad de cambio”

Poco más de dos semanas después de provocar una gran polémica al cargar contra los gays y contra el aborto en la misa de Viernes Santo retransmitida por RTVE y apenas una después de pedir disculpas con la boca pequeña, el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla se empeña de nuevo en señalar al colectivo homosexual

En una carta publicada en la página web de la diócesis de Alcalá de Henares, el obispo agradece a sus fieles el apoyo que le mostraron en los días que estuvo en el centro del huracán. "A todos los que habéis tenido a bien mostrarme vuestra cercanía espiritual os doy las gracias ¡Que Dios os lo pague!", escribe Reig Pla. Lo más llamativo de la misiva, sin embargo, es cómo denomina el obispo a los homosexuales: los llama AMS

¿Qué es AMS? Según la nueva terminología empleada por el obispo de Alcalá de Henares, AMS son las siglas que utiliza para referirse a las personas que sienten Atracción hacia el Mismo Sexo. El obispo presume de haber recibido más de un centenar de testimonios de homosexuales o que creen serlo: "Quiero dar las gracias, especialmente, a todos los que sentís, o habéis sentido, atracción sexual hacia el mismo sexo (AMS) y habéis tenido a bien hacerme llegar vuestros testimonios", escribe.

Pero sus palabras no se acaban ahí: en su carta vuelve a pregonar que la homosexualidad es una enfermedad que se puede curar. Así se deduce cuando escribe: "He aprendido mucho sobre vuestros sufrimientos y vuestras esperanzas. También os doy las gracias por vuestra valentía, porque vuestras experiencias, al no admitir —en tanto en cuanto tales experiencias— refutación ideológica o política alguna, podrán ser de gran ayuda a muchas personas; colaboráis así a romper el cerco de silencio respecto a la posibilidad de cambio para quien lo desee libremente. Por último os animo a perseverar en los itinerarios de libertad y esperanza que estáis recorriendo".

Reig Pla termina la carta justificando el porqué de su actitud: su misión es "anunciar la verdad contenida en las Sagradas Escrituras. A ello me debo", concluye.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese