Ante el hecho de que El TSJA, avale símbolos católicos en dependencias municipales

imagen_7487.png

Declaraciones de Francisco Delgado, presidente de Europa Laica

El TSJ de Aragón desestimó el pasado 6 de noviembre un recurso del Movimiento Hacia un Estado Laico de Aragón (MHUEL) que pretendía la no confesionalidad del Estado. De esa forma, estos jueces, se alinean con la ideología nacional-católica del alcalde Belloch y de una mayoría de concejales de la corporación zaragozana, que imponen que un crucifijo presida los plenos del Ayuntamiento.

Declaración del presidente de Europa Laica: Francisco Delgado, Ante el hecho de que El TSJA, avale símbolos católicos en dependencias municipales.

Expresamos, en primer lugar, que existía un antecedente institucional: A propuesta de Chunta Aragonesista y de Izquierda Unida, con la bochornosa abstención de nueve concejales del PSOE y del voto en contra de los concejales del PP y del que fuera “Ministro de Justicia e Interior” del gobierno de Felipe González y actual alcalde del PSOE de Zaragoza, el Pleno del Ayuntamiento del 1 de marzo de 2012 rechazó “declarar la a-confesionalidad institucional y retirar todos los símbolos religiosos de los lugares públicos municipales” incluido el “enorme crucifijo” que preside los plenos.

Todo tiene una explicación: Hay que conocer la curiosa “hoja de servicios” política e institucional del Sr. Belloch, para darse cuenta de que juega un papel fundamental dentro de una determinada ideología conservadora de la política española, amparado, no obstante, por las siglas PSOE.

Algunos ejemplos: En su mandato como Ministro se trató de criminalizar el pacifismo, cuando en el Código Penal se mantuvieron las penas carcelarias a los insumisos, ampliándose a una larga “muerte civil” a través de inhabilitaciones de hasta 14 años. Trató de desviar, políticamente, pruebas y acciones sobre la cuestión de los GAL, errando lamentablemente, como se pudo demostrar, posteriormente. Presuntamente, promovió, junto a antiguos altos cargos de su ministerio, diversas acusaciones contra el juez Garzón, una de las causas por la cual se le acabó inhabilitándolo en 2010, y de carambola, la “derecha española” con algunas complicidades políticas cercanas a Belloch, consiguieron, en parte, la impunidad de los crímenes del franquismo…

Con esta biografía política, tan poco edificante no se podía esperar otra cosa y no es de extrañar que, ahora en el Consistorio que preside, ampare un Reglamento de Protocolo que “obliga” a todos los concejales a asistir a actos solemnes, entre los que se encuentran diversos rituales católicos como los actos religiosos al patrón (29 de enero) y a la patrona (12 de octubre, día de la Hispanidad) y al día siguiente al “rosario de Cristal”, a la procesión del Entierro de viernes santo, o a la festividad católica del “corpus christi”… etc.  El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, curiosamente antiguo socio de “Jueces para la Democracia”, ha demostrado, sobradamente, que no es partidario de la laicidad del Estado, sino más bien de unas instituciones públicas al servicio de “iglesia católica oficial”

Con actitudes como la de los cuatro jueces del TSJA y del actual alcalde de Zaragoza (del PSOE) estamos en total desacuerdo y seguiremos luchando, junto a una amplia mayoría de la sociedad, por la neutralidad de las instituciones ante la cuestión religiosa y por un modelo de Estado laico, que garantice derechos cívicos y la libertad de conciencia de ciudadanas y ciudadanos. Seguro que lo vamos a conseguir, por encima del ideario trasnochado y nada ilustrado, de muchos jueces y políticos, que se aferran al pasado más casposo y oscuro de nuestra historia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese