¿Puedo ser anticlerical en viernes santo?

“El lugar por el que pretenden manifestarse, curiosamente, presenta nombres relacionados con la simbología católica.” -Resolución de la Subdelegación del Gobierno de Madrid-

Pensaba escribir hoy una columna atea y anticlerical, criticando los privilegios que la iglesia católica mantiene en España, y pidiendo un cambio legislativo que saque la religión del ámbito público, pero me lo estoy pensando mejor, no sea que me la prohíba la autoridad, o me caiga una querella.

En cuanto a lo primero, no sé si esta columna resistiría que le aplicasen los argumentos usados por la Subdelegación del Gobierno y los jueces para denegar el permiso a la llamada ‘procesión atea’. Como la pretendida manifestación, también esta columna se publica en un día que es festividad religiosa; además es seguro que el periódico en que aparece se venderá en kioscos situados en calles con nombre católico, cerca de parroquias o por las que pase alguna procesión; y por último puede afectar a la imagen turística de España, si en el extranjero la leen y se enteran de que somos el paraíso fiscal (y no sólo fiscal) de la iglesia católica. Es decir, los mismos supuestos usados contra los convocantes de la marcha.

En cuanto al frente judicial, en los últimos meses hemos descubierto que el código penal incluye un buen arsenal de artículos que dicen proteger los sentimientos religiosos, y que en la práctica blindan a la institución clerical contra la crítica y la protesta, pues en cuanto uno abre la boca aparecen varios colectivos que se dicen injuriados y atacados en sus sentimientos religiosos, y te cae una querella para la que siempre hay un juzgado con buena disposición.

Que se lo pregunten a Leo Bassi y el rector de la Universidad de Valladolid, a las estudiantes que protestaron en la capilla de la Complutense, o a las entidades ateas que pretendían marchar por Madrid en día sagrado. Todos ellos han sufrido el linchamiento mediático de costumbre, y además se enfrentan a posibles multas y hasta penas de cárcel tras querellarse contra ellos diversos colectivos que se dicen heridos en su religiosidad.

Vamos, que casi mejor dejo para otro día la columna anticlerical, no sea que alguien se moleste en fecha santa y ya la tenemos liada.

Print Friendly, PDF & Email
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

También te podría gustar...