Asociaciones de gais denuncian al obispo de Alcalá por homofobia

imagen_7708.png

El presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, ha declarado que comparte la denuncia porque entiende que el obispo de Alcalá ha hecho “apología de la homofobia”

Representantes de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y del Colectivo de Gays de Madrid (COGAM) han presentado a las once y media de la mañana una denuncia conjunta ante la Fiscalía Provincial de Madrid contra las declaraciones del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, por "provocación al odio, la violencia y la discriminación" a los gais. La denuncia se basa en el artículo 510 del Código Penal y en los valores constitucionales -en concreto, en el artículo 14, que proclama la igualdad de toda los ciudadanos y en el 10.2, que alude a la dignidad de las personas-.

"Es hora de dejar de quejarse y de pasar a la acción" para pedir responsabilidades al "reincidente" Reig Pla, que ayer dijo que la homosexualidad tiene cura, han explicado los denunciantes a la SER a las puertas de la fiscalía. Según estas asociaciones, en su homilía de Viernes Santo, retransmitida por La 2 de TVE, el prelado incurrió presuntamente en "un delito de Provocación a la Discriminación y al Odio, contenido en el artículo 510 del Código Penal". "Sus palabras fueron un ataque brutal contra los derechos y la dignidad del colectivo. Nos relacionó con la corrupción, con la prostitución y con el abuso a menores", ha señalado Agustín López,  presidente de COGAM.

"La homofobia mata"

López ha recalcado que la pretensión de sendos colectivos es que la Fiscalía de Madrid depure responsabilidades penales. "Son gravísimas las palabras porque estigmatizan a la población sexual y no son de recibo", ha subrayado. Boti García, presidenta de la FELGTB, ha indicado que un obispo "no se puede vejar, ni manchar" la dignidad de ningún colectivo ni de nadie. A su juicio, lo dicho por el obispo incita "como poco al desprecio del colectivo homosexual", tras lo que ha aseverado que "la homofobia mata", produce sufrimiento y marginación. Con esta denuncia, aseguran las asociaciones, "no se cuestiona ni la libertad de expresión ni el derecho de la Jerarquía de la Iglesia para orientar a sus fieles" sino "la posibilidad de que uno de sus dirigentes haya transgredido los límites de la legalidad".

El presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, ha declarado que comparte la denuncia porque entiende que el obispo de Alcalá ha hecho "apología de la homofobia" y que supone "un ataque a los derechos y la dignidad de las lesbianas, gais, transexuales y bisexuales" algo que, según indica, "estigmatiza y condena la libertad sexual".

En una entrevista concedida ayer a una web cristiana, la primera desde la homilía, el obispo rechazó las acusaciones de homofobia, dijo que nunca quiso ofender a nadie y aseguró que la homosexualidad tiene cura. Según declaró, muchos casos de personas que sienten atracción hacia otras del mismo sexo "pueden ser resueltos positivamente, con una terapia apropiada, especialmente si la práctica de actos homosexuales no se han enraizado". También les recomienda "castidad".

Que el obispo "vaya a terapia"

"¡Que deje de insultar! Siendo un Estado democrático, desgraciadamente la libertad de expresión se sobrepasa", ha indicado esta mañana López. Boti García le ha respondido que los homosexuales no son enfermos, pero que la homofobia sí es una enfermedad. "Por lo tanto, aconsejo a aquellas personas aquejadas de homofobia que vayan a la terapia correspondiente", ha sentenciado la presidenta de la FELGTB.

Otra asociación, la Confederación Española de Asociaciones de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (Colegas), pidió ayer la intervención de la Fiscalía del Estado y del Defensor del Pueblo tras estas nuevas declaraciones. A su llegada a Córdoba para unas jornadas sobre la familia, el obispo mantuvo ayer la posición que ya expresó en su homilía y que detalló en la entrevista de Religión en Libertad. A preguntas de los periodistas sobre el infierno que pronosticaba para los gais, admitió que, "evidentemente", un homosexual "puede ser muy feliz", ya que "Dios cree en la felicidad de todos sus hijos y no excluye a ninguno".

Archivos de imagen relacionados

  • Gays denuncia obispo Reig
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese