Ana Botella asegura al papa que Madrid fue una “ciudad alegre” durante su visita

imagen_7488.png

La alcaldesa visita a Benedicto XVI para agradecerle su visita del año pasado

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid 2011 convirtió a la capital española en una "ciudad alegre en la que se olvidaron por unos días los problemas", ha declarado a Efe la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, tras la audiencia que el papa concedió a la diócesis de Madrid.

Ana Botella, junto al cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucia Figar, han asistido en el Vaticano al encuentro de Benedicto XVI con unos 4.000 jóvenes que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud católica (JMJ) Madrid 2011.

Botella ha expresado su satisfacción por acudir al Vaticano a saludar al papa y ha señalado que esta audiencia ha sido la "continuación" de la JMJ que llenó Madrid de cientos de miles de jóvenes en agosto de 2011.

"En aquellos días Madrid fue una ciudad alegre, en la que se olvidaron los problemas", ha asegurado Botella. Resaltando la figura del pontífice, del que aseguró que da "respuestas a las preguntas fundamentales del ser humano", Botella ha dicho que "en el mundo no hay nadie que sea capaz de agrupar a tan cantidad de personas como hizo el papa en Madrid".

Las manifestaciones contra la visita del papa dejaron ocho detenidos, 11 heridos y varios excesos policiales. Una marcha laica bajo el lema De mis impuestos al Papa cero. Por un Estado laico, desembocó en caos cuando los manifestantes se cruzaron con los peregrinos. Un cordón policial los separó mientras se enzarzaban en una guerra de cánticos.

Comunicación visual entre el papa y Rouco

La alcaldesa ha sido presentada al papa (vestida de traje de chaqueta negro, medias negras y zapatos negros, como establece el protocolo de la Santa Sede) por el cardenal Rouco. El pontífice le dijo que "recordaba muy bien" los “días inolvidables” en Madrid.

El Cardenal Arzobispo de Madrid ha transmitido su gratitud a Benedicto XVI con palabras muy sentidas: "A medida que pasa el tiempo percibimos con más profundidad la gracia que ha supuesto para España y para Madrid vuestro paso por nuestras vidas y por nuestra patria".

Rouco Varela saludó al pontífice brevemente y, al ser preguntado sobre lo que le respondió este, ha resaltado que fueron escasos momentos para una charla, pero suficientes. "Benedicto XVI y yo casi nos hablamos con los ojos", apuntó.

"Ha sido un encuentro bellísimo con el que culmina nuestra peregrinación a Roma y nos coloca en una situación espiritual, pastoral y también humana y yo diría juvenil. Es el momento de dar el paso a Brasil (donde se celebrará en 2013, en Río de Janeiro, la próxima Jornada Mundial de la Juventud)", agregó. Benedicto XVI, ha añadido Rouco, animó en la visita a los jóvenes españoles a seguir "con ese espíritu, con ese dinamismo pastoral y misionero que es propio de la archidiócesis de Madrid y de toda España".

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en el Vaticano. / Antonello Nusca (EFE)

Archivos de imagen relacionados

  • AnaBotella Vaticano2012
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Quizás te interese